"Lo decapitaron vivo, le sacaron las vísceras e introdujeron su cabeza en el vientre"

Atroz asesinato del finquero Héctor Valero en el municipio de Monterrey, Casanare, un territorio que ha sido azotado por la violencia y presencia paramilitar

Por:
agosto 24, 2020

En Monterrey en el departamento del Casanare se halló el cuerpo sin vida de Héctor José Valero Valencia en un parque frente a la Iglesia del Divino Niño en plaza principal del municipio. Se presume que el hombre de 62 años fue asesinado en otro lugar pero puesto en este sector bajo la vista del pueblo el cual se encuentra conmocionado, y no es para menos, ha vivido en carne propia el conflicto armado colombiano y la violencia paramilitar.

El hombre habría sido torturado severamente, fue decapitado vivo, sus vísceras fueron extraídas y su cabeza puesta en su estómago. Este modus operandi no es desconocido en Monterrey. Años atrás cuerpos eran tirados en zonas concurridas bajo estos mismo signos de sevicia y violencia con el fin de instaurar terror entre los habitantes. El Comandante del Departamento de Policía Casanare,  Juan Carlos Restrepo y la Fiscalía están liderando un Consejo de Seguridad para esclarecer los motivos del crimen.

Por su parte, el Alcalde de Monterrey, Carlos Iván Diaz, sugirió que este podría ser un hecho aislado sin relación alguna con la presencia de grupo ilegales armados en la zona. Sin embargo, el abogado, Athemay Sterling, le atribuyó el crimen a los paramilitares.

-.
0
78100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La discriminación a las personas Trans en Justo y Bueno

La discriminación a las personas Trans en Justo y Bueno

Nota Ciudadana
La necesidad de matar para callarnos

La necesidad de matar para callarnos

"Mi hija me decía 'papi, es que yo amo a México', y México me la quitó"

Nota Ciudadana
Las múltiples guerras que azotan a Ituango

Las múltiples guerras que azotan a Ituango