Los festivales gratuitos estancan a los artistas

El ciudadano en su mente razona: “para que voy a pagar por ver a un artista nuevo si lo veo gratis en el parque”

Por: Jonathan Silva
agosto 10, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los festivales gratuitos estancan a los artistas
Foto: Bogota.gov.co

Bogotá una ciudad multicultural que posee una gran variedad de talentos. Por ser la capital, llegan de todas partes de nuestro bello país jóvenes que deleitan a la ciudadanía día a día, con ese don artístico que les fue dado. Tienen grandes escenarios, además siempre llenan el aforo. Sí, escenarios como: teatro Volvo rojo, o el  colectivo que va por la 30 y 68. La boleta general solo cuesta unas monedas, y la VIP un billete que tiene el rostro  de Jorge Eliécer Gaitán. Estos teatros cuentan con una zona alimenticia de gran variedad gastronómica: maní, plátano de sal o plátano de dulce, habas tostadas, y uvas pasas. ¡Varias regiones ahí representadas! Claro, que si algo sale mal en el concierto u obra teatral pueden pagar una multa por incumplir su contrato. El demandante, el Código de Policía.

Esta es la realidad de nuestros artistas, ya que por algún motivo, el arte y la música no son valorados. Por lo general nuestros artistas tienen que ir al SENA, y luego ir a la universidad para dedicarse a algo “que les de dinero”. Aquí pareciera que de los sueños no se puede vivir. Como muchos padres dijeron: “mijo bájese de esa nube”. ¿Triste, no?

Piense en ese acróbata que está en los semáforos, que si hubiera nacido en Londres sería un artista prodigio.

Hablando de Londres le voy a dar unos datos para que vea la diferencia de un país que apoya el arte y la cultura, comparado con Colombia. En este avance social también la sociedad civil ha tenido un papel protagónico.

En el Reino Unido (UK) las industrias creativas y culturales han sido un motor económico, estas agrupan: música, teatro, cine, moda, tv. En el 2011 el Ministerio de Comercio e Inversión de UK, dio unos datos magníficos. Con los cuales podemos comprender el peso económico de las industrias creativas y culturales.

La moda aporto 12 mil millones de dólares, el cine exportó 2.600 millones de dólares. La música con una población de 63 millones de habitantes representa el 4 mercado global en esta materia, y las regalías  a los compositores ha crecido aceleradamente.

Las artes escénicas generan cada año 14 millones de visitas a los teatros de la ciudad de Londres, al igual que con la música, el público paga muy bien por las entradas a cada evento.

Todas estas expresiones unidas, han generado crecimiento en otro sector; los publicistas. Las agencias de publicidad  emplean cerca de trescientas mil personas en el Reino Unido. Los frutos  de apoyar el arte y la cultura de manera responsable son nada más y nada menos que este renglón de la economía represente el 6% del PIB, y emplee cerca de un 1’300.000 de personas. Teniendo en cuenta que lo mínimo que se paga en UK por hora trabajada es 7,20 LB, unos 28.000 pesos colombianos. Con una inflación del 1,6% a enero del presente año.

¿Cuál fue la clave del éxito? La respuesta está en que ellos modificaron su pensum académico, priorizaron la formación lingüística, matemática,  científica, humanística, deportiva y obviamente artística. Facilitando que el talento progrese en las áreas de mayor aptitud. De igual manera destacaron el estimulo al emprendimiento creativo y cultural. Invirtieron en dotar las localidades de infraestructura para la expresión vocacional. Se profundizó en que los jóvenes desarrollen sus talentos en: teatros, conservatorios, bibliotecas etc.  La calidad educativa se enfocó  en trabajar la vocación y potencializarla.

¿Y Colombia cómo va en esta materia? Pues, somos el país más alegre del mundo, el país que más días festivos tiene. Por ende, patrocina cualquier cantidad de festivales, fiestas, conciertos etc. Donde los colombianos asistimos como nos gusta, al gratín. Sin contar festivales abiertos como Rock, Jazz, Salsa al parque o  Bogotá Góspel en el marco del festival de verano, y sus otras actividades. Donde vamos a divertirnos ¡al gratín! ¿Cuánto puede costar la producción de un evento? Pues no menos de 100 millones, sin contar lo que se deba pagar a los artistas extranjeros o reconocidos. Hay eventos hasta de 5'000.000 millones aproximadamente, pero esto lo financia papá estado. Se podría decir que se invierte más en diversión que educación.

Además los artistas nacionales tienen que pasar por convocatorias para participar en tales festivales. Se presentan cientos de ellos, con sueños y ganas. Sus talentos se reducen a unos jurados. Sí, como un American Idol, o peor, a una twiteraton, donde hasta la abuela resulta la más dura en tecnología. Créame, los artistas famosos cerraron un contrato más, mientras los jóvenes músicos y artistas, si corren con suerte clasifican. Igual al otro día hay que ir a trabajar en la oficina o en el teatro volvo. Y el ciudadano en su mente razona: “para que voy a pagar por ver a un artista nuevo si lo veo gratis en el parque”.

 

No propongo acabar con esos eventos, no, esa no es la idea, pues son expresiones culturales. Propongo como diría un exalcalde, “todos ponen”. Una boleta simbólica, que sea voluntario dar un aporte. Imagine usted por un momento, si yo aporto de una forma voluntaria, podría estar construyendo país. El Estado destinaría más recursos al fortalecimiento de las herramientas para que los jóvenes puedan desarrollar los talentos. Ellos podrán tener trabajo digno, pasarán del teatro Volvo, al Jorge Eliécer Gaitán. De tocar en fiestas de cumpleaños a presentarse en la conmemoración de los Grammy.

En Colombia ya se aprobó una ley, está se llama la ley naranja. La cual está direccionada a desarrollar las industrias creativas y culturales de la misma forma que en UK. Pero aquí el público tiene la última palabra, y todo comienza con cambiar la mentalidad. Mientras en Europa rara vez hay un evento gratis, aquí casi todo es financiado por el papá estado, y el colombiano promedio piensa que si ve a Juanes sin pagar, para que pagar una boleta costosa por él. Esto se expresa en ver los precios de la boletería de nuestros artistas. Sí se puede apoyar al talento y que sea un motor económico en nuestra nación.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
454

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Boris Johnson, el hombre que quiere convencer a los británicos de que puede sacarlos del atolladero

Boris Johnson, el hombre que quiere convencer a los británicos de que puede sacarlos del atolladero

Inglaterra en conmoción por crimen de diputada Jo Cox

Inglaterra en conmoción por crimen de diputada Jo Cox

El Brexit de Boris Johnson: portazo definitivo a la UE

El Brexit de Boris Johnson: portazo definitivo a la UE

Thomas Cook entra en quiebra

Thomas Cook entra en quiebra