Rodolfo Hernández, un constructor obsesionado con la presidencia

Como alcalde de Bucaramanga se proyectó en su lucha contra la corrupción que ya empieza a cosechar: se cuela entre los favoritos para las elecciones de 2022

Por:
agosto 13, 2021
Rodolfo Hernández, un constructor obsesionado con la presidencia

No todo el mundo en Bucaramanga quiere a Rodolfo Hernández. Hay quienes afirman que su fortuna podría tener orígenes non  sanctos. Un informe del periodista del Espectador, Juan David Laverde l reveló la tramoya que quiso hacer Hernández, en torno al manejo de las basuras, para asignarle el contrato a Vitalogic y que su hijo recibiera una comisión de USD 100 millones. La respuesta de Hernández en entrevista a la Revista Semana de noviembre del 2019 fue la de negarlo todo e inculpar a su hijo.

También le reprochan a Hernández el no haber pagado lo que la guerrilla del ELN pedía por su hija Juliana hace 17 años. Con una frialdad inusitada el ingeniero se resignó a no volver a ver su hija quien continúa desaparecida. Y prefiere no tocar el tema, mantiene con reserva su tragedia familiar .

Pero es sólo una minoría la que le busca el quiebre y la crítica a Hernandez. Popularmente en Bucaramanga no lo bajan de “cuchito lindo”. Y son muchos los que se identifican su origen humilde y reconocen una vida de todos modos de mucho trabajo y persistencia.

Hernández viene de una familia sencilla arraigada a la tierra, Luis Jesús Hernández Rojas y de Cecilia Suárez, quien sin leer a  Confucio, le daba consejos sabios, de sentido común, como los que hubiera escrito el pensador oriental: “Cuatro cosas es necesario extinguir en su inicio: Las deudas, el fuego, los enemigos y la enfermedad”.

Estudió el bachillerato en el Colegio Santander y luego, durante los años sesenta, presentó el examen a la Universidad Nacional de Bogotá y pasó a la carrera de Ingeniería Civil. No se le conocen al ex alcalde de Bucaramanga alguna actividad de protesta, a pesar del contexto convulsionada socialmente en la época. Además un tiempo marcado por la riqueza del debate intelectual y de una gran riqueza humansita. El Ingeniero, en cada entrevista, se muestra orgulloso de los profesores que le dieron clase durante su estadía en la Nacional: Ramón de Zubiría. Abelardo Forero Benavides, Gloria Zea, Marta Traba, Antonio Páez Restrepo, Enrique Kerpel.

En 1972, de regreso a su tierra Santander formado como ingeniero, una ventaja para cranearse la empresa que lo haría millonario. La Constructora HG tenía objetivos ambiciosos, uno de ellos era darle vivienda a los trabajadores que ganaban menos y con buenas condiciones para pagarla. Para eso se inventaron un plan de inversión en el que los beneficiados lograban en siete años pagar la casa.

La popularidad de Rodolfo Hernández se refleja en que, en cada calle de Bucaramanga, es detenido para pedirle una foto

En Piedecuesta a mediados de los años 70,  Hernández, junto a sus socios, los comerciantes de Zapatoca, Guillermo Gómez Serrano y Abelardo Serrano Otero, construyeron las primeras casas de interés social en ese municipio. Las casas de vivienda popular se extienden a Floridablanca y la propia Bucaramanga. Muy a su pesar la gente empezó a ver en el ingeniero y sus casas una respuesta más efectiva a lo que podían ofrecerle los políticos locales. Empezaba, sin quererlo, su carrera política.

Pronto HG pasó a ser de dominio absoluto de Hernández quien le compró a sus socios las acciones de la compañía y se metió de lleno, con la ayuda de su esposa Socorro Oliveros, a construir viviendas populares en otros pueblos de Santander como Barbosa y Girón e incluso amplió su círculo de acción hasta Barranquilla.

En su afán de innovar Hernández creó el programa C-100. Esto consistía en auto invertir en un terreno y en una construcción acordes con lo que se podía recibir de sueldo. En 1996 HG, 26 años después de su creación, vendía $16.554 millones al año y obtenía utilidades por $1.300 millones de la época. Los activos de la compañía, a diciembre del 96, hace casi treinta años, fueron $27.482 millones y unos pasivos que rondaban los $16.432 millones.

Con el paso de los años HG dejó de ser una de las constructoras más importantes del país y, para incrementar su capital, Hernández negoció tierras de expansión en Barranquilla y Villavicencio. La obsesión por el desarrollo urbano de Bucaramanga lo llevó a la política.

Rodolfo Hernández y Luis Fernando Bohorquez, en los días felices

En el 2011, con 65 años, decidió financiar directamente la campaña del candidato liberal Lucho Bohorquez. En el periodo 2012-2015 sabían que Hernández era el verdadero poder en la ciudad. Tener en la alcaldía a Bohorquez le facilitó el camino para  conseguir todos los permisos que le impedían explotar un relleno sanitario que estaba en poder de Entorno Verde, compañía que tenía en su junta directiva al propio Hernández. Además la cuñada del ingeniero, Martha Lucía Oliveros, era la secretaria de desarrollo en la alcaldía de Bohorquez. Esta alcaldía terminó mal ya que al político liberal lo metieron preso por corrupción, y no puede negarse que este es un lunar en la historia empresarial de Hernandez que siempre ha agitado las banderas de la anticorrupción.

En Bucaramanga, los contradictores que lo ven presidenciable, otros señalan ser un ídolo con pies de barro, que es un populista que desintitucionalizó a la ciudad. El balance de su paso por la alcaldía de la ciudad dejó un sabor agridulce en medios de las decenas de peleas que cazó y que terminó empañada por actuaciones de su hijo.

Los detractores explican que su riqueza de constructor se debe a su recursividad en la compra de tierras y a su ligazón con la contratación pública.

La última encuesta Invamer lo puso entre los favoritos para ganar la presidencia. Su estilo empieza a generarle frutos y solo se ubica por detrás de Petro y Fajardo. El punto es que, a sus 76 años, quiere ser un presidente tan mayor como Joe Biden, el  más viejo que ha tenido el país y cada vez son más los que se convencen del discurso agresivo y duro contra la corrupción, la burocracia, los privilegios, de este santandereano de pura cepa.

Te puede interesar:

Rodolfo Hernández se mete en la contienda presidencial y Petro se desploma

-.
0
6800
Benito Osorio, el eslabón entre paramilitares y ganaderos en Córdoba que comenzó a cantar en la JEP

Benito Osorio, el eslabón entre paramilitares y ganaderos en Córdoba que comenzó a cantar en la JEP

Jhonier aceptó que mató a su hermano Mauricio Leal y a su mamá

Jhonier aceptó que mató a su hermano Mauricio Leal y a su mamá

Gustavo Serpa, el odiado presidente de Millonarios, pero lleno de poder

Gustavo Serpa, el odiado presidente de Millonarios, pero lleno de poder

Evo Morales vuelve a pisar duro en Bolivia y busca una constituyente

Evo Morales vuelve a pisar duro en Bolivia y busca una constituyente

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus