Maniqueismo, la estrategia de Gustavo Petro

"El maniqueísmo político se caracteriza por la división de las personas y la división de las ideas: personas malas y personas buenas, políticas buenas y políticas malas"

Por: David Quintero
diciembre 21, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Maniqueismo, la estrategia de Gustavo Petro

El líder político y exmiembro del M-19, Gustavo Petro, se aventura a una segunda cruzada por la presidencia Colombia. Siete años después, pretende nuevamente ser elegido presidente para el año 2018 (por el Movimiento Progresistas), reincidiendo en su intento de pavimentar el camino a un gobierno socialista, tal como el de la actual Venezuela; modelo que Gustavo Petro ha defendido abiertamente, admirando públicamente la labor que hizo Hugo Chávez en hostigar al empresario y la iniciativa privada. En estos tiempos de campaña, Gustavo Petro ha hecho visible una estrategia común y bastante eficaz en los sectores progresistas de América Latina: el maniqueísmo político.

El maniqueísmo político se caracteriza por la división de las personas y la división de las ideas: personas malas y personas buenas, políticas buenas y políticas malas. Es decir, una contraposición, de manera radical, de dos ideas reduciéndose a dos conceptos irreconciliables y enemigos. A través del presente, y por medio de archivos de multimedia, se demostrará la metodología maniquea utilizada por el actual candidato a la presidencia de Colombia.

A lo largo de los años, Gustavo Petro (al igual que Hollman Morris), sistemáticamente, ha utilizado esta estrategia para descalificar a sus contendientes políticos, trabajando sobre el uso permanente de los medios acusando a su “enemigo” de servir a las políticas que atentan contra la dignidad humana. Según Petro y sus compañeros progresistas las políticas públicas colombianas se dividen en: políticas de la vida y políticas de la muerte. Sí, tal cual. Petro indica, con un aparente análisis (al parecer prejuicioso) de las políticas de sus oponentes, que es él y su partido quienes enarbolan las banderas de todas aquellas iniciativas que buscan prolongar la vida de las personas, mientras que sus adversarios representan todo lo opuesto. Repito, según Gustavo Petro.

El presente escrito no se trata de un ataque personal, sino que parte de una observación sistemática de sus discursos, que son similares a muchos progresistas de Latinoamérica y cumplen un mismo patrón. 

En un debate del programa Zona Franca que modera el periodista Daniel Pacheco que se transmite en Red+ Noticias, donde participaron Gustavo Petro e Iván Duque, ambos expusieron sus propuestas económicas para la presidencia. Petro, en el minuto 31:20 del debate, interrumpiendo el turno de Duque, afirmó: “la política no se divide entre izquierda y derecha, se divide entre política de la vida y política de la muerte... cualquier política puede generar muerte o generar vida”. Inmediatamente argumento, mediante un discurso “progresista” por qué sus políticas llevan a la vida y la de sus oponentes políticos a la muerte, evidentemente sin un estudio de las propuestas de su contertulio. El candidato Iván Duque al final respondió que hay que hablar de lo realizable y no de estigmatizaciones.

Ahora, podrían acusarme de inconsistencia y de que se trata de un caso aislado, pero no. Su más leal compañero político Hollman Morris, ha utilizado esta misma estrategia para enlodar las ideas de su adversario político. En un debate WRadio con Vicky Dávila, el día 23 de mayo de 2017, cuando discutían sobre la fiesta brava en Colombia, en el minuto 33:22, Morris acudiendo al mismo método de división conceptual maniqueísta, ocultándose de nuevo en el argumento que no se debe dividir la política entre izquierda y derecha, asegura que sólo a través de las políticas "de la vida" (es decir, las de Petro) es que es viable un sistema en Colombia.

Esta misma estrategia a nivel internacional fue resaltada y explicada por la docente y escritora uruguaya Priscilla Guinovart, en el portal de noticias y opinión PanamPost, el día 11 de noviembre de 2017.

Dado el caso de que hipotéticamente Gustavo Petro ganase la presidencia (y quizás Hollman Morris ocupase un cargo en su gabinete) y aplicara esta política maniquea basada en la división de las ideas, se podría temer, que según él, todo aquel que difiera con él en aspectos de la política público, es un partidario de la muerte y acarrearía las consecuencias de aquel que quiera aplicarlas.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
7511

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Petro y su pelada de cobre en Twitter

Petro y su pelada de cobre en Twitter

En redes

"Duque y Guaidó se aliaron con el narcotráfico"

Mi camarada Gustavo:

VIDEO: Así atacaron a Petro en Cúcuta

VIDEO: Así atacaron a Petro en Cúcuta