Levy, Wally, Lalis y AquinoTicias: activistas políticos disfrazados de periodistas

"Solo basta con ver sus redes sociales para darse cuenta que lo que entregan está lejos de llamarse periodismo"

Por: Esteban Vargas González
junio 24, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Levy, Wally, Lalis y AquinoTicias: activistas políticos disfrazados de periodistas

Influencers como Levy Rincón, Wally Opina, Aquí Noticias y Lalis son algunos de los personajes que dicen hacer periodismo, pero lejos de ejercerlo, realmente lo que están haciendo es dañanadolo terriblemente.

En una entrevista con Yolanda Ruiz, la eminencia de la ética periodística Javier Darío Restrepo, decía que el periodismo no tiene que verse como un poder ni ejercerse como el mismo, debe ser visto como un servicio y de esa manera cambiaría todo el panorama para los que nos dedicamos a esta mágica labor.

En las redes sociales de estos influencers podemos ver que sus intereses no son éticos, son políticos, retwittean a los funcionarios de su preferencia y critican a periodistas que llevan ejerciendo por más de 20 años esta profesión cuando sienten que hablan mal de las personas a las que ellos defienden.

En el podcast de El Topo, le preguntaron a Pascual Gaviria de La Luciérnaga sobre el periodismo, a lo que respondió que para él debería ser de historias.

Me atrevo a decir que estos supuestos periodistas, que ya mencioné al principio, no se han encontrado con las historias de los ciudadanos de a pie, no han quemado zapato como lo hemos hecho muchos reporteros y ni por equivocación han tenido que irse muy tarde en la noche o muy temprano en la mañana para encontrarse con la historia de frente porque si no llega a tiempo puede estar perdiendola por completo.

La esencia del periodismo es contar por medio de historias las situaciones que deben ser cambiadas en un país que debe repensar  sus decisiones para así hacer una Colombia mejor, aquí dejo un ejemplo.

La periodista Marcela Pulido de Noticias Caracol se dedicó a mostrar por medio de informes especiales los estragos del asbesto en la salud de los colombianos, un pequeño grano de arena que aportó a que se hiciera realidad la ley número 1968 de 2019 que prohíbe el asbesto en Colombia.

Ese es exactamente el servicio al que se refiere Javier Darío Restrepo, ese mismo no lo presta ninguno de ustedes difamando a medios de comunicación o periodistas y enalteciendo los políticos que admiran.

El periodismo no es ir a las marchas y mostrar sólo una parte de estas manifestaciones desconociendo que muchos de los que estaban ahí, rompían bienes públicos y privados que luego debemos pagar con nuestros impuestos, señor Aquinoticias.

El periodismo tampoco es sentarse a ver noticias  y tweets en el computador para luego crear un libreto a su conveniencia donde luego critica solamente a los políticos que no le gustan Wally

Este oficio tampoco se trata de ridiculizar personas en la calle por lo que piensan, ni mucho menos entrevistarlas buscando declaraciones que sean las que más les convenga políticamente solo porque le ayuda a su bancada o funcionario favorito Levy.

Tampoco es sentarse en twitter a atacar a los mismos funcionarios que desvirtúa su gobernador favorito o compartir las ideas políticas disfrazandolas de periodismo Lalis.

El periodismo de verdad es el que está en medio de una tragedia cubriéndola por más de dos semanas en el Putumayo, invitando a la gente a que done, mostrando la labor de los rescatistas o el calvario de los que lo perdieron todo.

Es llorar una historia, es destruirse para reconstruirse de a pedazos con lo que vivió, con lo que aprendió, con lo que escuchó de aquellos con los que se sentó a hablar y que quisiera poder devolver el tiempo para cambiarles la vida.

Es conseguir revelar los oscuros movimientos de las ollas del microtráfico, reconstruir los secretos del Bronx, las estrategias turbias del narcotráfico o de las bandas criminales como el Clan del Golfo.

El periodismo es algo mágico de lo que uno aprende todos los días y que reta constantemente a los que si nos tomamos enserio este oficio.

Así que tengan la decencia y los pantalones  para decir que ustedes no hacen periodismo, realmente no tienen idea de lo que significa hacerlo porque las palabras se quedan cortas para lo que realmente es y de lo que verdaderamente se trata. Ustedes son activistas políticos que se disfrazan de periodismo y lo ensucian.

Este artículo no va a servir para que ustedes dejen de decir que hacen periodismo y que sean honestos con todos los que los ven, pero ojalá que caiga en las manos de los periodistas de verdad y de estudiantes de comunicación para que sean ellos los que se den cuenta que lo único asqueroso del periodismo son aquellos que lo hacen militante, defienden sus propios intereses y atacan a los que no piensan como ellos.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
37800

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La corrupción, el virus mas mortífero de Colombia

La corrupción, el virus mas mortífero de Colombia

Nota Ciudadana
Caricatura: Un sistema injusto

Caricatura: Un sistema injusto

En redes

"Guerrilleros de civil, esos son ustedes": soldados a campesinos en el Guayabero, Meta

Nota Ciudadana
¿Qué tan fuerte es la Constitución Política de Colombia?

¿Qué tan fuerte es la Constitución Política de Colombia?