Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

Levante la mano el que haya ido

¿Cuántas veces Uribe visitó Bajirá como gobernador de Antioquia? ¿Antes del litigio con Chocó había ido Luis Pérez, que ahora salió a recoger firmas para contrarrestar la información del Igac?

Por:
Julio 21, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Levante la mano el que haya ido
El gobernador Luis Pérez hace creer que la “antioqueñidad” está amenazada y a esa falacia hace coro el expresidente Uribe

No conozco Belén de Bajirá, como creo no la conoce casi la totalidad de los colombianos, la gran mayoría de los antioqueños y esa misma mayoría de los chocoanos. A ese poblado, enclavado entre el Tapón del Darién y el Parque de Paramillo, lo deben conocer muy bien, eso si, algunos narcotraficantes, guerrilleros de las Farc y el ELN y contrabandistas de todos los pelambres. Si mal no recuerdo esos terrenos eran santuario de Los Mellizos y territorio de las AUC.

Por supuesto la conocen y la sufren, los bajireños, afros y waunan, que habitan silenciosamente su terruño, sin importarles quién reclama su propiedad. De resto, que levante su mano el que haya ido y lo pueda probar.

Las autoridades nacionales o regionales poco han ido por allá, a no ser el Igac para corregir recientemente su mapa y decretar que Bajirá pertenece al Chocó. De manera acelerada, el instituto de la agrimensura dio por concluido un litigio que lleva años y del que poca gente se había enterado.

Ahora se rasgan las vestiduras algunos defendiendo la propiedad sobre esas tierras de soledad y abandono. Pregunto públicamente a Álvaro Uribe, para empezar por alguien que está muy preocupado con el asunto: ¿cuántas veces visitó Bajirá como gobernador de Antioquia? ¿Cuántas veces estuvo allá en sus ocho largos años de presidente? ¿Cuántos proyectos aprobó para realizar en esas tierras? ¿Qué planes de vivienda, alcantarillado o saneamiento básico hizo usted, o cualquier otro gobierno en los últimos 30 años?

Si fueran honestos, que no es propiamente una característica de los políticos, tendrían que contestar que no han ido por allá, que ningún recurso adicional al raquítico situado fiscal, se ha mandado a Bajirá y eso a través de autoridades regionales. Y si algún ministro o militar ha llegado a pasar cerca, habrá sido en persecución de malandros o en busca de alguna oportunidad de negocios ilícitos. Porque para nada más parece importar ese territorio.

Ridícula la cruzada del gobernador Luis Pérez, superangustiado por defender que Bajirá sea antioqueña. Salió, como está de moda ahora, a recoger firmas para contrarrestar la información del Igac. De seguro él tampoco había ido por allá hasta que se presentó el litigio con el Chocó. Pero ahora hace creer que la “antioqueñidad” está amenazada y a esa falacia hace coro el expresidente Uribe, pero solo para tener otro argumento en contra de Santos, distinto al de los acuerdos con las Farc.

Ni Antioquia, ni Chocó, ni nadie corre peligro en este litigio, excepto sus habitantes que debían aprovechar las circunstancias para mejorar su condición frente a esas autoridades indolentes que los tenían en el abandono absoluto, como tienen a muchos otros territorios alejados de los centros de poder.

 

Se me ocurre que Bajirá podría hacer una subasta
para venderse al mejor postor.
Podrían sacarse a licitación, como se hace con los recursos naturales

 

Se me ocurre que Bajirá podría hacer una subasta para venderse al mejor postor. Y no tiene que ser un departamento vecino, sino cualquiera que les ofrezca condiciones reales de desarrollo. Podrían sacarse a licitación, como se hace con los recursos naturales. De pronto una empresa o un gobierno extranjero, quiera apadrinar el nuevo municipio y darle plata suficiente para que tenga escuelas, hospitales, desarrollo económico, vías, acueducto y alcantarillado, internet, recreación y todas esas cosas que no le han dado ninguno de los que hoy la reclaman.

Porque no digamos mentiras, de esa población lo que les interesa, no son sus gentes, sino sus posibles recursos naturales, como la minería o el control de las rutas ilegales que van al Urabá y a la frontera con Panamá. Así que bajireños, si se van a vender, que sea bien caro. Que les paguen por hacerse a ustedes, no con firmas recogidas en el Parque de Berrio, sino con platica contante y sonante. Lo demás es demagogia y de esa ya han tenido bastante.

www.margaritalondono.com

http://blogs.elespectador.com/sisifus

 

 

Publicidad
0
2287
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Margarita Londoño

Violencia paramilitar en campaña

Violencia paramilitar en campaña

El sacrificio de Martin Luther King y Jaime Garzón evocan el asesinato político cuando la violencia hace de las suyas en una campaña electoral para escoger nuevamente entre la guerra y la paz
Estoy confundida

Estoy confundida

Empezando por Oprah vs Catherine, los confusos hechos de género con los que inauguramos el año, tienen que ver con violencia y acoso
Un fiscal impedido

Un fiscal impedido

Néstor Humberto Martínez atornilla su posición como máximo rector de la investigación de Odebrecht con argumentos aparentemente jurídicos, pero que intentan camuflar un interés oculto hacia entidades como el Grupo Aval
La paz no es de Santos

La paz no es de Santos

No podemos caer en los errores protuberantes que estamos cometiendo, porque si la paz fracasa, fracasamos todos
Tampoco el pene tiene la culpa

Tampoco el pene tiene la culpa

Sobre las columnas de Antonio Caballero y Héctor Abad Faciolince en torno al lenguaje inclusivo
Regalo verde de Navidad

Regalo verde de Navidad

La coalición entre Sergio Fajardo, Claudia López y Jorge Robledo se hizo feliz realidad. Solo faltó unificar listas parlamentarias -para hacer una gran bancada- y que estas fueran cerradas
¡No soy asesino!

¡No soy asesino!

El genocida de los Balcanes se suicidó de cara al tribunal internacional. Frente a las atrocidades no hay que temer a la CPI: ¡que venga y se lleve a todos los Praljak!
María Fernanda: ¡estudie vaga!

María Fernanda: ¡estudie vaga!

Negar la masacre de las bananeras con argumentos más ideológicos que históricos es un ejemplo de posverdad, y de su pretensión de reescribir las luchas campesinas y obreras desde la óptica de los grandes patronos