Los testaferros del Cambio Climático

'El caso de la mina 'La Colosa' en Cajamarca, Tolima es uno de ellos'

Por: Jorge Enrique Moncada Angel
julio 07, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los testaferros del Cambio Climático

“El agujero de la capa de ozono se cierra”, es la última noticia sobre medio ambiente mundial -- una paradoja en medio del desequilibrio climático y cambios extremos de comportamientos atmosféricos-- que se interpreta como un permiso para seguir la depredación ambiental y la gran minería en zonas protegidas y de alta biodiversidad.

También parece una conspiración transnacional para abducir el discurso sufrido, aguerrido y constante de los defensores de la tierra,  ¿Qué sería de nosotros los ambientalistas sí el cambio climático se revierte? Sin la variabilidad climática no tendríamos selva donde escondernos, ni mar en aguas internacionales para navegar.  Quedaríamos sin la ayuda de los mecenas; anónimas almas benefactoras de procesos de defensa del medio ambiente --sin tener que defender, se acaban los defensores y la defensa medio ambiente pasaría a manos de los testaferros (la gran minería)--.

La defensa del medio ambiente se convirtió en sinónimo de poder, de esfuerzo, de lucha solidaria. Orbita por encima de intereses políticos, religiosos, culturales y económicos. El asunto ambiental, es de las pocas defensas que sobrepone la particular fuerza del bien o del mal y no puede ser acusada de fundamentalismo, extremismo o sectarismo. Es la poesía de la sobrevivencia humana, los actos más cristalinos, ajenos al heroísmo narcisista, al hedonismo en apuros, al lucro impúdico de lo público, al duelo ideológico que causa la inmolación de creyentes fervorosos, casi todos con intereses políticos religiosos.

La resistencia fue acusada hace pocos días por su lucha 'feroz' ambientalista en Colombia, señalada de extremista por vividores del proyecto minero más fático sobre la faz de la tierra: ‘Mina la Colosa’ en Cajamarca Tolima (Colombia), explotación aurífera en ladera, dentro de estrella hídrica, que baña con sus aguas la despensa agrícola de Colombia, sembríos de arroz, que son la independencia alimentaria de nuestra tierra. Además, ubicada en zona sísmica por presencia de volcanes de alta y mediana peligrosidad, que pondrían en riesgo y zozobra constante el derecho fundamental al agua, por amenazar con la destrucción las bocatomas de los acueductos de todas las ciudades ubicadas a orillas del río Magdalena, el río más importante de Colombia, por la inminente ruptura de las represas de desechos tóxicos, lixiviados químicos, mezclados con gran cantidad de agua que se generan y emplean en toda explotación aurífera o minera.

La fórmula del desastre está escrita: piscinas de venenos en zona montañosas rodeadas de peligrosos volcanes y actividad sísmica. Además, una transnacional minera como la AngloGold Ashanti o subsidiaria, que ha dejado estela de muerte, corrupción o confusión desde Asía, África, Brasil, Colombia y un Estado Colombiano despótico y corrupto.

No podemos bajar la guardia de alertas ambientales, debemos esforzamos mucho más para denunciar la depredación que causa la minería con sus efectos colaterales de deforestación, contaminación de fuentes de agua,  asesinatos y desplazamiento de población. Además, se incluye el narcotráfico, testaferrato y todos los flagelos conexos cómo la prostitución, usura gota a gota, corrupción política, drogadicción e irreparables pérdidas de capital humano.

Cambiar el discurso del proceso degenerativo del cambio climático, que es la realidad palpable, al discurso invertido de “todo está bien” y ‘mejorando’, mientras nos dirigimos al abismo; es perder el gran esfuerzo de crear consciencia desde lo pequeño hasta los macro para generar innovación y oportunidades a las poblaciones en la hecatombe de la variabilidad climática.

Una de las grandes tragedias por causas naturales de la historia de Colombia, en la misma zona del proyecto minero ‘La Colosa’, fue la erupción del volcán nevado del Ruiz en el año 1985, que borró del mapa un municipio llamado Armero, Tolima y mató a 20 mil personas por una avalancha de lodo y piedra. Tragedia anunciada por culpa de la pasividad de gobiernos y medios de comunicación al omitir socializar el  peligro de una inminente explosión del volcán y no haber advertido a toda la comunidad para que se preparara, evacuara o tuviera la precaución y planes de contingencia ante una inminente tragedia.

En el caso "La Colosa" es mejor no permitir tan colosal asesinato. El fin del cambio climático, es el fin del mundo.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
787

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Quién es el responsable del desabastecimiento de agua en el país?

¿Quién es el responsable del desabastecimiento de agua en el país?

Nota Ciudadana
América Latina y su rol en el cambio climático

América Latina y su rol en el cambio climático

Nota Ciudadana
El Fenómeno del Niño no siempre tiene la culpa

El Fenómeno del Niño no siempre tiene la culpa

Nota Ciudadana
La agonía del río El Palo

La agonía del río El Palo