Los beneficios de la tempestad

“Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados” Reflexión desde las palabras del Papa Francisco

Por: William Alejandro Mora Monsalve
marzo 28, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los beneficios de la tempestad
Fotor: Pantallazo, video de Vatican News

Ante las dimensiones del macrocosmos y del microcosmos la existencia humana es un acto de fe. Vivimos expuestos siempre a la extinción.

En la tarde del 27 de marzo de 2020 quedará esculpida para la historia el sencillo gesto de bendición por parte del líder religioso más visible del mundo. En pie frente a una plaza vacía, imagen de la soledad repentina a la que nuestra humanidad se ha visto sometida desde hace varias semanas. “Densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, calles y ciudades; se fueron adueñando de nuestras vidas llenando todo de un silencio que ensordece y un vacío desolador que paraliza todo a su paso: se palpita en el aire, se siente en los gestos, lo dicen las miradas.”

Una vez más Francisco deja entrever cierta nostalgia por volver a caminar por esa calles y plazas de las que fue apartado para ejercer sus actuales funciones. Es sensible al silencio y al vacío que se han apoderado de nuestros espacios. “Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados”. Sabe leer los sentimientos que embarga el interior de la gran mayoría.

Me causa gran sensación cuando alguien rescata pensamientos o escritos antiguos cuya resonancia supera el paso de los siglos penetrando todavía los caparazones que recubren la esencia del hombre, obligándolo a buscar adentro el sentido de su existencia.

En esta oportunidad nos hablan de un hecho común como lo es una barca envuelta en una tempestad. Y a mi memoria viene el cuadro de Rembrandt, pintado en 1633, en el cual el artista plasma la imagen de Jesús y sus discípulos, y seguramente la suya propia, ya que en el mismo año se casa con Saskia, dando por terminado un fuerte periodo de tempestad. Vemos personificadas en la imagen los distintos rostros con los que cada uno podemos identificarnos: El enfermo, el aterrado, el miedoso, el abatido, el impulsivo, el suplicante… pero llama sobre todo la atención el rostro del dormido, con el cual solemos identificar a Dios, quien parece indiferente a las tempestades del mundo, pero no a los ruegos de quienes angustiados solicitan su intervención. Por lo visto Dios se pasa de educado y con el fin de no contradecirse sólo interviene cuando es llamado para no violar nuestro débil arbitrio.

“Con la tempestad, se cayó el maquillaje de esos estereotipos con los que disfrazábamos nuestros egos siempre pretenciosos de querer aparentar; y dejó al descubierto, una vez más, esa (bendita) pertenencia común de la que no podemos ni queremos evadirnos; esa pertenencia de hermanos.”

En la tempestad los mares suelen expulsar lo que no les pertenece, devolviéndolo a tierra firme. Así también el hombre inmerso en un mar frenético de rutinas superfluas es regresado por la tempestad a tierra firme, al lugar al que pertenece, a sí mismo. El hombre una vez más es invitado desde lo más profundo de su naturaleza a deshacerse de todo lo que le sobra y a bastarse a sí mismo.

La escena tiene su punto final con el reproche de Jesús: “¿Por qué tenéis miedo?” ¿Dónde está el “ubermensch” altanero y fiero, relleno de orgullo por tener La ciencia y el control del mundo? La naturaleza sola nos devuelve al único sitio diminuto con el cual podemos conformarnos. Como el adolescente rebelde en busca de independencia, regresa consciente que todavía le falta mucho para crecer. Humano viene de humus que en latín significa tierra.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
4200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Cuaren-Tema: El pensamiento mágico vs el pensamiento científico

Cuaren-Tema: El pensamiento mágico vs el pensamiento científico

Nota Ciudadana
Entre Santander y el Che Guevara

Entre Santander y el Che Guevara

A Uribe no le importa la serie Matarife

A Uribe no le importa la serie Matarife

Nota Ciudadana
No nos despistemos: la paz no ha llegado aún

No nos despistemos: la paz no ha llegado aún