Sebastián Pérez y los 'chicos bien' que han jugado en la Selección

En los camerinos de Colombia siempre se ha sabido que jugadores como Sebastián Pérez, Santiago Arias y Juan Pablo Ángel jamás jugaron por hambre sino por pasión

Por:
marzo 29, 2016
Sebastián Pérez y los 'chicos bien' que han jugado en la Selección
Foto: metro.co.uk

El equipo volvió a encontrarse. El pico que se tuvo en el mundial se había convertido en una caída libre. Dudamos de Pékerman, pero él sabía lo que estaba haciendo. Le dejó la responsabilidad a los muchachos y los chicos respondieron. Entre los debutantes, Sebastián Pérez demostró de lo que estaba hecho. Fue un león en el 3-2 en La Paz contra Bolivia y cuatro días después y en Barranquilla le alcanzó para hacer un gol de crack. Hoy, es titular indiscutible en la Selección que juega la Copa América Centenario.  Su sacrificio conmovedor no lo aprendió en las calles de las comunas de Medellín, sino en Laureles. Podía haber sido un ingeniero destacado, hasta un modelo cotizado, pero prefirió ser futbolista y hoy le agradecemos su tozudez.

En el 2013, Arsene Wegner, director técnico del Arsenal, lo despreció cuando tenía 20 años aunque le reconoció que era un fuera de serie. Las niñas en Medellín descansaron: su caballero no se iba. En el Atlético Nacional despuntó y hoy lo pretenden grandes como el propio Barcelona.

Santiago Arias

Chicos bien

A comienzos del año 2011 la modelo opita Karin Jiménez fue contratada para trabajar en un evento del club de fútbol La Equidad en Bogotá. En el desfile se encontraban los jugadores del equipo, entre ellos un muchacho serio, de ojos oscuros, pelo rubio y acento paisa: Santiago Arías. Del educado joven se sabía que había salido de uno de los colegios más reputados de Medellín, el Calasanz. Que había sido selección Antioquía, que había estado en una selección Colombia Sub 17 y que el día que Alexis García lo vio jugar se lo llevó como lateral derecho para La Equidad.

Karin, quien fue virreina del mar en 2011 y reina de la Ganadería en 2013, recuerda que cuando vio a ese muchacho se enamoró ipso facto. Caballero como pocos, a la modelo le encantó su elegancia al vestir y sus maneras de conquistar. Ella no sabía de fútbol, pero durante el romance supo que Santi, con apenas 19 años de edad, ya tenía más de 25 partidos en la A, que corría como una gacela y que más adelante anotaría un golazo contra Francia en en el mundial sub-20 en Bogotá, selección en la que el técnico Eduardo Lara lo puso de titular. Pero lo que más le impactó a la muchacha fue enterarse que a pesar de provenir de una familia acomodada de Medellín y que nunca había pasado afugias como el lugar común de los jugadores colombianos, Santiago Arias debió encargarse de la casa a los 17 años cuando falleció su padre, hombre al que le había prometido que sería futbolista profesional y se lo cumplió.

Ese orden, esa palabra, esa responsabilidad, esa madurez  esa educación, esa imagen fueron más que suficientes para que  Karin empacara maletas y viajara junto a Arias rumbo a Portugal en ese mismo 2011, luego de su actuación en el mundial sub-20, cuando Santiago fue comprado por el Sporting de Lisboa, el mismo equipo que le abrió las puertas a Cristiano Ronaldo, y donde duró dos años antes de firmar con el PSV Eindhoven de Holanda.

Hoy en día, Karin es quien le organiza las entrevistas al lateral de la Selección Colombia, lo acompaña a todos sus partidos por Europa, ve fútbol a su lado y posa junto a él para diferentes marcas de ropa. Es la musa de uno de los futbolistas de bien que ha brotado Colombia: los que han estudiado en los mejores colegios y universidades, los que han conquistado modelos, los que son imagen de varias marcas nacionales e internacionales y hasta los que no han sufrido por plata.

 

 

Juan Pablo Ángel

 Crédito: CEET Fotógrafo: JOHAN LOPEZ

Crédito: CEET Fotógrafo: JOHAN LOPEZ

En 1997, el técnico de Atlético Nacional, Juan José Peláez dejó a su delantero estrella en el banco de suplentes porque decía que se preocupaba más por su imagen y sus contratos publicitarios que por hacer goles con el equipo verdolaga. Era Juan Pablo Ángel, un goleador que se formó en San José del Poblado en Medellín, y que ese mismo año había rechazado ofertas para jugar en España y asegurar su futuro.

A Ángel no le importaba el dinero: había vivido su infancia en uno de los barrios más exclusivos de Medellín y su sueño era jugar en el exterior con River Plate. Los ecos de sus goles con Atlético Nacional fueron determinantes para que Ramón Díaz pusiera sus ojos sobre él y lo llevara como refuerzo para comandar el ataque del equipo millonario, en donde convirtió 62 goles en dos años. Su imagen y talento lo mandaron a Birmingham, siendo el fichaje más caro en la historia del Aston Villa donde jugó siete temporadas y anotó 72 goles. Terminó su carrera internacional convirtiendo goles en Nueva York, con los New York Red Bulls y en Los Ángeles, con el L.A Galaxy y las Chivas U.SA,  antes de volver a Medellín y despedirse de su carrera futbolística con Atlético Nacional.

Antes de su retiro en 2014 – época en la que su empresario era Lucas Jaramillo- Ángel viajaba por el país para cumplir sus compromisos publicitarios con varias marcas de ropa, nutrición y hasta fue presentador en el Mundial de Brasil. Ahora es empresario, modelo y heredó de Lucas Jaramillo el espíritu empresarial, pues tiene un negocio de canchas sintéticas de fútbol 5 en el centro comercial El Tesoro, el más exclusivo de Medellín.

Juan Carlos Toja 

Crédito: i36.tinypic.com

Crédito: i36.tinypic.com

A Juan Carlos Toja lo confunden con David Guetta y Jim Morrison por su pinta y porque nunca le faltó plata en Colombia, Argentina, Rumania y Estados Unidos. Es hijo de una reina y nieto de dos futbolistas profesionales: uno colombiano y otro uruguayo.  Estudió en el colegio  José Joaquín Casas, al norte de Bogotá y cursó un semestre de Mercadeo y Publicidad en el Politecnico Grancolombiano. Llegó a Santa Fe de la mano de Lucas Jaramillo, donde debutó como profesional en 2005, hasta jugar Copa Libertadores y pasar a River Plate. Fue figura del Sudamericano sub 20 que Colombia ganó en el Eje Cafetero en ese mismo año y debutó tres años después en la Champions League con el Steua Bucarest junto a Rufay Zapata y Dayro Moreno. Allí, en la capital rumana, fue testigo cuando Dayro, el delantero de Chicoral (Tolima), compró una pinta de  cinco mil euros en Dolce & Gabbana.

 

-Publicidad-
0
30279
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Liga Betplay Dimayor: ¿la apuesta que le puede salir cara al fútbol colombiano?

Liga Betplay Dimayor: ¿la apuesta que le puede salir cara al fútbol colombiano?

Nota Ciudadana
No quiero que Pékerman siga en la Selección

No quiero que Pékerman siga en la Selección

Nota Ciudadana
Tommy, el otro orgullo de Juan Pablo Ángel

Tommy, el otro orgullo de Juan Pablo Ángel

“Es una porquería de plaza”: el insulto del presidente del Cúcuta a su afición

“Es una porquería de plaza”: el insulto del presidente del Cúcuta a su afición