Opinión

Los empresarios se lavan las manos

Además de lavarse las manos, en esta negociación del aumento de salario mínimo los gremios de la producción pelaron el cobre

Por:
diciembre 29, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los empresarios se lavan las manos
Camacol, Fenalco, SAC, Andi: en la próxima reforma tributaria cuando se asomen al Congreso a impulsar exenciones o subsidios, el país se les vendrá encima. Pónganle la firma.

La propuesta de los empresarios sobre el alza del salario mínimo no solo ha sido ridícula, sino que en el fondo lo que significa es una lavada de manos de los grandes empleadores del país, que además son muy pocos. La razón es bien simple: en vez de mostrar un esfuerzo meritorio, dado que según sus propias palabras" han tenido un año muy duro", como si los trabajadores no hubiesen vivido algo peor, lo que buscan es dejarle al gobierno la decisión sobre este tema crucial. La distancia es tan grande con respecto a la propuesta de los trabajadores, que es evidente que estos dos sectores no llegarán a ningún acuerdo. De esta manera, el gobierno dictará por decreto el aumento de este salario y así los empresarios salen impecables de esta discusión dentro de su gremio. Las razones son obvias: primero, dejan en claro que nunca estuvieron de acuerdo con nada distinto a la miseria del 2 % en semejante año. Segundo, que si aceptan algo más es porque les toca, lo decreta el gobierno.

Lo que los gremios de la producción que siguen siendo voceros de este sector no han medido, es el mensaje que le dejan al país. La expresión que mejor los califica es su infinita falta de solidaridad. Como dijo el empresario de Technoglass que los descalificó, si una empresa no resiste un aumento salarial del 5 % o 7 %, es porque no es empresa. Surge aquí de nuevo el argumento que se debe repetir hasta el cansancio. Qué ha pasado con las décadas en que estos empresarios obtuvieron ganancias, lo que no es aplicable a los trabajadores de un país como Colombia que tiene una inexplicable tasa de informalidad laboral, de población bajo la línea de pobreza, de brechas que lejos de reducirse se agrandan.

_______________________________________________________________________________

Como dijo el empresario de Technoglass que los descalificó, si una empresa no resiste un aumento salarial del 5 % o 7 %, es porque no es empresa

________________________________________________________________________________

Si tanto se quejan quienes son los más poderosos de este país, ¿es que aquí no ha habido capitalismo? Y entonces, ¿qué han hecho durante tantos años que no les ha permitido tener el músculo financiero para resistir las vacas flacas? ¿Nuestro sector empresarial es un fracaso? Cómo han hecho entonces para resistir. Como este razonamiento no se lo cree nadie, lo que están dejando en evidencia es que no tienen la mínima solidaridad que debería ser propia de quienes han tenido la fortuna de pertenecer a esa minoría que vive en la Colombia moderna.

Esa señal les va a costar muy caro cuando necesiten, primero de la voluntad y compromiso de sus trabajadores para dar lo mejor de sí mismos de manera que sus empresas progresen. Pero además, se traducirá en duras críticas cuando vuelvan a pelear por obtener dádivas del gobierno. Después de esta actitud en medio de semejante crisis económica donde millones sí han visto destruir sus ingresos, en la próxima reforma tributaria cuando ustedes se asomen al Congreso de la República a impulsar exenciones o subsidios, el grueso del país se les vendrá encima. Pónganle la firma.

La verdad es que esa visión miope que han demostrado sus gremios en la negociación del salario mínimo les va a salir muy caro. Y ustedes que siguen creyendo que basta con tener excelentes relaciones con el gobierno, no les importa lo que piense el resto del país. No se equivoquen, y acepten que la embarraron, como de una manera muy coloquial ya se los hizo sabe uno de los empresarios importantes de Colombia. Que conste que se lo advertimos para que después no se lamenten de las consecuencias de haber dado estas señales de su falta de compromiso con el resto del país. Pensándolo mejor, además de lavarse las manos, en esta negociación los gremios de la producción pelaron el cobre.

Publicada originalmente el 15 de diciembre 2020

-.
0
4700
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
2021: ¿podremos recuperar la esperanza?

2021: ¿podremos recuperar la esperanza?

La polarización de los medios de comunicación

La polarización de los medios de comunicación

Negociación del salario mínimo en medio de una crisis

Negociación del salario mínimo en medio de una crisis

¿La juventud es nuestra única esperanza?

¿La juventud es nuestra única esperanza?

Embajada de España: de Carolina Barco a Néstor Humberto Martínez

Embajada de España: de Carolina Barco a Néstor Humberto Martínez

Semana perdió su alma

Semana perdió su alma

Álvaro Uribe: su odio en política le costará

Álvaro Uribe: su odio en política le costará

No es regresar al pasado

No es regresar al pasado