Lucas, el gran colombiano de verdad verdad

"Uno que no es cliché, uno que no se descalifica y uno que muchos, actual y muy seguramente, quieren sin haberlo conocido personalmente"

Por: Claudia Sumoza Alfaro
mayo 14, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Lucas, el gran colombiano de verdad verdad

Lucas, por hacer lo correcto, se volvió popular. Bailó, cantó, aplaudió, tendió la mano, enseñó y por todo eso murió. Por otro lado, no se necesita realizar una profunda investigación sobre Lucas. Muy seguramente es sujeto de navegación y búsqueda en distintos buscadores, publicaciones y videos. Incluso, su nombre aparece en Wikipedia, en la sección de protestas sociales en Colombia 2021.

En menos de un santiamén se transformó en un icono e insignia. Quizá, muchos hasta lo habrán considerado un símbolo patrio de nuestro país. Pasó a la historia moderna sin necesidad de entrevistas televisivas, emisoras o realities, convirtiéndose en el gran colombiano, pero uno de verdad verdad; uno que no es cliché, uno que no se descalifica y uno que muchos, actual y muy seguramente, quieren sin haberlo conocido personalmente.

Solo es cuestión de teclear Lucas Villa y las fuentes se enlistan frente a cada quien con contenidos de cánticos de cumbia, colores, siluetas arqueándonse en derredor y sonrisas tiernas detrás de una barba larga y cráneo reluciente que pegan, con encanto, con esos tonos azules, rojo y mostaza (podría decirse que un amarillo degradé) que fueron los que usó por última vez. Lo que no sabía Lucas es que esos colores se convertirían en ese simbolismo ilustrado de los nuevos tonos patrióticos al interior de más de un colombiano en la actualidad.

Además, lo que tampoco supo Lucas es que en el país a muchos impactó su causa, su lucha y su tesón, tanto como fueron los impactos que por desgracia recibiría para cesar su esencia. Sin embargo, pese a todo el horror tras su deceso, crece en cada esquina, al igual que florecitas lánguidas, un sobreviviente fervor de pensar que el país algún día cambie para bien de todos. Probablemente, este es un anhelo más lejano de lo que ya antes se concebía. Anhelo al fin y al cabo, pero que persiste.

Un bien seguro, un bien justo, un bien iluminado, un bien real. No un bien de más leyendas rojas, de trabalenguas lacrimosos y de tabernáculos importados de inequidad. Un bien donde todos podamos reunirnos y vivir armónicamente, aún siendo tan distintos los unos de los otros. Lucas creía eso. De ahí, sus hilarias vueltas y terquedad artística. Justamente su calidad como ser humano (que en el argot dinámico de hoy sea sinónimo de popularidad) se valore, se aprecie y se guarde más, por todos los elementos de respeto que emana.

Como Lucas, sin duda, existen n-ésima versiones de él en el país que aguardan salir a la superficie en pro de esa transformación paradigmática, que ya aterrizó por su convencimiento tras estas recientes semanas de protesta: se le puede ganar a la triste noche, pero jamás con violencia, jamás con animadversión. La clave es lograrlo con la mejor faceta dignificante de los individuos, la cual no es más que la disposición solidaria de servirnos mutuamente a fin de aprender, crecer y surgir juntos. Es decir, la fe y amor de todos para todos; de crear puentes, de enlazar corazones, y de construir y nunca destruir.

Producir vida, no muerte. Lucas lo sabía, dado que creer eso lo hacía saltar alto. Y efectivamente así lo hizo. Ojalá que ese mismo espíritu de paz, fraternidad, armonía, amor, sanación, perdón, esperanza y progreso nos guíe a todos como fórmula eficaz de sobrevivencia a lo que se viene a fin de despertar en un mundo nuevo y mejor creado para cada uno de los colombianos.

-.
0
200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: Por el derecho a la protesta

Caricatura: Por el derecho a la protesta

"Lucas Villa, ¿Quién ordenó cortar tus alas de guerrero amoroso?"

Nota Ciudadana
Un corto homenaje a Lucas Villa

Un corto homenaje a Lucas Villa

En redes
Marbelle se va contra Matador y el joven asesinado Lucas Villa

Marbelle se va contra Matador y el joven asesinado Lucas Villa