Meterle miedo al pueblo: la inquisición electoral con el mismo cuento de hace cuatro años

Meterle miedo al pueblo: la inquisición electoral con el mismo cuento de hace cuatro años

"Que al votar por la izquierda nos íbamos a convertir en otra Venezuela, que el castrochavismo iba a acabar al país, que los comunistas nos iban a expropiar..."

Por: Frank Fernandez
febrero 23, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Meterle miedo al pueblo: la inquisición electoral con el mismo cuento de hace cuatro años
Foto: Pixabay

Me acuerdo de hace 4 años cuando la delincuencia política que gobierna hoy a Colombia nos vendió el terror "de que, si votábamos por la izquierda nos íbamos a convertir en otra Venezuela, que el castrochavismo iba a acabar con el país, que los comunistas nos iban a expropiar, que iban a cerrar miles de empresas etcétera, etcétera".

Y así ganaron nuevamente. Mi pregunta es ¿y en qué quedó convertida Colombia después de estos 4 años? Nos clavaron 2 reformas tributarias y aumentos hasta del 400 % en muchos productos, la violencia y la inseguridad disparadas en todo el país, centenares de heridos y desaparecidos en las marchas de protesta, más de 100 muchachos perdieron sus ojos y un centenar de jóvenes asesinados por la fuerza pública, centenares de líderes sociales asesinados por el Estado colombiano, millones de personas perdieron sus empleos por el mal manejo dado a la pandemia, caos vehicular en las principales ciudades e inseguridad por todas partes, aumento de los cultivos ilícitos, llegadas de los carteles mejicanos al Cauca y al Pacífico y una multitud de multimillonarios casos de corrupción por parte de ministros, alcaldes, gobernadores, concejales, fuerza pública donde se reparten billones de los impuestos de los colombianos como si fuera un botín…

Las calles de las principales ciudades entre las más sucias y contaminadas del mundo y mientras tanto nos hicieron creer que nos íbamos a convertir al castrochavismo, en otra Cuba, en otra Venezuela si pasaba la izquierda... Y ese mismo demonio o coco es el que nos está sacando otra vez esa misma delincuencia que tienen a Colombia convertida en su piñata privada, es la misma que nos está sacando ese nuevo coco, el terror, el horror, el abominable, "el otro Chávez" el que va a convertir a Colombia en otra Venezuela, “el loco del costal”, “el que se lleva los niños”.

¡Dios mío! cuánto horror nos han vendido mientras llevan atornillados en el poder desde hace 200 años.

Y la verdad es que no han querido darse cuenta que en muchos países, es a Colombia a la que citan TODOS en campaña electoral como ejemplo de Estado fallido y país sin futuro, ¡"No nos convirtamos en otra Colombia!”, dicen los de la izquierda pero también los de la derecha.

Esta sí que es una realidad, una vergüenza para todo el mundo, un país hundido en la pobreza, que convirtió la corrupción, el narcotráfico, el sicariato y la delincuencia organizada en verdaderos modelos económicos, en venerables instituciones, un modelo criminal del cual dependen millones de colombianos, y hay que hacer prevalecer este modelo criminal a como dé lugar, como la única salida para no sucumbir definitivamente.

Es a esa Colombia que hay que temerle, esa Colombia que se resiste a dar el cambio, un nuevo modelo que permita crear un país de oportunidades y acabar con esa despreciable Colombia estratificada entre "gente de bien" de la ultraderecha y "mamertos comemierda", izquierdosos comunistas, una Colombia dividida entre empresarios y emprendedores egresados de costosas universidades privadas y vándalos encapuchados pagados por Maduro, parásitos vividores y echadores de piedra de las universidades públicas.

Ahora, lo que sorprende no es la resistencia del pueblo a tantas calamidades infligidas por esa nueva aristocracia enrazada de traqueto con politiquería corrupta y arribismo burgués de nuevo rico sino el grado de sumisión y servilismo al que muchos del pueblo se acostumbraron.

Muchos entregan su voto a los de siempre por conveniencia, porque los hace sentirse "gente de bien" así no lo sean, pero les da un cierto status o reconocimiento social, otros por física hambre, otros por negocio, otros a la espera de privilegios y contratos postelectorales, otros por miedo mezclado con ignorancia y desinformación que prefieren votar por cualquiera, pero, lo más importante, votar contra "el coco" de turno.

Difundir odio y terror para atornillarse en el poder, dividiendo y confundiendo a los colombianos es lo propio de la delincuencia que tiene en rehén a Colombia y asesinar a todo aquel que se atreva a desafiar o a contradecir ese orden mafioso establecido por ellos ya es parte de la triste y escabrosa historia de la republiqueta obediente con las élites internacionales, pero tirana, asesina y enemiga con esa parte del pueblo que no la aplaude.

Lo que más le aterra a la delincuencia que siempre ha gobernado es que haya un "coco" que les arrebate a esta Colombia mafiosa y sanguinaria de las manos y la convierta en un Estado Nación, con una economía competitiva, un Estado respetado y reconocido por la comunidad internacional, una Colombia grande no engrandecida, un país donde todos quepan, un país de oportunidades, rico y próspero, en el cual todos puedan vivir dignamente y respetarse los unos a los otros, un nuevo país que desde luego no le interesa a los Uribe ni a los uribistas, ni a los Char, ni a Gaviria, mucho menos a Peñalosa, ni a las Cabal y Valencia y sí que menos a Sarmiento Angulo, instigador de la pobreza en Colombia, un país social que no le interesa ni le conviene a las jaurías derechistas ya que ellos siempre han vivido y se han nutrido del crimen organizado, ¡ellos son el crimen organizado!

El terror que difunden es para impedir que aquel que tanto demonizan, ese "coco" llegue al poder y logre construir un país diferente, ¡un Estado nación que tenga como prioridad precisamente la de ponerle fin a esa parte de la historia mafiosa de Colombia que comenzó hace 200 años y emprender un nuevo camino donde la unión, la solidaridad y el respeto sean nuestros nuevos caballos de batalla para construir un nuevo país!

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
¿Invisibilidad estadística?: El DANE y la deuda de un conteo real de la población afro en Colombia

¿Invisibilidad estadística?: El DANE y la deuda de un conteo real de la población afro en Colombia

Nota Ciudadana
Desprestigio: el precio que Petro debe pagar por cumplir su palabra

Desprestigio: el precio que Petro debe pagar por cumplir su palabra

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--