Torturas y electrochoques: lo que esconde el misterioso manicomio de Bogotá que se cae a pedazos

Lo que queda de este lugar que sirvió para tratar locos y drogadictos está metido entre matorrales en medio de las montaña bogotanas

Por:
agosto 05, 2022
Torturas y electrochoques: lo que esconde el misterioso manicomio de Bogotá que se cae a pedazos

En algún momento de la historia, exactamente en el año 1940 se levantó esta hermosa que llamaron Villa Servitá. Su ubicación fue la carrera séptima con calle 165, en el norte de Bogotá, en los enormes terrenos que le pertenecían a la feligresía de Usaquén. Allí vivió cómodamente hasta su muerte Monseñor de Emilio de Briagh, uno de los sacerdotes más importantes de Bogotá del pasado siglo.

Lea también: Terraza Pasteur, el centro comercial más terrorífico de Bogotá

Villa Servitá, era una de las mejores casas rurales de la Bogotá de mitad del siglo XX. Quienes la conocieron en su esplendor mencionaron que tenía un enorme jardín, había cancha de tenis, una gigante piscina de agua natural que bajaba de las montañas que rodeaban la casa, y una zona de cultivos que abastecían al sacerdote y sus invitados.

Después de que monseñor dejara la casa, esta fue abandonada por unos años. Luego, en los años 80 fue convertida en el primer manicomio de Bogotá, llamado Clínica ABC Servitá. Era un lugar especializado para el tratamiento de enfermos mentales y drogadictos.

En ese manicomio había salas de desahogo, habitaciones donde trataban a sus pacientes con electrochoques. También había sótanos especiales para niños y adolescentes y unos cuatros que funcionaban como una especie de celdas para personas peligrosas. Esas eran las maneras como los cuidadores de los pacientes buscaban curarles las locuras y sus vicios.

Desde 2008 esta casa que fue declara patrimonio arquitectónico de la ciudad está abandonada. Varios habitantes de calle vivieron allí por muchos años y terminaron por llevarse todo aquello que podían vender por chatarra.

Como resultado del abandono, los pastizales se están consumiendo las paredes que poco a poco están cayendo una sobre otra, dejando todo en ruinas.

En Villa Servitá hoy solo rondan los fantasmas. Allí quedaron los espíritus de los locos, los drogadictos y los niños que allí vivieron y que fueron torturados para tratar sus enfermedades mentales.

Los secretos que esconde la vieja fábrica de Bavaria en Bogotá

-.
0
2100
La Francia Márquez que conocí cuando nadie sabía de ella, vuelta una rockstar en su posesión

La Francia Márquez que conocí cuando nadie sabía de ella, vuelta una rockstar en su posesión

La posesión de Gustavo Petro: lo que la televisión no mostró

La posesión de Gustavo Petro: lo que la televisión no mostró

Francesco Petro, el abuelo italiano de Gustavo Petro, más rebelde que él

Francesco Petro, el abuelo italiano de Gustavo Petro, más rebelde que él

El trágico final de los dos profesores más queridos de Gustavo Petro

El trágico final de los dos profesores más queridos de Gustavo Petro

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus