¿Los demócratas gringos boicotean a sus propios candidatos?

"El mundo político estadounidense se despertó con este escándalo y ninguno de los candidatos sabe quién ganó en las asambleas partidistas de Iowa"

Por: Ancízar Villada
febrero 05, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Los demócratas gringos boicotean a sus propios candidatos?
Foto: Twitter Phil Roeder

En la noche del 3 de febrero del 2020, los Estados Unidos y el mundo entero estaban atentos para observar las asambleas primarias del Partido Demócrata. Este proceso democrático inició en el Estado de Iowa, en el cual los ciudadanos se reúnen en universidades, iglesias, colegios y otros edificios públicos para deliberar quién es el candidato que apoyan para derrotar a Donald Trump en noviembre del 2020. Las encuestas de los principales medios de comunicación apuntaban a un empate técnico entre Bernie Sanders y Joe Biden, sin embargo, en el transcurso de la noche del martes las cámaras de los medios corporativos de los Estados Unidos mostraron el masivo apoyo popular hacia la candidatura de Sanders, mientras que la candidatura de Joe Biden demostraba poco apoyo de los votantes.

La noche del martes en Iowa estuvo caracterizada por la confusión y el caos para los espectadores y los mismos votantes en la región, los resultados estaban tardando mucho en llegar, transcurrieron horas y horas y ninguno sabía que estaba pasando. El olor a fraude era inminente.

Al día siguiente, el miércoles 4 de febrero, las autoridades locales del Partido Demócrata se manifestaron frente a lo ocurrido en la noche del martes y dijeron que los resultados se estaban revisando por ciertas “inconsistencias” durante el conteo de votos por medio de una aplicación digital que se autorizó para esta elección. El mundo político estadounidense se despertó con este escándalo, y ninguno de los candidatos sabe a ciencia cierta quién ganó en las asambleas partidistas de Iowa. Tanto Joe Biden, como Elizabeth Warren y Pete Buttigieg se mostraron confiados pensando que posiblemente ellos habrían ganado esta contienda. Por su lado, Bernie Sanders también se sintió confiado ante el evidente apoyo masivo de los jóvenes universitarios y los adultos liberales-progresistas de Estados Unidos a su candidatura.

A pesar de la confianza de Sanders frente a los posibles resultados, resulta evidente el constante boicoteo a su candidatura por parte del poder establecido dentro del Partido Demócrata, el círculo político de Joe Biden (Obama y Hillary Clinton) han mostrado su preocupación por el impulso que ha tenido la candidatura de Bernie Sanders luego de su ataque cardíaco. La ex-Secretaria de Estado de Obama en múltiples ocasiones se ha referido a Bernie Sanders y ha dicho: “A nadie le gusta, nadie quiere trabajar con él, él no hace su trabajo”. Según la señora Clinton y su jefe Obama, la candidatura de Sanders no trabaja para unir a los demócratas y derrotar a Donald Trump.

Los demás candidatos demócratas saben que Bernie es el candidato a derrotar, resulta ser un político incómodo para los intereses de las corporaciones que ellos defienden, el socialismo democrático de Bernie Sanders supone un peligro a los intereses económicos de los banqueros, las farmacéuticas y las demás empresas que financian estas campañas de la oligarquía demócrata. Por otra parte, los conservadores de la oligarquía republicana (no muy distinta a la demócrata) y Trump se mofaron del ridículo que hicieron los demócratas con estas votaciones “el único ganador de Iowa es Trump” dijo el presidente en su cuenta de Twitter. Y quizás tenga razón, apenas es el inicio de las primarias y el Partido Demócrata se boicotea entre ellos mismos, el juicio político contra Trump fue un show mediático de unas cuantas semanas y la aprobación de Trump aumenta meses antes de las elecciones de noviembre. Finalmente, los demócratas buscan destrozar la candidatura del único candidato viable para derrotar a Trump en noviembre, Bernie Sanders. Este debe luchar contra dos adversarios: Donald Trump y la oligarquía demócrata. Mientras tanto, el actual presidente se frota las manos, porque su reelección parece casi inminente por la torpeza de un Partido Demócrata desconectado del realismo político estadounidense.

-.
0
300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Noticias de leer para no creer

Noticias de leer para no creer

Por presiones al presidente de Ucrania, Trump iría a juicio político

Por presiones al presidente de Ucrania, Trump iría a juicio político

EE.UU. concluyó que el coronavirus pudo salir de un laboratorio de Wuhan y China responde

EE.UU. concluyó que el coronavirus pudo salir de un laboratorio de Wuhan y China responde

La llegada de Biden tuvo eco en la Asamblea del Partido Farc

La llegada de Biden tuvo eco en la Asamblea del Partido Farc