Los retos de la educación colombiana en tiempos de COVID-19

Paulo Freire no se equivocó al decir que la educación no cambia el mundo, pero sí a las personas que van a hacerlo

Por: Antonio Carlos Farías Oquendo
julio 01, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los retos de la educación colombiana en tiempos de COVID-19

Todos sabemos que la pandemia ha estremecido de cierta manera al mundo entero (social, económica y políticamente), pero la pregunta imperativa a plantear es: ¿está el mundo preparado para estas situaciones?, ¿se ha educado para ellas? El hombre siempre ha creído ser más razonable, pero con esta pandemia se ha notado que no lo es. De hecho, la consecuencia de esto sería una caída simbólica de la posición supremacista en la que nos hemos ubicado como especie. Además, las personas se encuentran vulnerables ante la situación pandémica que enfrenta actualmente la sociedad.

Ahora bien, desde nuestro diario vivir colombiano se puede plantear la misma pregunta: ¿está Colombia preparada para abordar la problemática del COVID-19?, ¿los colombianos han sido educados para vivir situaciones de este tipo? Definitivamente se podría contestar con un no rotundo, pues Colombia ha sufrido por décadas de un virus mucho peor que el COVID-19: cincuenta años de muerte y guerras, que han sido resultado de un virus llamado corrupción, el cual se encuentra atornillado al sistema político, económico y sobre todo al imaginario social.

Colombia ha sido un país reconocido a nivel mundial por todos estos antecedes que no son bien visto a nivel internacional. En medio de toda esta situación, ya aceptada por la sociedad colombiana, durante algunos periodos de gobierno se han presentado iniciativas para darle fin a estas problemáticas que por medio siglo han acomplejado la integridad civil de los ciudadanos y que poco a poco han desangrado a la nación. Sin embargo, ningunas de estas han estado cerca de mejorar el sistema educativo, por lo que se puede apreciar que el Estado aún no toma conciencia del daño que le está causando a las nuevas generaciones, las cuales podrían enfrentarse a nuevos y peores retos.

En la actualidad, la educación colombiana se encuentra viviendo conflictos para sostenerse, por lo cual siempre le ha tocado luchar contra este tipo de contextos complicados que derivan en la poca inversión de recursos educativos y un sistema ineficiente que lógicamente se ve reflejado en malos resultados, posicionándose como uno de los país con menos avances educativos del mundo. “Colombia ocupó el puesto 58 de 79 en el ranking mundial de educación: la prueba Pisa midió el nivel educativo de 79 países y tal como en la prueba de 2015, Chile y Uruguay se mantienen como los países latinoamericanos mejor educados” (Diario ser colombiano, diciembre 2019). “Colombia estaría ubicado entre los países latinoamericanos con la peor educación. La nación se encuentra por debajo de la media en el área educativa, aunque en algunos listados destacan varias de sus instituciones universitarias” (Revista U.S. News and World Report).

Dicho lo anterior, podría considerarse que la corrupción ha sido esa condena sin escape para este país y en plenos tiempos de pandemia esta se ha hecho más fuerte, además de ser un reto tanto para los docentes (que siempre han luchado por una educación de calidad y digna) como para los estudiantes (que han sido siempre el pilar por esta guerra contra la corrupción). Hoy en día los que también se encuentran viviendo un reto son los padres y/o acudientes de estos jóvenes. Otros de los conflictos también es el que se genera por los nuevos paradigmas y modelos de educación como lo son las clases virtuales tanto para los docentes, estudiantes y padres y/o acudientes.

Por consiguiente, los maestros y estudiantes dejan de asistir a la escuela tradicional, donde llegaban al salón, esperaban al docente que pasara lista, luego este explicaba el tema pertinente a la clase para terminar con el sonido de la campana que significaba el final e inicio de otra clase. Este cambio de un modelo educativo tradicional al modelo virtual tiene ciertas implicaciones para el estudiante que lo transita. No es un camino recto sino con altos y bajos, pero hoy en día se encuentran en un salón virtual donde existen demasiadas falencias educativas debido a que algunos estudiantes no cuentan con acceso a la internet y no tienen computador... todo esto se ha vuelto un reto para la educación porque no se lleva un proceso de enseñanza-aprendizaje adecuado.

Por tal motivo han surgido nuevos paradigmas con los modelos de educación que han generado en la población estudiantil crisis al acogerse a esta nueva coyuntura obligatoria en todo el territorio nacional. De tal manera solo le queda al estudiante aceptar y adaptarse a esta nueva realidad que experimenta y afirmar este nuevo modelo educativo para salir adelante a pesar de las dificultades que se han presentado en el camino, de la mano del docente y su padre y/o acudiente todo esto le permitirá mejorar y lograr pequeño éxitos en el proceso de su educación.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
400

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Cuatro aplicaciones de transporte que podrá utilizar tras la salida de Uber

Cuatro aplicaciones de transporte que podrá utilizar tras la salida de Uber

Arranca gira de Duque por zonas veredales para defender sus objeciones a la JEP

Arranca gira de Duque por zonas veredales para defender sus objeciones a la JEP

Los 1.500 oxímetros que entregarán a los adultos mayores en Atlántico

Los 1.500 oxímetros que entregarán a los adultos mayores en Atlántico

Ganancias de bancos en Colombia tras COVID-19

Ganancias de bancos en Colombia tras COVID-19