Lo de Trump va para largo y sangriento

“El oscuro binomio del uribetrumpismo podría desencadenar la tragedia humanitaria más terrible desde tiempos de Hitler”

Por: Juan mario sánchez cuervo
enero 13, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Lo de Trump va para largo y sangriento
Foto: Elvert Barnes - CC BY-SA 2.0

Estados Unidos y todo el planeta Tierra están viviendo una experiencia apocalíptica: pandemia, polarización generalizada, aumento de la intolerancia, confusión, desinformación, miedo e inmensa incertidumbre. En este azaroso contexto aparece como protagonista la figura oscura de Donald Trump cuyo discurso se fundamenta en la mentira y en ideas alucinadas, conspiranoides, y desde hace poco insurrectas.

En este orden de ideas, muchos ingenuos creen que la era Trump terminará en los próximos días. Yo creo que será el comienzo de una larga pesadilla para EE. UU. y el mundo. Y no lo duden: ese paradigma repugnante lo van a copiar líderes políticos tanto de la extrema derecha como de la extrema izquierda. Tengan presente que el totalitarismo es el santo y seña de los extremistas.

Por otra parte, la horda salvaje del estrambótico Trump ya ha demostrado que puede llegar hasta las últimas consecuencias. Así mismo desde tiempos de Hitler no se veía un escenario tan hostil y peligroso como el actual. En efecto, Trump diseminó el caos de la división, de la violencia, del fanatismo y la semilla dañina del odio en millones de personas de aquí, de allá y de acullá.

En Colombia sucede algo semejante, aunque a menor escala, con el expresidente Álvaro Uribe Vélez. Sus seguidores podrían verlo con las manos en la masa, o ser testigos de todas sus injusticias y de toda esa maldita violencia que por su culpa se ha desatado; pero no importa, lo apoyarán como zombis que fueron conducidos a ese estado de degradación por un hechizo tipo vudú, o sabrá Dios qué cosa maligna. De hecho, entre el trumpismo y el uribismo hay una interrelación sospechosa. La mutua admiración es vox populi. Más aún, Uribe y Trump parecen almas gemelas, además todo fascista se ampara en otro fascista de igual o peor calaña.

Amigo, amiga, lector desprevenido: ni se le ocurra aconsejar a esas mentes fosilizadas e intransigentes. Como decía Einstein: “es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”. Porque de ideas irracionales, deshumanización y de un torrente de prejuicios está constituido el malsano binomio del uribetrumpismo. De ahí que sus seguidores estén poseídos por la raíz amarga del odio. De hecho, es lo más parecido a un influjo demoníaco del que tanto hablan los exorcistas. Para simplificar: todo ser humano investido de egolatría homicida pone en práctica el diabólico principio del “divide y reinarás”. El maquiavelismo político sabe que un país dividido, una familia dividida, una persona dividida y disociada colapsa en el abismo de la autodestrucción. Y ojo-cuidado-peligro: el virus trumpista es muy contagioso y destructivo.

En conclusión, vivimos tiempos de dilemas y perplejidades. Pero a cada ser humano se le ofrece un amplio menú de disyuntivas para que elija entre una u otra cosa: la verdad o la mentira, la luz o la oscuridad, el amor o el odio, la honestidad o la corrupción, la sensatez o la psicopatía, la transparencia o la hipocresía, la venganza o el perdón, la división o la unidad, el extremismo o la moderación. En fin, elegir la vida o la muerte. Que cada cual asuma la responsabilidad, y de paso, las consecuencias de su soberana decisión.

-.
0
400
La tranquila vida en París que Yolanda Pulecio tras la liberación de su hija Íngrid Betancourt

La tranquila vida en París que Yolanda Pulecio tras la liberación de su hija Íngrid Betancourt

Cómo la alemana Fresenuis, que está en Colombia, se convirtió en el gigante mundial de la salud

Cómo la alemana Fresenuis, que está en Colombia, se convirtió en el gigante mundial de la salud

Angela Merkel, despedida con honores militares en Alemania

Angela Merkel, despedida con honores militares en Alemania

"No me arrepiento ni de la guerra ni de la paz"

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus