Metro de Peñalosa, el mejor posible... para TransMilenio

El proyecto no consta únicamente del sistema férreo. Sus complementos son troncales “alimentadoras” de TransMilenio que se construirán por la Boyacá, la Cali y la Séptima

Por: David Esteban Rojas Ospina
octubre 16, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Metro de Peñalosa, el mejor posible... para TransMilenio
Foto: metrodebogota.gov.co

Durante la campaña a la alcaldía del 2015 el acuerdo con respecto a la construcción de la primera línea del metro subterráneo de Bogotá era unánime entre casi todos los candidatos. El único que abiertamente desechó la posibilidad de continuar con el proyecto fue el ganador de la contienda electoral: el actual alcalde Enrique Peñalosa.

Peñalosa y sus escuderos políticos de esa época, los excandidatos a la alcaldía David Luna y Carlos Fernando Galán, quienes hoy se desmarcan de su antiguo aliado con la esperanza de darle aires de artificial independencia a sus aspiraciones de ocupar el Palacio de Liévano, salieron en todos los medios de comunicación a afirmar que bajo el mandato de Peñalosa se licitaría en tiempo récord un metro que “verdaderamente le servirá a Bogotá”. Es decir, el metro elevado: un metro más barato, más eficiente, con la posibilidad de extenderse hasta Suba y que sería el equivalente a “volar bajito en helicóptero”.

Poco más de tres años han pasado desde que Peñalosa se posesionó como alcalde y el panorama es totalmente diferente al de las idílicas promesas de campaña del tecnócrata más afamado del país, quien resultó menos tecnocrático de lo pensado, pues se descubrió que no había sido del todo transparente sobre su formación académica en administración pública de la Universidad de París, algo que parece no incomodar a los periodistas que lo entrevistan acríticamente ni a las autoridades competentes, quienes silenciosamente dieron por zanjado el asunto.

La cierto es que, en esta no tan tecnocrática administración, la apertura de licitación del metro elevado se ha pospuesto ya seis veces, el trazado no se extendió como se prometió, hay incertidumbre absoluta acerca de los costos totales (¡y sobrecostos!) del proyecto y en general, no se cuenta con la totalidad de los estudios necesarios para garantizar que la obra de infraestructura más ambiciosa del país llegue a buen puerto. Al día de hoy, el metro elevado solo existe en renders.

¿Por qué el alcalde Peñalosa, famoso por sus cualidades de altísima gerencia, insiste en adelantar un proyecto con más oscuros que claros? La respuesta es sencilla y no tendría por qué sorprender a quienes conocen la trayectoria del ya no tan tecnocrático alcalde: porque el metro elevado es el mejor metro posible para expandir TransMilenio por cada una de las vías principales de Bogotá.

El proyecto del metro elevado no consta únicamente del sistema férreo de 23.9 kilómetros. Sus complementos son troncales “alimentadoras” de TransMilenio que se construirán por la Boyacá, 9.27 kilómetros, la 68, 16.9 kilómetros, la Cali, 7.2 kilómetros y la emblemática Avenida Séptima, 19.2 kilómetros. Llama la atención que el complemento “alimentador” del sistema metro sume en total 52.57 kilómetros, más del doble de la longitud del trazado del metro elevado.

Para rematar, en el Conpes 3900, uno de los documentos claves en la estructuración del proyecto del metro elevado, se proyecta que para el 2050, la red de transporte masivo de Bogotá se componga de TransMilenio por todas las vías principales de la capital y una sola línea de metro elevado, la misma línea de metro elevado aplazada seis veces por esta administración. La dictadura del biarticulado.

No deja de ser curioso que concejales como Diego Molano, quien ya anunció su precandidatura a la alcaldía por el Centro Democrático, Lucía Bastidas, Jorge Torres o Hosman Martínez de la Alianza Verde, defiendan este proyecto (junto con todo lo que hace Peñalosa) como ejemplo de multimodalidad. ¿Cuál multimodalidad? Será su multimodalidad ideológica y ética para minar desde sus curules la posibilidad de tener un sistema de transporte digno para Bogotá. Por desgracia, ellos son el reflejo de un concejo que hace mucho se convirtió en un comité de aplausos, a excepción de notables y valientes excepciones.

Peñalosa nuevamente sepultó la posibilidad de tener un sistema de transporte masivo para la ciudad de Bogotá verdaderamente multimodal, amigable con el medio ambiente y digno para los  ciudadanos. Los bogotanos lo conocíamos ya, pese a ello lo elegimos alcalde nuevamente. Nosotros cavamos esa tumba.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
967

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Contraloría hará control excepcional al Metro de Bogotá

Contraloría hará control excepcional al Metro de Bogotá

Nota Ciudadana
La Santa María del Fiore de Peñalosa

La Santa María del Fiore de Peñalosa

Nota Ciudadana
Dejemos de pelear y pongámonos de acuerdo sobre el metro

Dejemos de pelear y pongámonos de acuerdo sobre el metro

Nota Ciudadana
¿Para qué Metro si tenemos TransMilenio?

¿Para qué Metro si tenemos TransMilenio?