Medellín: sexo outdoor y cruising, más que un placer

60 lugares en donde se practica a plena luz del día en la capital antioqueña

Por: David Gómez Henao
septiembre 21, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Medellín: sexo outdoor y cruising, más que un placer
Foto: Ilustrativa, Internet

Para muchos el sexo suele ser considerado un tabú, pero para otros esta práctica va más allá de una condición natural humana y se vuelve una adicción al placer por sentir nuevas experiencias, entre las que el sexo en lugares públicos se encuentra como la más importante. La noche alberga varias comunidades de personas que denominan esta actividad como cruising y sexo outdoor.

En Medellín hay aproximadamente 60 lugares donde se lleva a cabo la costumbre de tener relaciones sexuales y conocer gente para ello entre los árboles y a plena luz de la luna. Uno de los sectores más conocidos y frecuentados por estas personas, en su mayoría pertenecientes a la comunidad LGBTI, está ubicado en la calle 47 D con la carrera 68 A, justo en el puente de la canalización entre las estaciones Estadio y Suramericana. En el lugar también conocido con el nombre de ‘Las Gramas’ se puede observar la realidad que se esconde entre la sombra y los matorrales.
A las 8:00 p.m. empieza la travesía, varios hombres pasaban de un lado al otro del puente escabulléndose lentamente sin ser vistos por los que transitan en carro y a pie el sector. Cada vez eran más, alcancé a contar 35 chicos. Una vez allí logré ver a 10 de ellos esperando, cada uno en un árbol diferente y sin analizar mucho pasé a hacer lo mismo, esperé junto a un arbusto bastante grande. Pasados 20 minutos, entre señas y roces, se evidencia la forma en que estas personas utilizan para acercarse, conocer al otro y finalmente proceder al acto. Una pareja se recostó contra uno de estos árboles para poder complacerse sin temor o pena a que los observaran y pudiesen ser descubiertos...luego de besos pasaron a masturbarse y por último se despidieron.
En otro sector, que comprende la ciclovía al frente de Jumbo y el parque al interior de este centro comercial (denominado Jurassic Park) suelen hacerse hombres mayores que buscan jóvenes para su fin. En la ruta se encontraban seis personas que esperaban a alguien que quisiese tener algo con ellos. Uno de estos me miró fijamente como para intimidarme pero seguí mi camino. Una vez adentro del parque de Jumbo un motociclista estacionó su moto y se dirigió hacia mí, mientras yo inseguro preferí alejarme. Me encontraba en uno de los columpios cuando él empezó a silbar, un rato después de insistir se fue.
Diez minutos más tarde llegó otro joven que de manera imprevista me abordó y me saludó. Pablo*, estudiante de diseño gráfico, trató de preguntar por mis intenciones y si venía seguido al sector, a lo que respondí “no, no mucho” y procedí a preguntarle sobre el lugar. Muy tranquilamente él se ofreció a ayudarme pues frecuenta bastante el sitio.

Las horas
ÉL narra que aquí se puede encontrar de todo a todas horas, usualmente después de las 6:00 p.m. que salen la mayoría de trabajar o del gimnasio. No obstante, también se presenta en horas del medio día entre las 11:00 a.m. y 12:00 p.m. debido a que los ejecutivos salen a almorzar y aprovechan el momento, sobre todos los martes en los que Pablo* va a mercar.

Señas y gestos.
Para demostrar que alguien es interesante se debe mirarlo fijamente y acercarse, si este devuelve la mirada se procede a conversar con él y preguntar sus gustos sexuales. Otra manera es el roce y el ‘toqueteo’ de las partes íntimas, si el otro se toca ambos pueden tener sexo. No hay que preocuparse por ser educado, muchos vienen solo a pasar el rato, conocer amigos y ‘si se dan las cosas, ‘chévere’, pues Pablo* ama la informalidad y que sean directos; él comenta “cuando uno los ve lindos se deja poner la mano y ya”. Si alguien se acerca y no le gusta cambia de árbol, esto prueba que no acepta su propuesta.

Peligros y recomendaciones
Muchos pensarían que lo más perturbador del cruising debe ser que no sabes con quién te metes o si el otro tiene alguna enfermedad, pero más allá hay peligros como: Los Tombos, La Cachetes, La Guincha y La Travesti, habitantes del sector que se dedican a engañar a sus víctimas y atracarlos, o cogen sus cosas cuando están desprevenidos en el acto.
Es por esto que Pablo* siempre recomienda algunos tips al momento de practicar el sexo outdoor como: ser cuidadoso, no llevar objetos de valor ni bolsos, ya que porta solo un documento que lo identifica, respetar los peligros anteriores (las reinas de ‘Las Gramas’ (La Cachetes, La Guincha y La Travesti) y llevar siempre un condón.

Entre el deseo y lo ilegal
Para los que realizan esta actividad, el sexo con desconocidos y sin preámbulos se convierte en una pasión; una adicción más que al sexo, a la adrenalina. Jaime Pareja, maestro de Psicología de la UPB, nos introduce al tema hablando de una curiosidad ‘hipersexual’ que afecta el ser, “los medios, nuestra sociedad y el contexto social llevan al hombre a un estado donde busca satisfacer más que una necesidad física, el deseo inculcado y arraigado en su interior. El hombre ve en el sexo el mayor placer”. Jaime esclarece que desde la antigüedad se da este fenómeno también catalogado como una parafilia, y el sexo en público tiende a ser un comportamiento maniático, al punto de reflejar una problemática mental. “Usualmente este tipo de comportamientos muestra una realidad del Yo, esta persona pudo haber sufrido algún trauma infantil, el cual se vuelve reciproco”. También toca el tema de los límites, al mencionar el hecho de que ‘todo en exceso es malo y sobre todo este puede llevar a la muerte’ y que estos límites aplican también en los conceptos de orden público y libertad.
Catalina Flórez Quiroz, abogada de la Universidad de Medellín, explica el tema, “no hay una sanción legal estricta, debido a que nuestra Constitución defiende la libertad, el problema recae en que mi libertad no puede afectar al otro y es allí que tocamos el libertinaje como una práctica no moral”. Es por esto que según el Cogido de Policía en el artículo 54 se prohíbe realizar, en espacios públicos o lugares abiertos, actos sexuales y comportamientos obscenos que ofendan la dignidad de las personas, más no se puede sancionar. Por esto las autoridades y los policías deben advertir a quienes se observe realizando el acto que este no está permitido, sin irrespetar su integridad y dignidad.

Finalmente los que viven el cruising y frecuentan estos sitios son la viva expresión del placer llevado a un límite, donde no importa quién eres, de dónde vienes y cómo te llamas. En el outdoor solo importa la satisfacción absoluta de las más inexplicables fantasías.
*Fuente protegida por petición del entrevistado

-.
0
155798
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Al rescate de las comunas en Medellín

Al rescate de las comunas en Medellín

Borrar un grafiti, borrar 200

Mezcla de políticas con activismo

Mezcla de políticas con activismo

En redes
Cuando casi le arrancan una oreja a Maluma por robarle un arete

Cuando casi le arrancan una oreja a Maluma por robarle un arete