Los tres brasileños listos para hundir a José Elías Melo

Luiz Bueno y los otros 2 directivos de Odebrecht aportarán pruebas para demostrar que el soborno se hizo con el visto bueno del expresidente de Corficolombiana

Por:
enero 15, 2019
Los tres brasileños listos para hundir a José Elías Melo

El pasado 3 de enero tres duros exdirectivos de Odebrecht lograron pactar un principio de oportunidad con la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez que fue avalado por el juez 30 de Garantía de Bogotá. Y es que, a cambio de ser testigos en varios procesos contra la multinacional brasileña en el país y el proceso contra el expresidente de Corficolombiana José Elías Melo, la Fiscalía suspendió por dos años los procesos penales contra Antonio Mameri, director de la multinacional brasileña en América Latina; Luiz Bueno Júnior, director en Colombia; y Luiz Eduardo Da Rocha, alto ejecutivo de la empresa e integrante del “departamento de coimas”.

En Colombia entregaron su testimonio el pasado 11 de enero a través de una videoconferencia. La declaración fue posible gracias a un acuerdo de cooperación firmado entre la SCI (Secretaría de Cooperación Internacional) de la PGR (Procuraduría General de la República) y la Justicia colombiana. Con el acuerdo, los nuevos testigos estrellas también se comprometieron a pagar una indemnización de más de 18 millones de pesos en concepto de reparación, que se dividirá en 3 pagos hasta 2020. El primero de ellos se efectuará dentro la próxima semana, el segundo será el 31 de agosto y el último el 31 de enero de 2020.

El pago de las “coimas” del Grupo Odebrecht seguía la misma normatización y el sistema de gestión implementado en el todo conglomerado empresarial. Poseía un sector de Operaciones Estructuradas, llamado "departamento de coimas" por los investigadores, que funcionó como órgano para el pago de “propinas y sobornos” del grupo desde 2006 y fue disuelto en julio de 2015, un mes después de que Marcelo Odebrecht y ejecutivos del grupo fueran arrestados por la Lava Jato. Incluía en sus servicios no sólo la contabilidad y el control financiero de esos desembolsos, sino también la "disimulación del origen ilícito" de los pagos.

El testimonio de los brasileños de Odebrecht ya había sido clave para el juicio contra el exministro de Transporte Gabriel García Morales, quien recibió un soborno de 6,5 millones de dólares autorizado por Antonio Mameri y vigilado por Luiz Bueno Júnior, uno de los primeros en testificar. Bueno Júnior llegó a Colombia en abril de 2009 e inició su “integración a la sociedad” en mayo de ese mismo año, a través de la presentación de la compañía al sector empresarial, medios de comunicación y representantes del Gobierno. Su objetivo era impulsar la constructura brasileña el en el pís con el fin de abarcar concesiones petroleras, mineras, hidroeléctricas y la infraestructura de transporte.

Bueno ha declarado que el 27 de octubre del 2009, en una reunión con el viceministro García Morales, entonces encargado del INCO, le exigió los 6,5 millones de dolares para que las obras le fueran entregadas a Odebrecht, mediante la descalificación de otros proponentes y la flexibilización de los requisitos a favor de la constructora brasilera.

De acuerdo con el procedimiento implementado Luiz Bueno Junior realizó la solicitud del pago a Mameri, quién fue el encargado de conseguir el visto bueno del Director-Presidente Marcelo Odebrecht, y posterirmente enviar la solicitud al sector de Operaciones Estructuradas.  El Sr. Mameri, quién se unió a Odebrecht en 1977 confesó que su función consistía en autorizar a los jefes locales de la compañía realizar los aportes de campañas o pago de sobornos y luego trasmitir la orden a la División de Operaciones Estructuradas.

Precisamente, es en este sector en donde entra a jugar el nombre de Luiz Eduardo Da Rocha Soares, uno de los tres ejecutivos responsables de las órdenes de pago y la contabilidad se habría encargado de colocar el dinero. Da Rocha tenía la función de garantizar que los pagos en el exterior fueran realizados a través de cuentas offshores y exfuncionarios.

Luiz Antonio Mameri, el gran hermano de la compañía en la región, actuó como Director Ejecutivo de Odebrecht Infraestructura - América Latina en Odebrecht y como Director Ejecutivo de Odebrecht América Latina y Angola. Su experiencia internacional incluyó ser  Director Ejecutivo de Operaciones en Ecuador de 1997 a 2003. En días pasados confirmó que le entregó un millón de dólares a la campaña de Keiko Fujimori en las elecciones del año 2011 por intermedio de la División de Operaciones Estructuradas y 200 mil adicionales a través de Confiep (Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas).

Ahora, el expresidente de Corficolombiana, la gran socia en el Consorcio Ruta del Sol con Odebrecht, está a la espera del testimonio de los brasileños que lo pueden comprometer en el entrerramado de corrupción. Luiz Bueno dice haber contactado a Melo para informar acerca del compromiso adquierido con García Morales y que este lo autorizó a actuar en una reunión realizada en su oficina en Corficolombiana. Bueno Júnior ha indicado que “acordó con el presidente de Conficolombiana José Elías Melo que después dividirían los costos a lo largo del proyecto, lo cual tendría lugar únicamente entre Episol y Odebrecht, sin dar participación a CSS Constructores, el grupo de Carlos Solarte, quien no tenía conocimiento del acuerdo”. Según la declaración, no se informaba a Solarte por cuanto la participación de ellos era irrelevante. Odebrecht tenía una participación del 62 %; Episol, del 33 %, y CSS Constructores, del 5 %.

Para lograr el acuerdo con la Fiscalía, los tres brasileños dejaron ver sus cartas que se jugarán para salir bien librados de los procesos penales y fiscales en el país. Mientras tanto, el José Elías Melo, quien ha sostenido que todo lo hizo bajo la vigilancia de la junta directiva de la empresa filial del Grupo Aval, prepara su defensa que podría comprometer a los duros colombianos involucrados en el escándalo.

-.
0
12885
Los once hijos de Fidel Castro regados por el mundo

Los once hijos de Fidel Castro regados por el mundo

La cápsula que reemplaza a la incómoda colonoscopia

La cápsula que reemplaza a la incómoda colonoscopia

Las ventajas de vivir en Bogotá: conseguir neveras desde 700 mil pesos

Las ventajas de vivir en Bogotá: conseguir neveras desde 700 mil pesos

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus