Los fósforos El Rey no encienden pero siempre se recuerdan

Ni siquiera el grupo Fierro de España logró mantenerlos en el mercado pero su inolvidable icono sirve de burla para los que se sienten reyes

Por:
julio 04, 2020
Los fósforos El Rey no encienden pero siempre se recuerdan

Los fósforos se niegan a desaparecer a pesar de que su consumo ha disminuido más de un 50 % en menos de 15 años. La fuerte competencia por parte de los encendedores desechables y las estufas con encendido eléctrico, acabó sin embargo con la líder en mercado, Fósforos El Rey, una cajetilla que era común en todas las casas de las colombianos.

La Compañía Fosforera Colombiana inició la producción de El Rey en Manizales en 1930, ciudad que fuera uno de los epicentros de esta industria. En su apogeo llegó a generar 426 empleos en 7 fábricas a nivel nacional. Todo cambió sin embargo en 1991 con la llegada de los españoles del Grupo Fierro, cuyos orígenes era de fosforeros por parte de la familia fundadora, quienes ingresaron pisando fuerte a través de su empresa Fonandes. Con la estrategia de quedarse con la mayoría del mercado, rápidamente fueron adquiriendo pequeñas fábricas de fósforos que no pudieron competir ante la guerra de precios que se presentó.

El Grupo Fierro estuvo acusada ante la Superintendencia de Sociedades de posibles prácticas monopolísticas y en contra de la competencia, pero finalmente no se le encontraron evidencias de competencia desleal. Sin embargo, durante en la década de los 90 siete marcas de fósforos desaparecieron del mercado, y para finales de los años 90s el grupo español había adquirido todas las marcas nacionales.

Fosforera Colombiana fue de las últimas en ser adquirida, las malas decisiones administrativas y un atraso tecnológico en la producción, la llevaron a un proceso de liquidación interna, y a que en 1995 el más rebelde de sus competidores colombianos la vendiera al grupo Fierro. Bajo su mando, Fósforos El Rey volvió a dominar el mercado con el 85 % de las ventas, e inició exportaciones a America Latina. En su pico en ventas de 1999, alcanzó a vender casi $ 12 millones. Una concentración que llevó a que a finales de los 90s solo permanecieran dos fábricas en producción, Fonandes y Fosforera Colombiana.

Sin embargo, Fosforera Colombiana no logró superar el cambio de hábitos en sus clientes, y desde hace 5 años comenzó una crisis que no pudo superar, y hace dos años entró en proceso de liquidación. En los predios de Mosquera, Cundinamarca, donde operaba la fábrica, existen ahora edificios residenciales; las cajas de fósforos que se siguen consiguiendo principalmente en las tiendas de barrio y zonas rurales, fueron importadas de inventarios en Guatemala y Ecuador.

El Grupo Fierro entró al país en parte aprovechando el atraso tecnológico de años en la industria nacional, e invirtió entre 1993 y 1995, $ 12.000 en la construcción una planta con tecnología de punta en Sopo (Cundinamarca), desde donde se alcanzaron a producir dos millones de cajas diarias, entre las varias de las marcas que habían comprado. Es allí, pero ya no bajo la dirección de la familia Fierro, la cual se retiró del grupo hace años, donde se fabrica la marca más vendida en la actualidad, Fósforos el Sol, producida en dos presentaciones, además de otras dos marcas: Refuegos y Poker, además otros productos como velas, velones, encendedores, palillos y mezcladores.

La segunda marca más vendida, son los fósforos de madera Bengala, usados sobre todo para fogatas, importados por Option S.A. ubicada en Siberia.

La única otra fábrica nacional, queda en el municipio de Entrerríos (Antioquia) donde se fabrica el fósforo de seguridad San Jorge, aunque tal vez son más conocidos por sus Velas y Velones, ya que se ha diversificado en sincronización con el mercado hacia otros productos como encendedores desechables y bombillas. Los fósforos de seguridad están diseñados de forma que la cabeza sólo arde al rasparla contra la superficie que posee la caja.

El fósforo se niega a desaparecer en el país y en el mundo, a pesar de las nuevas opciones del mercado, siempre habrá una que otra actividad como la fogata donde continua siendo una excelente opción, y específicamente Fósforos El Rey, aunque ya no se produce, ha pasado a ser en un ícono gráfico de los colombianos cuya imagen perdura en el arte urbano.

 

-.
0
30900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus