Marta Lucía en terapia: "Mi drama familiar"

Además de la declaración de renta y su pasado judicial, debemos conocer el estado mental de quienes conducen este brioso y desbocado caballo llamado Psicolombia

Por: Jorge Enrique Gómez Ariza
julio 08, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Marta Lucía en terapia:
Foto: Twitter @mluciaramirez

Nos gobiernan neuróticos, obsesivo-compulsivos, megalómanos, psicópatas, sociópatas, e incluso esquizofrénicos; nos comandan rayados mentales que a través de la sugestión y el contagio nos conducen, no al progreso sino al manicomio social que habitamos.

Cada tanto, Psicolombianos Dedivan atenderá en consulta a un personaje de la vida pública, a manos de un profesional del ramo quien construirá su perfil psicológico, el diagnóstico y las recomendaciones ajustadas a su realidad, consciente e inconsciente……

Hoy: Marta Lucía Ramírez

Impresión diagnóstica

Se atiende en sesión terapéutica a una mujer adulta mayor de 65 años, cuyo motivo de consulta manifiesto se focaliza en un “drama familiar”.

Presenta un discurso coherente, contrastado con emocionalidad histriónica, aunado a mecanismos defensivos de evasión y negación, configurando marcados rasgos de narcisismo, utilizados para desdeñar la realidad social en la cual habita sin consciencia empática.

Esta desconexión con la realidad social, matiza la doble moral encarnada en el autoritarismo patriarcal y la ética cristiana de inquisición, que se esconde en el mantra alienante de “Dios y patria.

La no aceptación de dificultades, el uso del estado a su propio beneficio, sumado a la representación actoral de víctima, configura un tipo de personalidad con evidentes rasgos de psicopatía e histeria que benefician su imagen ante una sociedad amedrentada por “fantasmas” que ella ha sabido transformar en aliados.

Dx. inicial

Psicopatía fantasmagórica ultraconservadora, con exaltados rasgos de victimización teatral histérica.

Recomendaciones

Teniendo en cuenta sus profundas convicciones religioso- nacionalistas, afines al totalitarismo de la psicología conductual, se propone una terapia basada y desarrollada en técnicas que ella considera efectivas para eliminar los vicios y errores que aquejan a la sociedad, al medio ambiente y a sus detractores.

Por tal razón se recomienda:

- Utilizar terapia aversiva radical inspirada en la película La naranja mecánica, sentándola atada a una silla frente a una pantalla de cine, en la cual se repetirá incansablemente la escena de dos personas quienes al unísono brindaran con dos vasos, uno lleno de agua pura y el otro con glifosato. El resultado fatal de este brindis le ayudará a compenetrarse empáticamente con la población de “atenidos” que ella ve en el pueblo colombiano.

- Adicional al conductismo, se ha de armonizar la disociación en ella presente a través de la terapia Gestalt, utilizando la técnica de la silla vacía para intentar reconciliar al monstruoso Mrs.Hyde que la habita inconscientemente, con la buena Doctora Jekyll que ella cree representar en la realidad consciente, procurando equilibrar la maldad con la bondad que habita a todo ser humano.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
23400

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La decepción de Omar Yepes con Marta Lucía Ramírez

La decepción de Omar Yepes con Marta Lucía Ramírez

La traición de David Barguil a Marta Lucía Ramírez

La traición de David Barguil a Marta Lucía Ramírez

La desbocada verbal de Marta Lucía Ramírez que le puede salir cara

La desbocada verbal de Marta Lucía Ramírez que le puede salir cara

Marta Lucía, Santrich, el miedo a la verdad

Marta Lucía, Santrich, el miedo a la verdad