Los colombianos que están en el exterior tienen mucho que aportar

Al vivir en una realidad distinta y conocer otros contextos pueden identificar en las experiencias ajenas ideas que sirvan para mejorar la situación el país

Por: José Ángel Londoño Ortiz
septiembre 06, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los colombianos que están en el exterior tienen mucho que aportar
Foto: Jorge Mahecha - CC BY-SA 3.0

En el pasado mes de julio, realizando una actividad para socializar la creación de la Mesa Interparlamentaria por la Comunidad Colombiana en el Exterior, le solicité al senador Iván Marulanda un video de apoyo para la convocatoria a este acto.

Efectivamente, el senador nos colaboró, desinteresadamente como siempre y en el término del tiempo, cosa que se agradece. Sin embargo, lo más importante, lo que me puso a reflexionar de una manera profunda, fue ese mensaje que nos debe llegar a la inmensa mayoría de los ya más de seis millones de colombianos en el exterior.

 

Uno de los mensajes más importantes para mí fue el llamado a los colombianos que viven en el exterior a aportar una visión y una realidad internacionalista fresca y creativa. Creo que cada uno en su calidad de migrante en sus países de residencia ve y sabe de las diferentes realidades económicas, políticas y sociales en cada lugar. Hay problemas, seguro que sí, pero no tan graves, duros y difíciles como los que viven nuestras familias, conocidos y allegados que están en el país. Para la muestra, después de más de cincuenta años de guerra civil no declarada, el Estado no está cumpliendo con la palabra dada a la hora de celebrar los acuerdos con la Farc.

No hay que ser un doctor en Oxford para realizar aportes desde las soluciones que han implementado en esos momentos duros y difíciles diversos países en Europa, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial, cuando este continente quedó reducido a escombros. Setenta y cuatro años después de finalizado este conflicto, después de algunas dictaduras y la creación de la Unión Europea, podemos aportar algo desde nuestra perspectiva para la generación de un Estado de bienestar en Colombia. Los ejemplos son muchos. Algunos buenos, otros no tanto, pero se pueden aplicar para nuestro país siempre y cuando se cambien ciertas visiones.

Del gamonalismo a la construcción de oportunidades

Uno de los problemas más graves de Colombia es el gamonalismo. Esa visión retrógrada y visceral que no permite ver más allá de los mojones de una finca. Esta visión miope, carente de criterio en nuestra dirigencia, ha sido la culpable de que regiones tan ricas en oportunidades como el Tolima, el Huila, o los departamentos de la Costa Atlántica, no se hayan desarrollado de una manera integral, condenando a sus habitantes al desempleo, el ostracismo y la falta de oportunidades, para ser migrantes en varios países y ser caldo de cultivo de abusos laborales y acciones en detrimento de las personas.

A lo anterior se une el nulo refresco, ningún recambio de la dirigencia. Los mismos con las mismas. Díganme ustedes cómo es posible tener una visión diferente cuando dirigentes gremiales y políticos regionales se afincan en sus puestos por 10, 15 y hasta 25 años haciendo lo mismo cada día, como pasa en la gerencia de la Andi Seccional Tolima-Huila, en Fenalco del Huila, en el Atlántico. Y ni qué decir de las luchas viscerales por el poder cada periodo en las cámaras de comercio como pasó el año pasado en Bogotá.

Desde ese mensaje en el que el senador Marulanda nos hablaba de la polarización en Colombia, las luchas intestinas por el poder, la corrupción, los odios, la venganza y la pérdida de la capacidad creativa para mejorar la calidad de vida del país, pensé que era importante lograr que muchas personas desde todos los países vieran los temas más conflictivos desde la Segunda Guerra Mundial y desde esa perspectiva conocer cómo se solucionaron y llegaron a ser exitosos en Europa.

Podríamos hablar de casos como la mejor educación pública, gratuita y de calidad, donde no existen los colegios privados, como Finlandia.

 

O de igual manera hablar de Olafur Grimsson, el presidente de Islandia, que no rescató al sector financiero de su país y este no se fue al acabose.

