Cuentos que no hay que leer sino ver y oír

Luabooks el invento digital de Juan D. Saab y Lizardo Carvajal, hecho para que los niños disfruten los libros

Por:
enero 25, 2017
Cuentos que no hay que leer sino ver y oír

Hace cinco años Juan David Saab creía que la vida se le iba a ir haciendo páginas web en su trabajo como consultor digital que tanto lo aburría. Ingeniero de sistemas de la Universidad Nacional, lector voraz de novelas juveniles, se la pasaba criticando esos libros infantiles que hacían con el formato de realidad aumentada, usando siluetas en 3D, ya que mantenían al niño metido en el dispositivo y no en el libro. Deseaba   que leer se le convirtiera al niño en un deslumbrante acto de magia que lo hechizara inmediatamente. Para eso necesitaba romper con todo y seguir su camino. No encontraba el impulso que necesitaba hasta que conoció, mientras desarrollaba una página web, a Lizardo Carvajal, un diseñador gráfico que como él quería quemar las naves.

“Juan David, vos te imaginás como sería esta oficina y nuestras vidas de bonitas si llegáramos a editar libros para niños”, así se inventaron a Luabooks. Las historias en los libros que Saab y Carvajal creaban historias que fluían en diferentes soportes, historias que trascienden el papel y cobran vida en computadores, tablets y teléfonos inteligentes. Para crear esas historias los dos jóvenes emprendedores las desarrollan en 8 procesos: primero hacen una lluvia de ideas, luego crean la historia, lo dibujan, crean la música, hacen la animación y luego producen el video y desarrollan el software. El niño queda deslumbrado cuando al pasar su teléfono por el papel éste cobra vida en movimiento y sonidos.

lua

Ya se han creado siete libros. El pájaro de los mil cantos fue el primero de Luabooks que tuvo un reconocimiento al ganar la convocatoria Crea Digital 2013 organizado por los ministerios de Cultura y Tecnologías. De él ya se han impreso 7.000 ejemplares. Su último libro es El hombre extraño, una canción de Silvio Rodríguez ilustrado por el propio Lizardo Carvajal. Además no se han conformado con editar libros sino que fueron más allá. Malaika, la Princesa, buscaba acercar a los niños al tema de la muerte. 90 personas alrededor del mundo aportaron dinero e ideas para crear la historia que ganó en el 2015 un premio de la audiencia en el Festival de cine latinoamericano de Toronto. Ese mismo año se integró al equipo Silvia Valencia quien aportó, desde su conocimiento literario, nuevas e ingeniosas historias.

El proyecto de Saab y Carvajal empieza a desbordarse. Los derechos de los libros de Luabooks ya se han vendido en España, Chile y Argentina, estableciendo con ellos distribución directa de los libros. El próximo año ya entrarán a México.  En las tiendas Apple ya se encuentran sus libros en varios idiomas.

Pocos creían que la idea quijotezca de Saab y Carvajal, eso de dejar de dejar de crear páginas webs para meterse a hacer libros digitales y formar una editorial iba a funcionar. Cinco años después Saab vive de lo que le gusta, de lo que le apasiona. Ya el año pasado fue invitado al Hay Festival en Cartagena y el próximo año se enfrentará a otros retos en busca de posicionar a Luabooks como una de las mejores editoriales interactivas del continente.

-.
0
3032
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Cuando las hamburguesas de El Corral iniciaron en un pequeño local frente a la Javeriana

Cuando las hamburguesas de El Corral iniciaron en un pequeño local frente a la Javeriana

¿No sabe qué comer? Esta app le dice cuál es la mejor comida de Bogotá

¿No sabe qué comer? Esta app le dice cuál es la mejor comida de Bogotá

La amenaza del Big Data: adiós a su información privada

La amenaza del Big Data: adiós a su información privada

La puerta para que actores y modelos desde un Smartphone consigan trabajo

La puerta para que actores y modelos desde un Smartphone consigan trabajo