Las verdades del General (r) Montoya en la JEP

Decidió someterse a la JEP para hablar sobre los falsos positivos y la Operación Orión en los gobiernos Uribe

Por:
abril 25, 2019
Las verdades del General (r) Montoya en la JEP
Foto: Leonel Cordero

Este jueves, la Sección de Apelación de la Jurisdicción Especial para la Paz – JEP, resolvió confirmar el sometimiento del general en retiro Mario Montoya Uribe a la Jurisdicción, que se formalizó en octubre de 2018.
Asimismo, la sección confirmó el traslado del sometimiento y expediente del general (r) Montoya a la Sala de Reconocimiento para que avance en el caso 003 (Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado) y continúe con el reconocimiento de víctimas dentro del mismo.

Los representantes de víctimas Fernando Rodríguez Kekhan, del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos; Sebastián Felipe Escobar Uribe, del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, y Germán Romero Sánchez, de la Asociación Red de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos, habían presentado recursos de apelación contra dos resoluciones de la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas (la 001668 y 001678) del 17 de octubre de 2018.

En dichas resoluciones la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas había rechazado las solicitudes de los apoderados que pretendían que se anulara la actuación de sometimiento del general Montoya Uribe, alegando la violación de los derechos de las víctimas a la participación y acreditación.

Sin embargo, la Sección de Apelación negó todas las peticiones de los abogados y consideró, en primer lugar, que la intervención de las víctimas en la JEP es proporcional.

La Sección recordó, tal y como lo ha establecido la Corte Constitucional, que la actuación masiva de las víctimas podría obstruir el desenvolvimiento de una jurisdicción estrictamente temporal como es la JEP.

De este modo, respecto al sometimiento del general en retiro Mario Montoya, la participación de las víctimas debe comenzar, pero no agotarse, dijo la Sección. Esto quiere decir que el reconocimiento de las víctimas continuará en la JEP en otras etapas procesales.

Finalmente, la Sección de Apelación determinó que al ser rechazadas las pretensiones de la aplicación de la excepción de inconstitucionalidad y de nulidad de la audiencia de sometimiento del general (r) Montoya Uribe, no tendría sentido cuestionar el traslado del caso a la Sala de Reconocimiento.

Por ende, tampoco se accedió a revocar la remisión del expediente donde reposan algunas investigaciones de la justicia ordinaria por violaciones a los derechos humanos e infracciones al DIH presuntamente cometidas por el general (r) Montoya Uribe.

El general y sus presuntos delitos
El 4 de noviembre de 2008, el General (r) Mario Montoya dejaba la comandancia de las Fuerzas Militares luego de que el país conociera sobre la trágica desaparición de jóvenes en Soacha que, posteriormente, fueron asesinados y presentados por el Ejército Nacional como guerrilleros muertos en combate en Ocaña, Norte de Santander.

Más tarde, se sabría que esta práctica, denominada bajo el eufemismo de ‘falsos positivos’, fue recurrente entre el 2002 y 2008, y que fueron más de cuatro mil los jóvenes asesinados por la fuerza pública.

Al General (r) lo señalan de ser el verdugo que ordenó miles de muertes. Se estima que, entre febrero de 2006 y noviembre de 2008, tiempo en que el Montoya comandó las fuerzas militares, una de cada tres muertes en combate fue una ejecución extrajudicial.

Según la Fiscalía, el 59% del total de los casos se presentó en este periodo. Además, hay evidencias de que el General (r) tuvo conocimiento sobre las denuncias que, desde entonces, presentaron los familiares de las víctimas.

Cabe recordar que Montoya había recibido, en seis ocasiones, la máxima distinción que se entrega en la República de Colombia a los militares: la Orden de los Libertadores ‘Cruz de Boyacá’.

Detrás del General Montoya no sólo reposan las investigaciones sobre los homicidios extrajudiciales. Fue mencionado en las versiones libres del exjefe paramilitar Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’, quien confesó la complicidad que existió entre los ‘paras’ y la IV Brigada del Ejército Nacional mientras Montoya fue su comandante entre 2001 y 2003. S

Según ‘Don Berna’, entre el 16 y 19 de octubre de 2002, tropas de la IV Brigada, en compañía de paramilitares, realizaron el operativo militar urbano más grande de la historia: ‘La Operación Orión’, en donde hubo 88 homicidios y más de 600 víctimas.

Otro de los paramilitares que mencionó en versiones libres al General fue Daniel Rendón Herrera, quien señaló que Montoya recibió dinero para ayudar a Miguel Arroyabe, del Bloque Centauros en la guerra contra ‘Martin Llanos’ por el control del Meta y Casanare.

Pero no sólo han sido exjefes paramilitares quienes vinculan al General (r) con actividades ilegales. En 2010, tres coroneles y un capitán testificaron en contra de Montoya, a quien acusaron de autorizar la utilización de guías civiles, quienes, más tarde, se comprobaría fueron paramilitares en acciones que culminaron en la masacre de ocho campesinos miembros de la comunidad de Paz de San José de Apartadó.

*Publicado originalmente con el título Investigación sobre señalamientos a Montoya sigue en la JEP. Haga clic aquí para ver el artículo en Fundación Paz & Reconciliación.

-Publicidad-
0
4640
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El pasado de los 16 senadores que se declararon impedidos para votar las objeciones a la JEP

El pasado de los 16 senadores que se declararon impedidos para votar las objeciones a la JEP

El drástico juez que condenó a José Elías Melo

El drástico juez que condenó a José Elías Melo

La última imagen que se conoce del Paisa

La última imagen que se conoce del Paisa

En redes
Con cantos y aplausos, mujeres chocoanas exigen al congreso respaldo a la JEP

Con cantos y aplausos, mujeres chocoanas exigen al congreso respaldo a la JEP