¿Medios sin salida?

Una mirada a propósito de las ayudas que el gobierno les ofreció a los medios tras la pandemia para aliviar sus finanzas y garantizar su permanencia

Por: Rodrigo Beltran
julio 29, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Medios sin salida?
Foto: Las2orillas

Las empresas de comunicación son eso, un negocio sano y lícito en toda su dimensión. Son empresas que miden su permanencia de acuerdo con su rendimiento y equilibrio financiero, y que deben afrontar el golpe o beneficio de las políticas económicas de un país o a nivel global. Ninguna se escapa de ese código para sobrevivir y tratar de obtener la utilidad necesaria que los califique en dividendos y resultados óptimos.

Sin embargo, de un tiempo para acá, hace poco más de 15 años y con la intensificación y desarrollo del mundo digital, los primeros en salir afectados fueron los diarios impresos de mucha tradición en el sector de la información en general. Muchos de ellos, en medio de la frustración que alberga el sentimiento y compromiso periodístico, como una cascada fueron anunciando el cese de su producción editorial escrita sobre papel, para irse con todos los objetivos exclusivamente al infinito espectro de la comunicación en plataformas digitales. Lo anterior, debido al descenso en la pauta de los anunciantes, la crisis de papel, la baja lecturabilidad y la fuga masiva de las comunidades hacia espacios electrónicos.

En Colombia, el pasado jueves 22 de julio, el especializado diario La República, cuyo dueño es la Organización Ardila Lülle (una de las más tradicionales y grandes en nuestro país), publicó un artículo titulado Los medios de comunicación que más han solicitado ayudas económicas al gobiern. Debido a la crisis que afronta el país en todos los órdenes, pero esencialmente en el campo de la caída del sector empresarial, muchos acudieron a un salvavidas liderado por el gobierno para no declararse en quiebra y lo que pocos tenían en mente era el sector de los medios de comunicación.

Pues sí, es una realidad dolorosa para aquellos que manejan la ética y objetividad periodística en sus contenidos, y vale la pena preguntarse: ¿el tener la libertad de poder investigar, confrontar, denunciar y poner en tela de juicio las políticas del actual gobierno queda en suspenso?, ¿afectará definitivamente el poder y el compromiso con los ciudadanos de investigar?, ¿fue una salida sana o desesperada por parte de los dueños de los medios el aceptar la mano del gobierno Duque para aliviar sus finanzas y por ende garantizar su permanencia?, ¿deben los medios, cuya columna vertebral es la información, hacer pública esta situación ante su audiencia para que manejen un canal honesto ante la comunidad que los sigue? La norma para aplicar este apoyo afirma: $85.000 millones, a través del Ministerio TIC (MinTIC), para —como dice la ley con que fueron aprobados— “la financiación de programas, planes y proyectos, para la transformación digital y fortalecimiento de los medios de comunicación, con el objeto de promover la reactivación económica de los medios de comunicación”.

Es importante tener en cuenta que los medios de comunicación de los grupos empresariales, Santo Domingo (Caracol Televisión, El Espectador, Blu Radio, Pulzo, entre otros); Ardila Lülle (Canal RCN, RCN Radio, NTN 24, La República, entre otros), Luis Carlos Sarmiento (El Tiempo, CityTV, entre otros) y Gilinski (Grupo Semana) tomaron la decisión ese no participar por estos recursos… bueno, gracias a Dios. Igualmente, habría que evaluar si la pauta comercial del gobierno en estos importantes medios de opinión se ha intensificado en sus espacios a nivel publicitario… se puede concluir que es otra manera de ayudar en medio de esta crisis, mas quizás no adquirir compromisos. Esto último habría podido ser una salida más decorosa para inyectar económicamente a los medios regionales, bastantes afectados y los radiales a nivel nacional. Hacerlos partícipes del ponqué publicitario, a cambio de generar un ruido de compromiso éticamente censurable.

Ojalá que los que participaron por esta ayuda sepan diferenciar que una cosa es un “auxilio en momentos de crisis” y otra es un compromiso que afecte y contamine los contenidos informativos y noticiosos en sus salas de redacción digital precisamente, en la última etapa del gobierno Duque.

Dios nos protege… y todos por la libertad e imparcialidad informativa, amanecerá y veremos

-.
0
600
La pelea por el botín de la Universidad de Medellín

La pelea por el botín de la Universidad de Medellín

Con ajuste de nombre, entra Alejandro Gaviria a la coalición de centro izquierda 

Con ajuste de nombre, entra Alejandro Gaviria a la coalición de centro izquierda 

Quiénes son los 1.400 indígenas que llevan dos meses a la intemperie en el Parque Nacional de Bogotá

Quiénes son los 1.400 indígenas que llevan dos meses a la intemperie en el Parque Nacional de Bogotá

¿Por qué Carlos Vives a sus 60 años sigue conectando a los más jóvenes?

¿Por qué Carlos Vives a sus 60 años sigue conectando a los más jóvenes?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus