Los logros en materia educativa que deja el saliente secretario de Educación de Medellín

En estos cuatro años se consiguieron importantes logros en materia educativa en la capital de Antioquia. Un vistazo a algunos de ellos

Por: jhon jairo acevedo vélez
septiembre 18, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los logros en materia educativa que deja el saliente secretario de Educación de Medellín
Foto: Facebook - Luis Guillermo Patiño Aristizábal

Cuando hablamos de educación en el campo internacional, nacional y regional, Medellín es un referente en esta materia. Sus reconocimientos como ciudad del aprendizaje, realizado por la Unesco, o Medellín, sede la cuarta revolución industrial, que celebra los avances en ciencia y tecnología a nivel mundial, son síntomas de una política pública de educación que ha sido exitosa y que ha tenido un protagonismo relevante en la vida de sus ciudadanos, eje central de la actual administración liderada por el alcalde Federico Gutiérrez.

Políticas como Buen Comienzo, que atiende a toda la población infantil de cero a cinco años, convirtiéndose en una política pública que llega a 82,600 niños; en el Colegio Contamos con Vos, 7,600 niños, niñas y jóvenes en edad escolar regresan a las aulas escolares; Escuela Entorno Protector, programa con asistencia integral que busca prevenir la violencia escolar, la deserción y el embarazo en adolescentes; el Líder Sos Vos la Red, y su versión infantil, el Líder Sos Vos, Kit, estrategia institucional para resaltar los liderazgos que permitirán que los niños, niñas y jóvenes encuentren una vocación en el servicio a la comunidad; Stem + H, que acerca de manera propositiva y pedagógica a los estudiantes al ámbito de la ciencia y la tecnología.

Pero allí no termina todo. La Secretaría de Educación, de la mano de Sapiencia, ha destinado 23.000 becas para que los jóvenes realicen sus estudios técnicos, tecnológicos y profesionales, en convenio con universidades del ámbito privado como públicas, en una red de centros de formación técnica y profesional que ubica a Medellín como una urbe universitaria. Además, la ciudad invierte en nuevas infraestructuras universitarias con su modelo de ciudadelas universitarias, que busca atender a la población más vulnerable de los sectores periféricos de la ciudad al ubicarse en sitios estratégicos para promover la educación inclusiva y pertinente.

Dentro de este nuevo modelo de ciudad del aprendizaje, el maestro ha tenido un alto protagonismo desde su ser y quehacer. Para ello se dio apertura a Mova, el primer centro de formación para el maestro, único por su naturaleza en el país, el cual atiende todas las necesidades de los maestros de la ciudad y un espacio para la lúdica y la enseñanza. Aunado a ello, la ciudad de Medellín, ha otorgado 300 becas para realizar estudios posgraduales, muchos de ellos créditos condonables, para hacer de la educación un espacio para la excelencia educativa.

En el ámbito de la internacionalización, la Alcaldía de Medellín, ha brindado becas de excelencia a jóvenes para que realicen pasantías en otros países del mundo de habla inglesa, como Canadá y Estados Unidos, para fomentar el bilingüismo en la ciudad, tarea acompañada por profesores extranjeros que se insertan en la comunidad educativa para enseñar una segunda lengua.

Todos estos logros en materia educativa, que se refleja en las pruebas saber 11 y en todos los escenarios educativos, es la muestra palpable que la educación es el camino para la transformación sostenible de una sociedad y Medellín ha sido pionera en poner como centro de la inversión pública, la educación, ¿pero cuál ha sido el motor de éste éxito en materia educativa?

Desde que se comenzó a hablar de educación hace quince años, bajo el lema, “Medellín, la más educada”, la ciudad no ha cambiado de rumbo. En esa oportunidad, bajo la administración de Sergio Fajardo Valderrama, la educación se vio transformada por una inversión en materia de infraestructura, donde se construyeron y adecuaron nuevos escenarios educativos bajo una mirada orientada hacia la calidad de los centros de formación, pensando en todos los aspectos de la vida escolar que encierra un niño, niña y joven.

En esa oportunidad, el secretario de educación, salió de las entrañas de la misma educación, en este caso, de la Universidad de Antioquia, que permitió entender la educación en todas sus manifestaciones. Esta misma dinámica, la utilizó el actual burgomaestre de la ciudad, Federico Gutiérrez y, ¡acertó"

Al iniciar su mandato como alcalde de la ciudad, escogió como su secretario de educación, al profesor Luis Guillermo Patiño Aristizábal, que venía de la academia. Su trayectoria profesional se había construido en la Universidad de Antioquia en la facultad de Ciencias Sociales y humanas, luego se desempeñó como profesor de primaria, secundaria; transitó hacia la universidad en calidad de docente universitario y luego como administrativo, ejerciendo como director del programa de Ciencias Políticas de la Universidad Pontificia Bolivariana. Desde allí, maduró su visión humanista desde el ámbito educativo que permite a Medellín avanzar en cada uno de sus componentes educativos, bajo una mirada de integralidad, pertinencia y desarrollo social.

De este modo, conocer el mundo educativo en todas sus manifestaciones, le permitió en primer lugar: identificar las necesidades del sector educativo en materia financiera; en segundo lugar, crear relaciones de cercanía e identidad con los docentes, en una relación de respeto y valor por su profesión, protagonistas de la transformación educativa y multiplicadores de experiencias pedagógicas; así pues, dejaron de ser funcionarios abstractos y funcionales, para convertirse en personas que realizan la labor más loable y compleja en una sociedad, como es enseñar.

En razón de ello, y de su sensibilidad como maestro, trató al cuerpo de profesores con respeto y dedicación, que le han permitido actuar con autoridad y fortalecer iniciativas como el complejo de estrategias educativas Mova; en tercer lugar, conocer las necesidades de sus estudiantes. De allí, propuestas tan sólidas y de alto impacto educativo y social como en el Colegio Contamos con Vos, que llevó el megáfono de la inclusión educativa a todos los espacios de ciudad, con el fin de contener la deserción escolar y convocar a la sociedad para mirar la escuela como un aliado de la nueva Medellín.

Y desde la administración municipal ha sido relevante que el alcalde haya enfocado su discurso al tema de la educación, reflejado en la inversión más alta de la historia de la ciudad, con un presupuesto robusto y bien administrado que ha dados resultados que son el reflejo de una política contundente: sin educación no hay progreso, desarrollo ni calidad humana. En segundo lugar, nombrar un maestro como secretario de educación, es reconocer la labor de miles de maestros de la ciudad, y mantener sus líneas de trabajo en pro de la cobertura y calidad educativa, es un claro mensaje de la capacidad de transformar. En tercer lugar, un proyecto educativo no se realiza ni se completa en un año, ni en dos o tres; la estabilidad de sus funcionarios, en especial el tema educativo, como todo proceso humano, requiere mantenerse en el tiempo y solo el tiempo aprobará la gestión del actual mandatario en materia educativa, logros que en la actualidad por sí solos hablan de esta apuesta de transformación humana y social.

Ahora, que el profesor Luis Guillermo Patiño Aristizábal, deja la dirección de la política educativa de la ciudad y su adhesión al candidato, Luis Santiago Gómez Barrero, suceden tres hechos importantes:

1. Que la educación en Medellín debe seguir por la senda que atraviesa; el camino trazado no puede desviarse o corre el riesgo de retroceder, en este caso perdería toda la ciudad.

2. El apoyo a la candidatura de Gómez Barrero significa un espaldarazo a un proyecto político de larga duración, y reconoce en Federico Gutiérrez ese liderazgo político.

3. Su trabajo y reconocimiento como secretario de educació, arropan al candidato de la campaña Seguimos Contando con Vos, pues su liderazgo es reconocido por todos los sectores de la sociedad, en especial, el educativo.

Así pues, las banderas de la educación están en otra cancha, de la continuidad. Y si el próximo domingo 27 de octubre, día de las elecciones regionales, Luis Santiago Gómez Barrera es elegido alcalde de la ciudad, la secretaría de educación tendría nuevamente a este huésped ilustre que ha trabajado y seguirá trabajando por la educación de los niños, niñas y jóvenes de la ciudad; por todos los profesores que conforman ese capital humano que día a día transforman desde sus vidas y prácticas docentes, la vida de miles de estudiantes.

En este orden de ideas, la ciudad tiene un gran reto y la administración que llegue debe contar con estos logros en esta materia para seguir avanzando y construyendo una mejor sociedad fundamentada en la educación: por ello Medellín, es ciudad del aprendizaje.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus