Martín de Francisco y la mamadera de gallo como fórmula de éxito

La pandemia revivió al eterno niño terrible de la TV nacional no solo hablando de fútbol y algo más con Hernán Peláez y en la Tele con su llave Santiago Moure

Por:
octubre 29, 2020
Martín de Francisco y la mamadera de gallo como fórmula de éxito

Tiene fama de bravo, de tímido, de parco. Frente a la cámara o al micrófono se olvida de todo y es simplemente él. No posa, no actúa, no presenta. Solamente es. Ese estilo lo aprendió de su maestro, Hernán Peláez, un hombre que se olvidó de las posturas rígidas, para imponer su naturalidad. “El último tipo de la vanguardia” dice Martín.

Es infrecuente que un personaje de la televisión tenga posturas tan claras, sobre todo cuando son tan inusuales como ser antiuribista y ser figura pública. Pero Martín ha sido quien es desde siempre y con eso basta. En los noventa fue el rey transgresor, el que decía cosas políticamente incorrectas frente a una cámara. Eran los años de las reinas, del narco, de los paracos matando periodistas. Nunca le tembló la voz a Martín a pesar de que medio país lo odiaba. Eso sí, sus fans éramos un nicho radical.

Era la Tele o nada. Marcó un estilo y se volvió ídolo. Le fascinaba a las mujeres lo amaban, Geraldine Zivic lo abordó y la hacía reír y casi se casan. Luego, con el Siguiente Programa en el 2001, el hombre desapareció. Por ahí dejaba ver sus greñas en las sociales de la revista. Su matrimonio con Verónica Orozco lo puso de nuevo a sonar. Pero no tenía un espacio propio y lo necesitábamos. Hablaba de fútbol con Casale pero era algo extraño así supiéramos que se sabía como un poema la alineación con el que el Cali de Bilardo perdió la final con Boca en la Copa Libertadores de 1978.

Hacía una falta tremenda. Si, cometió errores como burlarse de gente indefensa como una porrista de Millonarios o el arquero suplente del Cúcuta, pero era el juez supremo de la televisión, el que hubiera podido decir a cabalidad lo malo que siempre fue Pasión de Gavilanes o lo tonta que a veces es Beatriz Pinzón Solano. Esa fue la peor década de nuestras vidas. La década de la Seguridad Democrática no aceptaba transgresores.

Pero Martín ha reverdecido y de qué manera. Primero fue regresar con Santiago Moure a hacer La Tele Letal, programa que tiene en Colombia los niveles de aceptación que puede tener en Argentina el Show de Peter Capusotto. Y para rematar su trabajo con Hernán Peláez en el programa de W Radio en donde enamoró a un sector de la hinchada que se derrite por el fútbol, la salsa, el rock y el bolero. Martín dio la cara y habló con Las 2 orillas

-.
0
30601
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El adiós de Alberto Casas de la mesa de trabajo de La W

El adiós de Alberto Casas de la mesa de trabajo de La W

Amenazan a Uribe con publicar videos que lo vincularían con paramilitares

Amenazan a Uribe con publicar videos que lo vincularían con paramilitares

Nota Ciudadana

"Care' bóxer... gamín intelectual": los insultos de Martín De Francisco y Santiago Moure contra Jaime Garzón

Julio ¿vas a hacer el milagro de revivir el verdadero Pulso del Fútbol?

Julio ¿vas a hacer el milagro de revivir el verdadero Pulso del Fútbol?