Los creadores de Diomedes

¿Cuánto de verdad y cuanto de mentira hay en esta exitosa producción que resucitó al Canal RCN? La respuesta la tienen estos cuatro libretistas que diseñaron la historia para televisión.

Por:
abril 15, 2015
Los creadores de Diomedes

-A ustedes este canal debería hacerles un monumento... Es decir lo sacaron de una crisis que llevaba dos años.

-No, pues eso son rachas muy normales en la televisión colombiana que tiene ese funcionamiento.

Quien habla es Pedro Hernández. Uno de los cuatro cerebros detrás de Diomedes, el cacique de la junta, producción que desde su estreno el pasado 13 de enero, cada noche marca en promedio entre 14 y 15 puntos de rating convertida desde entonces en el programa más visto del país. Él junto a Sandra Gaitán, Juan Carlos Troncoso y Fernan Rivera –con la asesoría permanente de Fernando Gaitán- son quienes escriben cada letra de la historia que cautiva a todo el país basada en la vida de Diomedes Díaz. Paradójicamente, siendo ellos los creadores primarios de esta producción que congrega millones de televidentes, andan por la calle sin reconocimiento alguno “Lo cual es bueno entre comillas porque la fama es una jartera. Qué pereza no poder ir uno a un sitio sin que lo reconozcan” Puntualiza Pedro. La charla tuvo lugar en la oficina de Fernando Gaitán ubicada en el segundo piso de la vicepresidencia de producto de RCN, durante un espacio entre las reuniones que los libretistas sostienen por estos días en que cada uno de sus minutos es tan escaso como preciado. Al lado, en la sala de juntas contigua a la oficina, hay una acalorada reunión cuya energía presente en las voces que de vez en cuando se escuchan, indica que en este lugar se toman decisiones importantes.

Junto a Pedro, hoy se encuentra Sandra. “Nosotros estamos tan sincronizados que si nos separas, nos pones a cada uno en un cuarto y nos preguntas qué decisión tomaría Lucía Arjona si se encuentra una tortuga volteada en la calle, te respondemos lo mismo”. La sincronización de estas cuatro cabezas debe ser tal que cuando uno escribe los diálogos de un personaje y pasa otro a continuarlos, no debe percibirse diferencia alguna entre el cambio de pluma. El profesor del equipo es Fernan, quien propone ejercicios de escritura dramática e incluso les recomienda libros.

Llevan 2 años y medio en el proceso creativo que suma investigación con escritura –y se estima que faltan cuatro meses por lo que se encuentran en la etapa final- desde 2012 cuando el mismo Diomedes aceptó ceder los derechos de su vida para una novela con la única condición de que Fernando Gaitán estuviera involucrado en el proceso. “No podemos decirte si Caracol o alguien más también quiso hacerla, porque no nos consta pero RCN la hizo porque la condición de Diomedes era esa. Igual que pasó con A Corazón Abierto, que no cedían los derechos si Fernando no se involucraba. No debería ser yo quien lo diga, pero es la verdad” Dice Sandra, cuyo apellido delata el parentesco con el creador de la fea más famosa del mundo; son hermanos. Tanto Pedro como Sandra -y sus dos compañeros- se sienten agradecidos de que el canal les haya dado la libertad de escoger director y productor pues para un libretista un proyecto es como un hijo que no puede dejarse en manos de cualquiera. En este caso la tarea quedó en manos de la productora Yalile Giordanelli y el director Herney Luna, quienes habían trabajado juntos en Allá Te Espero. Pedro y Juan Carlos Troncoso son barranquilleros, mientras que Sandra y Fernan Rivera son bogotanos. “Pero en ningún momento se ha sentido la diferencia de regiones” indica Pedro.

Su trabajo no tiene horarios y las fechas de entrega son la razón de sus desvelos. Pueden pasar todo un día o una noche frente al computador y en el caso de Pedro, su mayor miedo es la hoja en blanco, por eso cada noche antes de dormir trata de dejar al menos una frase escrita para tener algo sobre lo que aterrizar al otro día cuando toque enfrentarse a ella. Son ellos cuatro quienes escriben todos los diálogos de la telenovela y para hacerlo se reparten las escenas de tal forma que al juntar el trabajo de cada uno, arman un capítulo. Además deben medir la inspiración por razones de producción “Eso no es que a la inspiración le dio la gana de meter tres helicópteros en un solo capítulo. Pues nosotros no sabemos de números pero todo eso lo cuida la productora” Dice Pedro.

