Opinión

Medio Óscar es de Uribe

Es paradójico que al expresidente que se ufana de que la serie “El zorro” fue la última película que vio, se le deba la consolidación de nuestra cinematografía

Por:
Febrero 25, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Antes del 2002 se exhibían, en promedio, tres películas colombianas por año. En el 2015 se estrenaron 64 producciones nacionales, dos de ellas fueron premiadas en Cannes, una fue, con más de tres millones de espectadores, la más taquillera de todos los tiempos y otra fue nominada al Óscar como mejor película extranjera.

La ley 814 del 2003, promulgada durante la presidencia de Álvaro Uribe Vélez, cambiaría para siempre la historia del cine nacional. El mérito no reside solo en la creación de la ley, que beneficia económicamente a la industria privada que quiera invertir en la producción de películas y que otorga cerca de 8.000 millones de pesos anuales a los mejores proyectos presentados por particulares, sino en haberla hecho viable y en mostrar resultados inmediatos, cosa que no pasó con la creación de Focine.

En los 15 años que duró Focine se estrenaron 31 largometrajes,
de ellos solo uno, Tiempo de morir,
fue un éxito en taquilla

En 1978 el gobierno de Julio César Turbay crea la entidad para hacer despegar de una vez por todas nuestra aletargada cinematografía. En los 15 años que duró se estrenaron 31 largometrajes, de ellos solo uno, Tiempo de morir, fue un éxito en taquilla. Los compadrazgos a la hora de otorgar beneficios, la burocracia y el poco criterio de los que la dirigieron —entre ellas María Emma Mejía, actual representante del gobierno Santos ante la ONU— hicieron que Focine pasara a la historia como uno de los elefantes blancos más grotescos en la historia de Colombia.

Es paradójico que sea a Uribe —un hombre que se ufana de decir que la serie El zorro fue la última película que vio; un político cuya única actividad cultural conocida fue la fabricación de collares de arepas— a quien se le deba el afianzamiento de nuestra cinematografía.

Porque los humanistas y antiuribistas Ciro Guera, César Augusto Acevedo, Iván Gaona, Johnny Hendrix Hinestrosa, Víctor Gaviria y Luis Ospina, recibieron, gracias a la idea del expresidente, cientos de millones de pesos para empezar a hacer andar la maquinaria con la que construyeron sus sueños. No es la primera vez que sucede esto. Rossellini, De Sica y Visconti crearon el neorrealismo gracias a una iniciativa del totalitario Musollini, al igual que lo pudieron hacer en Cuba Tomás Gutiérrez Alea y Fernando Pérez o Margot Benacerraf en la Venezuela de Pérez Jiménez.

Desde que Lenin se dio cuenta del poder que ejercía el cine sobre las masas, los regímenes totalitarios le han apuntado a fortalecer su industria cinematográfica. Uribe, quien tenía pensado quedarse un buen tiempo en el poder, le apuntó a una ley que disparara la producción de películas. No sabemos si fue que estuvo muy ocupado intentando cambiar la Constitución o si su guerra con Chávez lo distrajo demasiado, pero no se conoce ninguna denuncia de que el Estado, en esos años, intentara meterle mano a los proyectos que no fueran de su gusto.

Del 2004 al 2010 resultaron beneficiados proyectos notables como La sombra del caminante y Los viajes del viento de Ciro Guerra, El vuelco del cangrejo de Óscar Ruiz Navia, Apocalipsur de Javier Mejía, Perro come perro de Carlos Moreno, La sociedad del semáforo de Rubén Mendoza y El colombian dream de Felipe Aljure, una lista de películas de la que muy pocos países en Latinoamérica pueden presumir.

Así que si el próximo domingo ocurre el milagro y la Academia decide cambiar sus costumbres y se arrepiente de entregarle el Óscar a El hijo de Saúl, Ciro Guerra tendrá que agradecerle al expresidente por haber promovido una ley que, contra todo pronóstico, no solo funcionó, sino que fue el motor que creó a una camada de jóvenes cineastas que se están acostumbrando a ganar en los festivales más importantes del mundo.

-Publicidad-
0
16970
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Iván Gallo

Los bobitos que creen que el hombre nunca fue a la luna ¿serán terraplanistas?

Los bobitos que creen que el hombre nunca fue a la luna ¿serán terraplanistas?

Ramiro Suárez acabó con Cúcuta

Ramiro Suárez acabó con Cúcuta

Regrese Don Iván Mejía, sálvenos de César Augusto

Regrese Don Iván Mejía, sálvenos de César Augusto

El discreto encanto de Lina Moreno

El discreto encanto de Lina Moreno

Los lambones de Queiroz

Los lambones de Queiroz

Y ahora volvemos a sentir vergüenza de ser colombianos

Y ahora volvemos a sentir vergüenza de ser colombianos

Uribe, ten piedad de Duque

Uribe, ten piedad de Duque