Los complicados enredos con la justicia de los hermanos Mattos

El lío jurídico que le espera al empresario Carlos Mattos una vez llegue a Colombia extraditado de España, no es el único que ha enfrentado su familia 

Por:
marzo 14, 2021
Los complicados enredos con la justicia de los hermanos Mattos

Era un lunes de 1997 cuando 60 hombres del Frente 41 de las Farc llegaron al terreno que comprendía cinco fincas de la familia Mattos Barrera en Codazzi, Cesar. Se fueron a la media noche después de que quemaran las haciendas, dañaran los corrales de ordeño, sacrificaran al ganado y acabaran con los campamentos de los campesinos que cuidaban el terreno. Lanzaron amenazas, asesinarían a la familia si no pagaban las vacunas que se negaron a saldar.

Aquel día, la guerrilla acabó con el trabajo de 60 años de la familia en cabeza del patriarca José Bolívar Mattos Lacotoure quien gracias al cultivo de algodón y ganadería logró acumular riqueza en todo el departamento del Cesar. José Bolívar se convirtió en el terrateniente más poderoso de la región. Visitaba San Diego, Becerril, La Paz y Manaure, pueblos aledaños a Codazzi mientras que en Valledupar se convertía en un hombre que disfrutaba de las relaciones públicas.

En pleno auge del conflicto armado a mediados de lo años 80, los constantes viajes de José Bolívar lo pusieron en la mira de la guerrilla de las FARC. Terminó secuestrado, igual que muchos ganaderos del Cesar. Aunque fue puesto en libertad a los pocos meses, nunca cesaron las amenazas, ya no era en contra de su vida sino las de sus cuatro hijos varones: Carlos, Alfonso, Edward y Jorge.

José Bolívar Mattos Lacouture y Carmen Emilia Barrero junto a su hijo Carlos

Cada uno de ellos tomó un rumbo diferentes. Carlos, el más parecido a su papá, se dedicó a los negocios, habilidad innata que pulió desde los once años cuando sembró algodón por primera vez . Como a la mayoría de jóvenes de la elite vallenata, a Carlos también lo enviaron a estudiar a Medellín, al colegio Jorge Robledo y  completó con cursos universitarios en Estados Unidos.

Edward, el tercero de los Mattos desistió de estudiar en el exterior y se sumergió pronto en el mundo de la ganadería, arraigado a las tierras del Cesar, consolidando el patrimonio familiar. La guerrilla lo asoló y mantuvo una interminable batalla que, desesperado, terminó apoyando la formación de las Autodefensas en la región, gobernada por Jorge 40.

Y terminó enredado con la ilegalidad y en materia grave. Edward Mattos fue vinculado a tres homicidios ejecutados por el grupo de las Autodefensas al que se vinculó, en el 2001. Marilis Hinojosa Suárez, jueza de Becerril, Cesar fue asesinada para impedir que llegara a la  alcaldía del municipio. Los ganaderos de Codazzi, Disnaldo José Perpiñán Marzal y Carlos Alberto López Chacón, con quien Edward tuvo una disputa de negocios aparecieron muertos. Habría tenido problemas por un ganado.

La influencia política de la familia logró frenar la orden de detención y Edward se mantuvo en libertad durante veinte años dedicado  a ambiciosos negocios como la siembra de palma africana a través de la Agropecuaria Villa Diana fundada por el en el municipio Mapiripán en los Llanos Orientales. Finalmente, fue detenido en el 2020 y paga condena en las celdas del antiguo DAS.

Dos paramilitares desmovilizados Hernando Fontalvo, alias ‘El Pájaro’, escolta de Mancuso y Oscar José Ospina, alias ‘Tolemaida’, mano derecha de Jorge 40, inculparon a Eward Mattos en las audiencias de Justicia y Paz, lo señalaron de haber sido anfitrión de reuniones en lagunas de las fincas de los Mattos y de haber sido un colaborador activo y financiador de las Autodefensas de Codazzi y responsable de haberle entregado a las Autodefensas, presentándolos como guerrilleros, para que fueran asesinados a los dos ganaderos con quien mantenía disputa de negocios.

Carlos comenzó su negocio de la mano de su hermano Jorge con quien ha compartido también aspiraciones políticas. Foto tomada en la celebración de la reelección de Juan Manuel Santos

Jorge Mattos se dio a conocer en Bogotá por los negocios en el sector de la construcción, con proyectos que le interesaron a personas conocidas en el mundo político y social de la capital y también en Cartagena, como los desarrollos de la Avenida Miramar.

De los cuatro hermanos, Alfonso 'Poncho' fue quien se dejó tentar por la política. Estableció relaciones con los dirigentes nacionales de todos los partidos y en 1990 fue elegido diputado de la Asamblea del Cesar, pasó luego a la Cámara de Representantes en 1994 y logró llegar al Senado como segundo renglón, con el apoyo de su hermano Carlos.

Pero también pesa sobre él un episodio turbio que se remonta a mediados de los 90 cuando fue candidato al  Senado por el Partido Cambio Radical. Fue vinculado al asesinato de Alfredo Rodríguez Arias, un Edil de la localidad de Kennedy al sur de Bogotá, ocurrido el 25 de septiembre de 1994. Mattos fue señalado de ser el autor intelectual del crimen que buscaba quitar a Rodríguez del medio para poder apropiarse de un valioso lote en la carrera séptima con calle 166. Mattos terminó pagando siete meses de cárcel. No obstante, el Estado colombiano terminó siendo condenado a raíz de las dos detenciones de Mattos.

Después de una relación comercial de más de 25 años con los coreanos, en el 2015 estos decidieron, quitarle la representación a Mattos

A diferencia de Edward, Jorge y Alfonso, Carlos ha sido el de mostrar de la familia. Un exitoso empresario que logró amasar  una gran fortuna y moverse entre los altos círculos sociales de Bogotá y Madrid. Gracias a que logró en el 2007 la representación de Hyundai para  Colombia. Hizo dinerales con la línea de pequeños carros para taxis amarillo y el éxito terminó enredándolo judicialmente.

Después de una relación comercial  de más de 25 años con los coreanos, en el 2015 estos decidieron, quitarle la representación y entregársela a la empresa Neocorp de la poderosa familia  Eljouri del Ecuador que ya manejaba otras marcas coreanas en el hemisferio americano.  Mattos esperaba una millonaria indemnización que nunca llegó y es éste el origen de un largo tormentoso pleito, atravesado por señalamientos de sobornos judiciales que tiene al empresario emplazado por la justicia colombiana, a la que le deberá responderle sin más excusas porque ya España, su país de residencia aceptó su extradición.

 

Le podría interesar:

El adiós de Carlos Mattos a sus 4.000 empleados

-.
0
22400
¿Qué puede pasar con la descabezada de los 52 generales de las Fuerzas Armadas?

¿Qué puede pasar con la descabezada de los 52 generales de las Fuerzas Armadas?

Ecopetrol, la canadiense Canacol y la norteamericana Lewis, los tres que controlan el gas en Colombia

Ecopetrol, la canadiense Canacol y la norteamericana Lewis, los tres que controlan el gas en Colombia

La reapertura de relaciones entre Colombia y Venezuela encendió la pelea por Monómeros

La reapertura de relaciones entre Colombia y Venezuela encendió la pelea por Monómeros

La caída en desgracia de Luis Alberto Rodríguez, el director de Planeación Nacional que Duque protegía

La caída en desgracia de Luis Alberto Rodríguez, el director de Planeación Nacional que Duque protegía

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus