Opinión

Las razones y los métodos para tumbar a Maduro

Donald Trump, aprovechando la venda del coronavirus, ha propuesto un plan de transición para sacar a Maduro y ordenado operaciones de guerra en el Caribe

Por:
abril 03, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Las razones y los métodos para tumbar a Maduro
Trump ordenó operaciones en el Caribe con el supuesto propósito de frenar el tráfico de drogas desde Venezuela. Foto: VOA

“Desde su inicio, en agosto de 2018, el Gobierno del Presidente Iván Duque ha venido adelantando esfuerzos políticos y diplomáticos orientados a lograr la recuperación del orden democrático en Venezuela, el restablecimiento del Estado de derecho y la vigencia plena de los derechos humanos para todos los ciudadanos en su territorio”. Así comienza la declaración de la Cancillería colombiana en torno al proyecto de transición presentado por EE. UU.

El 23 de enero del año 2019, a escasos seis meses de su Presidencia, el gobierno de Iván Duque patrocinó una operación de intromisión y subversión contra el país vecino, tras la mampara de ingresar a Venezuela una supuesta ayuda humanitaria, que las propias Naciones Unidas descalificaron como tal. Grupos violentos organizados en Colombia tenían la tarea de cruzar la frontera, para desestabilizar y derrocar al gobierno de Maduro.

Recién ahora, como para corroborar la abierta falsedad del gobierno colombiano, sucede el inesperado descubrimiento del armamento de guerra que el ex mayor general venezolano Clíver Alcalá movía por territorio colombiano, con el declarado propósito de “libertar al país y eliminar quirúrgicamente los objetivos criminales del narcotráfico y del desastre que ha generado en nuestro país”. Así lo expresó él mismo en su declaración a medios colombianos.

Según sus palabras, él, Guaidó, J.J. Rendón y otros personajes adquirieron el armamento dentro de un plan diseñado con asesores norteamericanos, con el objeto de armar un grupo de fuerzas especiales que se encargaría de desarrollar un plan golpista en Venezuela. Se entiende que el armamento incautado por la policía de manera accidental en la costa, era solo una parte del arsenal reunido en Colombia, así como que otra gente participaba del proyecto.

De entrada Clíver Alcalá exoneró a Duque y su gobierno de cualquier responsabilidad, aunque no vaciló en afirmar que a raíz de la incautación de las armas, él mismo se había puesto en comunicación con autoridades colombianas, aclarando todo lo necesario y sin ser molestado para nada por ellas. Aseguró hallarse tranquilamente en su casa de Barranquilla, donde residía hace años con conocimiento de las mismas autoridades.

________________________________________________________________________________

Alcalá aparecía en esa lista y por él se ofrecían 10 millones de dólares

_______________________________________________________________________________

Lo que no pudo ocultar Alcalá es que sus declaraciones fueron consecuencia del comunicado del gobierno de los Estados Unidos, en el que ofrecieron recompensas en millones de dólares, por la captura de los principales dirigentes del gobierno venezolano, a quienes se sindica de narcotráfico en complicidad con el ELN y la disidencia de las Farc que encabezan Márquez y Santrich. Alcalá aparecía en esa lista y por él se ofrecían 10 millones de dólares.

La novela terminó con la entrega voluntaria de Alcalá a las autoridades norteamericanas en el aeropuerto de Barranquilla, operación en la que colaboraron diligentemente autoridades colombianas. Todo hace pensar que existió un acuerdo amigable. Usted no va a hablar más del asunto y nosotros le facilitamos que viaje a arreglar su problema con los Estados Unidos. Lavarse las manos no sólo está de moda, sino que se recomienda hoy en todo el mundo.

Resultaba obvio que al gobierno de Iván Duque no le interesaba en lo más mínimo que se investigara y descubriera lo que había detrás del armamento incautado. El señor Juan Guaidó es considerado por este como el legítimo presidente de Venezuela. Y se sabe bien que cruza subrepticiamente la frontera hacia Colombia con el apoyo de la banda criminal de los Rastrojos, dedicada entre otros ilícitos al narcotráfico.

El gobierno de Donald Trump, en violación abierta de los más elementales principios del derecho internacional, aprovechando la venda puesta en los ojos por la epidemia del coronavirus, ha salido a proponer un plan de transición para sacar a Maduro y su partido del gobierno venezolano. Y al tiempo ha ordenado la amenazante práctica de operaciones de guerra en el Caribe, con el supuesto propósito de frenar el tráfico de drogas desde Venezuela.

De inmediato la Cancillería colombiana saluda esa propuesta, que, como dice, fue apoyada por el presidente Juan Guaidó. Y remata su declaración enviando “un mensaje claro e inequívoco a los venezolanos sobre la urgente necesidad de poner fin a la crisis que los ha condenado”. Colombia ya no puede ocultar que durante el gobierno de Iván Duque, y desaparecidas las Farc, se ha convertido de nuevo en el principal exportador de cocaína en el mundo.

Ni que han surgido serios indicios de que su gobierno fue elegido con dineros provenientes del narcotráfico. Tráfico de drogas, de armas y golpe de Estado giran inevitablemente en torno a Alcalá, Guaidó y el gobierno colombiano. Eso mientras se conoce que la disputa de EE. UU. con Rusia y Arabia Saudí ha hecho caer el precio del petróleo, hasta hacer insostenible la extracción con fracking que enorgullecía a los Estados Unidos.

Estos necesitan hoy más que nunca de las gigantescas reservas petroleras de Venezuela. La verdadera razón y los métodos de siempre.

-Publicidad-
0
2400
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Sin matar ni atentar contra nadie, así se hace paz

Sin matar ni atentar contra nadie, así se hace paz

La Colombia amarga del ¡ajúa! uribista

La Colombia amarga del ¡ajúa! uribista

Manuel, contra la extrema derecha y la disidencia

Manuel, contra la extrema derecha y la disidencia

En plena pandemia, sálvese quien pueda

En plena pandemia, sálvese quien pueda

El país que le debemos al capitalismo neoliberal

El país que le debemos al capitalismo neoliberal

Fiestas clandestinas versus un millón a la calle

Fiestas clandestinas versus un millón a la calle

El hambre y los helicópteros de guerra

El hambre y los helicópteros de guerra

Trato preferencial para unos, y que los otros vean

Trato preferencial para unos, y que los otros vean