Además son parte de los millones de televidentes que noche a noche se congregan frente al televisor e incluso hay un grupo de whatsapp que corrobora la devoción por su propia obra “Y si no la vemos la dejamos grabada y llegamos a verla a las once de la noche. ¡Uno hasta se sorprende de ver lo que pasa en capítulos que escribió en 2013!”. En los libretos de Diomedes no hay EXTRA 1 o VENDEDORA, pues cada personaje tiene una razón de ser en la historia, al igual que cada palabra que de su boca salga. “Si tú te fijas, cada una de las mujeres con las que se mete Diomedes en la novela tiene un valor. Por ejemplo, de las dos con que está ahora, una es una eminencia de maestra y la otra es una lumbrera de estudiante”. Indica la única mujer entre los cuatro miembros. “Eso no es que Diomedes se metía en 53 huecos y ya, a cada una le vio algo y queremos mostrarlo”.

-¿Es decir, ustedes no descansan hasta pulir cada detalle del texto?

Ambos se miran durante un breve momento y responden al unísono, asintiendo con la cabeza: “Sí”.

-¿Y cómo queda un ser humano después de estar años clavado en un proyecto de esa forma?

Sandra mira hacia un lado y piensa algunos segundos. No sabe qué responder. “Muy buena pregunta. Nunca me la había hecho”. Acaba de caer en cuenta que lleva más de cinco años escribiendo de forma continua, pues de un proyecto salta al otro sin intervalo alguno. “Y no se le nota porque cuando llegó a Diomedes empezó como si nada” acota Pedro. Se acostumbró a tener todos los días alguna historia sobre la cual escribir y la presión constante a la que es sometido un libretista ya es parte inamovible de su vida “Más bien creo que el problema será qué voy a sentir cuando no tenga nada que escribir”. Por su parte Pedro reconoce un cansancio natural luego de estar sumergido en un proyecto día y noche, siete días a la semana durante unos cuantos años. “Pero es un cansancio humano de estar encerrado frente al computador, nunca cansancio de la historia”.

El primer capítulo fue el más difícil. Había que mostrar la imagen escandalosa de Diomedes que se tiene en el imaginario común pero también indicar que tuvo un pasado no muy conocido por quienes tienen dicha imagen, por tal motivo las primeras escenas de la producción muestran al cacique en un mal momento, para llegar al recuerdo y proceder a contar la historia desde su nacimiento. Inclusive, Diomedes revisó dicho capítulo escrito a principios de 2013.  Una de las críticas más comunes a las bio – novelas suele ser que son una mentira. “Eso duele, porque lo que hacemos nosotros no es una mentira, sino fantasía; ficción” dice Sandra. “Además ni son sinónimos” añade Pedro. “Mentira es decir cualquier cosa como por salir del paso, por quedar bien. En cambio ficcionar, lo que hacemos nosotros es todo un trabajo que hay que pensar. Pensarlo mucho… Y va a sonar mal que precisamente una mujer diga esto porque van a decir que somos brutas, pero es que pensar cansa ¡Pensar tanto, cansa!”. Sandra sale de la oficina a buscar un tinto, cuando regresa advierte a Pedro que Alessandro Bassile está esperando por ellos. Luego de haberles engañado pidiéndoles solamente media hora de su tiempo, les dejo ir. No sin antes lanzarles una última inquietud que muy seguramente cualquier televidente de la novela también tiene.

-O sea, que no todo lo que sale en la novela es verdad…

“Sí es verdad porque nos metimos en la vida de Diomedes y ubicamos una historia de amor, protagonista, antagonista y le dimos una estructura dramática que tiene que tener cualquier historia”. Responde Pedro. “Lo que pasa es que es una verdad ficcionada, como cualquier persona ficciona algo que le pasó cuando lo cuenta y hasta cómo vas a hacer tú cuando tengas que contar esto”.

Por @enriquecart

-.
0
8970
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Por qué enfermeras es lo único que está sacando la cara por RCN?

¿Por qué enfermeras es lo único que está sacando la cara por RCN?

Julio Jimenez, el misterioso autor de Pasión de Gavilanes

Julio Jimenez, el misterioso autor de Pasión de Gavilanes

RCN repunta con bionovelas pero Caracol sigue primero

RCN repunta con bionovelas pero Caracol sigue primero

Toribío, un paraíso escondido para los grafiteros del mundo

Toribío, un paraíso escondido para los grafiteros del mundo