 

Pero creo que debemos hablar de temas trascendentales para Colombia y que afectarán por años a nuestra población. Por una falta de voluntad política, la seguridad social en Colombia la convirtieron en un negocio. La salud, un negocio, las pensiones, un negocio. En España, a pesar de tener muchas dificultades económicas, políticas y sociales a día de hoy, tuvo uno de sus más grandes avances sociales en la creación del Pacto de Toledo en 1995.

El Pacto de Toledo

Miguel Rodríguez Canfranc, un importante economista español nos ilustra:

“Se denomina Pacto de Toledo a la comisión parlamentaria que se creó en 1995 con el apoyo de todos los partidos políticos con el objetivo de discutir, analizar y proponer medidas encaminadas a asegurar la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social Español. Está formada por representantes de distintos partidos y, con su creación, se logró sacar el sistema de seguridad social de la confrontación política y adoptar medidas por consenso”

Es decir, que con voluntad política se puede. Los 15 principales puntos de acción de este pacto, que ha llevado a España a tener una Seguridad Social integral a su población, teniendo salud pública de calidad y gratuita, pensiones dignas contributivas y no contributivas, es un ejemplo que se puede aplicar.

Del capítulo IX de este pacto se estructuran 15 recomendaciones de acción para la seguridad social en España así:

 

  • Separación y clarificación de las fuentes de financiación
  • Constitución de reservas
  • Mejoras de las bases de cotización
  • Financiación de los regímenes especiales
  • Mejora de los mecanismos de recaudación
  • Simplificación e integración de régimen especiales
  • Integración de la gestión
  • Evolución de las cotizaciones
  • Equidad y contributividad del sistema
  • Edad de jubilación
  • Mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones
  • Reforzamiento del principio de solidaridad
  • Mejora de la gestión
  • Sistema complementario
  • Análisis y seguimiento de la evolución del sistema

 

Si en España se logró sacar estas 15 recomendaciones para tener una seguridad social que beneficie a la población, ¿qué es lo que nos falta en Colombia? Pues bien, nos faltan varias cosas:

 

  • Voluntad política. Mientras no haya un líder que busque unir, que construya desde lo que hay, será imposible generar voluntades que dejen de pensar en el billete y se pongan a hacer algo para el futuro del país.

 

  • Erradicar el pensamiento gamonalista. De igual manera, mientras no se cambie el pensamiento mediocre de gran parte de la dirigencia colombiana, nunca cambiarán sus sentimientos, sus decisiones, por lo tanto sus acciones seguirán siendo las mismas y los resultados seguirán siendo los mismos. O incentivamos el cambio en las próximas 2 generaciones o seremos una democracia fallida, como lo venimos siendo hoy día.

 

  • Cambios estructurales en la gobernanza. Dar participación y representación política a diversos sectores de la población que hoy día no están representados será factor clave de éxito en los cambios estructurales que el país requiere para poder progresar de manera integral. Pasos tan importantes como la eliminación de la informalidad económica, la cultura de pago de impuestos, la bancarización de todos los sectores con ética y sin abusos a los usuarios pasan por estos cambios

 

  • Generar conciencia colectiva. Mientras sigan existiendo casos tan graves de corrupción e impunidad como los que vivimos hoy día, como Odebrecht, Cartel de la Toga, Cartel de la Hemofilia y todos los carruseles de contratación, no habrá conciencia de país.

Mientras no cambiemos la mentalidad generadora de avaricia por el dinero, del negocio, del culebrero que todo lo tiene y todo lo vende, seguiremos en esta debacle que acaba con las personas, que acaba con el país .

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
600

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Hasta dónde vamos a llegar?

¿Hasta dónde vamos a llegar?

Nota Ciudadana
Que la esperanza también llegue a los colombianos en el exterior

Que la esperanza también llegue a los colombianos en el exterior

Nota Ciudadana
¿Por qué es difícil volver para los cerebros fugados?

¿Por qué es difícil volver para los cerebros fugados?

Nota Ciudadana
¿Juan David Vélez profundiza la crisis de representación de la diáspora colombiana?

¿Juan David Vélez profundiza la crisis de representación de la diáspora colombiana?