Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Los enredos de Luis Carlos Villegas en el Fondo para la reconstrucción del terremoto de Armenia

El presidente Santos nombró como gerente para la reconstrucción de Mocoa al hoy ministro de defensa, sin tener en cuenta los cuestionamientos que tuvo el FOREC

Por:
Abril 11, 2017
Los enredos de Luis Carlos Villegas en el Fondo para la reconstrucción  del terremoto de Armenia

El terremoto de 1999 que sacudió al Eje Cafetero y afectó 28 municipios en Caldas, Quindío, Risaralda, Tolima y Valle, obligó al presidente Andrés Pastrana (1998-2002) a declarar “el estado de emergencia económica, social y ecológica por razones de grave calamidad pública”. También, a crear, mediante el decreto 258 del 11 de febrero, el FOREC. La presidencia del consejo directivo de este fondo se le asignó a Luis Carlos Villegas, quien dirigía la Asociación de Industriales de Colombia (ANDI).

El sismo de 6,2 grados en la escala sismológica de Ritcher fue devastador. Más de 1.200 personas perdieron la vida y otras miles resultaron heridas y damnificadas. La solidaridad mundial se evidenció con las ayudas procedentes de 50 países, se recibieron 2.000 toneladas de alimentos y 4.000 toneladas de enseres varios que fueron destinados a la región. Además, las donaciones económicas de la comunidad internacional superaron los US$1,5 millones.

De acuerdo a las cifras suministradas por el Departamento para la Prosperidad Social, DPS, entidad que asumió los derechos y obligaciones del liquidado FOREC,  se invirtieron en total US$750 millones para la reconstrucción del Eje Cafetero.

Con tanto dinero circulando, las irregularidades estuvieron a la orden del día y Villegas estuvo en el centro de la polémica, aunque siempre salió indemne. No en vano, varios expertos afirman que “es una de las personas más poderosas del país”.

Como presidente del consejo directivo del FOREC, en julio de 1999, Villegas estuvo aparentemente involucrado en la aprobación irregular de la compra por $2.600 millones de pesos de un predio de 56.950 metros cuadrados al nororiente de Armenia para la construcción del comando departamental de Policía de Quindío, que había colapsado en el terremoto. No obstante, no fue vinculado al caso.

En enero de 2001, la Fiscalía capturó y luego absolvió por este hecho a Diego Arango Mora, presidente de la junta directiva del FOREC. Pasó lo mismo con Álvaro Patiño Pulido, alcalde de Armenia (1998-2000), con la compra del lote de la Sociedad Limitada Los Corales, propiedad de las señoras Patiño Pulido, sus hermanas. Dicha adquisición tuvo un sobrecosto de casi 400%, pues su avalúo, según la Lonja de Propiedad Raíz de Armenia, era de aproximadamente $600 millones.

Aunque las hermanas del alcalde estaban impedidas para participar en la convocatoria, esto no fue obstáculo. Tal como lo señala el acta 22 del Consejo Ejecutivo del Forec, del 28 de julio de 1999, Villegas, Patiño, Arango y los demás miembros de la junta firmaron la escogencia de dicho predio que, según ellos, estaba avaluado en $2.834 millones de pesos.

Adicionalmente, Luis Carlos Villegas también habría incurrido en posibles irregularidades junto a Diego Arango Mora en la entrega de $2.017 millones de pesos a las directivas del Parque Nacional del Café, como estímulo para la reactivación económica del departamento. Así consta en el acta 21 del Consejo Ejecutivo del FOREC, del 21 de julio de 1999.

El dinero supuestamente fue usado para la reparación de algunas atracciones mecánicas del parque temático que sufrieron averías con el sismo. Ante este hecho, la ciudadanía quindiana expresó su descontento, al considerar que el dinero se debió invertir en otras necesidades más urgentes como la construcción de viviendas, escuelas, servicio público y la adecuación de vías.

Inquirido al respecto por un medio local, Villegas expresó: “prefiero que el dinero de la reconstrucción se invierta en un proyecto productivo de turismo, a que en el futuro me pregunten por qué dejé cerrar el Parque del Café”.

Aún al mando de Villegas, el FOREC celebró en julio de 1999 un contrato por $5.800 millones de pesos con la ONG Fundecomercio para la reconstrucción del edificio de Ciencia Humanas de la Universidad del Quindío. Dos años después, la obra pasó a manos de la ONG Cámara de Comercio, quien terminó su construcción.

El edificio fue entregado el 30 de mayo de 2002, pero las grietas en pisos y paredes, filtraciones de agua y deformación o deflexión de vigas evidenciaron fallas estructurales, las cuales obligaron a la universidad a cerrar el inmueble en 2005 y a reubicar a 3000 estudiantes en la Escuela de Administración y Mercadotecnia.

La situación fue expuesta ante las firmas constructoras, para hacer valer la póliza de obra C-02-1127300 con vigencia hasta el 30 de abril de 2007. Pero ante el retraso de aceptación de responsabilidad de las firmas y para no crear más traumatismo a la comunidad académica, la Universidad del Quindío decidió emprender, con dineros propios, las obras de reforzamiento estructural por un costo de $1.300 millones.

Ante la lentitud de la Universidad del Quindío para hacer valer la póliza empezó el calvario para la recuperación del dinero, fueron los representantes estudiantiles quienes asumieron los trámites de reparación, lucha que se extendería por un par de años.

Aunque Villegas renunció a la presidencia del consejo directivo del FOREC en agosto de 2000 para asumir su trabajo en el Plan Colombia y en las negociaciones fallidas de Pastrana con las Farc. Las irregularidades continuaron acumulándose.

La Contraloría General de la República abrió 65 procesos de responsabilidad fiscal, la Procuraduría General de la Nación inició 26 expedientes disciplinarios, la Fiscalía General de la Nación instruyó 7 investigaciones, y la Defensoría del Pueblo recibió 28 quejas por violación de derechos.

A pesar de todas las investigaciones abiertas, ningún funcionario fue sancionado o encarcelado y cientos de damnificados debieron vivir un verdadero viacrucis para poder acceder a los subsidios. Diez años después del terremoto, muchas familias aún vivían en precarios cambuches.

El FOREC entró en proceso de liquidación el 25 de enero de 2002 y sus labores cesaron definitivamente el 25 de julio del mismo año. Durante los más de tres años de funcionamiento, se subdividió en una maraña burocrática de 32 gerencias zonales. Al liquidarse paulatinamente, las encargadas de la terminación de las obras inconclusas que se extendieron por 10 años, quedaron a cargo de cuatro ONG: Fundación Vida y Futuro, Fundaempresa, AVP-Cetec, Fondo de Solidaridad del Valle del Cauca y Cámara de Comercio de Armenia.

Con   tan catastróficos antecedentes, ojalá la ciudadanía de Mocoa no sufra el largo calvario que padeció Armenia para su reconstrucción.

La meteórica trayectoria de Villegas

Luis Carlos Villegas Echeverri (Pereira, 16 de junio de 1957) empezó su prometedora carrera, siendo aún estudiante universitario, como sustanciador de la Junta Nacional del Instituto de Seguros Sociales. Luego, fue auditor del área legal del Fondo Nacional del Ahorro, FNA.

Posteriormente, en 1978, fue secretario privado de Diego Moreno Jaramillo, Ministro de Desarrollo y consejero económico de la embajada de Colombia en París. Después, entre 1980 y 1984, fue subsecretario de asuntos económicos bajo el mando de tres ministros, y en 1984 fue nombrado secretario general del Ministerio de Desarrollo.

Para 1985 fue designado como Gobernador de Risaralda; en 1986, fue secretario general de la Federación Nacional de Cafeteros; entre 1987 y 1989, fue viceministro de Relaciones Exteriores; de 1991 a 1992 fue secretario internacional del Partido Liberal, y de 1992 a 1995 fue presidente de la Corporación Financiera de Occidente.

En 1996, fue elegido presidente de la ANDI, cargo que desempeñó paralelamente a otras actividades gremiales hasta 2013. En 2012, formó parte de la junta directiva de Ecopetrol, y durante el proceso de la negociación de paz con las Farc en La Habana fue negociador del gobierno. Además, antes de ser nombrado Mindefensa, fue embajador de Colombia en Washington y ahora tendrá que ponerse al frente de la reconstrucció de Mocoa, con lo cual muy seguramente dará un paso al costado del ministerio de defensa.

Publicidad
0
26080
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Las tres del tintero

Gina no tiene ni idea. Sabe más Pinzón. ¿De la Calle no firmó?
El dossier de los cinco altos mandos con estrella negra por falsos positivos

El dossier de los cinco altos mandos con estrella negra por falsos positivos

Todos tienen investigaciones en curso en la Fiscalía que deberían ser consideradas por el Senado a la hora de estudiar sus ascensos a generales. MinDefensa los respalda

Las tres del tintero

Las 829 niñas enfermas por la vacuna del Papiloma no existían como no existen las autodefensas gaitanistas ni las ambiciones territoriales de Nicaragua
Luis Carlos Villegas estrena equipo

Luis Carlos Villegas estrena equipo

Un político, Aníbal Fernández y una técnica, Mariana Martínez serán los dos nuevos viceministros de Defensa