Las poderosas mujeres que rodean al alcalde Jorge Iván Ospina

Una nana cubana contratista, una exesposa y una cuñada pesan en el manejo de recursos públicos y hacen parte del círculo de confianza de Jorge Iván Ospina

Por:
noviembre 30, 2022
Las poderosas mujeres que rodean al alcalde Jorge Iván Ospina

La vida clandestina y azarosa de sus papás, el comandante guerrillero del M-19 Iván Marino Ospina y su compañera, también en armas, Fanny Gómez, hicieron que la infancia y la adolescencia del hoy alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, estuviera marcada por la zozobra y las privaciones. Mientras sus padres estaban en un rancho de combate en las cordilleras del Cauca o eludían la feroz persecución de los servicios de inteligencia, su hijo encontraba abrigo y protección en las granjas del padre Javier de Nicoló, un apóstol de la caridad de los años 70 y pasó también un tiempo prolongado en un hospicio en La Habana, en los años difíciles de la isla. Fue allí donde además terminó el bachillerato y estudio medicina con énfasis en salud pública.

Todo resultó tan traumático que incluso fue a él, entonces estudiante de medicina, a quien le tocó sostener el cuerpo de su papá abatido por grupos de operaciones especiales que cercaron la casa donde vivía en el barrio Los Cristales de Cali en 1985. Jorge Iván tenía 19 años, contaba con la protección del gobierno cubano y había viajado de vacaciones a Cali. Regresaría a La Habana donde concluyó universidad y encontró abrigo en la casa de Vivian Rodríguez, con quien ha mantenido lazos de afecto y a quien, según sus amigos, considera su nana. Ella es la madre de Jimmy Drangett Rodríguez, el actual secretario de seguridad de Cali.

El agradecimiento de Ospina con su acudiente en los días de soledad cubana es tal que les volvió Cali su segunda casa. Se trajo consigo a esa familia adoptiva y ayudó a Jimmy, el hijo menor de los Drangett, para que echara raíces en Cali y se hiciera ciudadano. Según los registros oficiales, Jimmy, nacido el 6 de diciembre de 1966 en La Habana, obtuvo la cédula de ciudadana colombiana el 28 de agosto de 2015. En los archivos consultados no aparece la carta de naturalización, pero el asunto ya parece accesorio porque cuando el alcalde lo nombró secretario de Seguridad ya la comunidad caleña lo aceptaba como colombiano. Antes había hecho parte de la Unidad Técnica Legislativa de Ospina cuando éste fue congresista.

Registro de Jimmy Drangett Rodríguez, actual secretario de seguridad de Cali

A su ‘nana’, convertida en una de las mujeres de mayor confianza del mandatario, Ospina le tenía reservada una atención mayor. Le dio un contrato de concesión por 30 años prorrogables para manejar la venta de comidas en el estadio de fútbol Pascual Guerrero, en el tradicional barrio San Fernando.

Allí Vivían Rodríguez es dueña y señora de un sitio de comidas llamado ‘Pásala Pascual´, con exenciones tributarias y bajos costos en las tarifas de servicios. Ni ella, ni su hijo, ni su esposo Luis, también médico, ni Jimmy tienen razones para temer por su seguridad económica.

Si hay una característica del alcalde Ospina, según sus conocidos, es que no rompe con las mujeres que han pasado por su vida. Así ocurrió con la nana cubana Vivian Rodríguez y así ocurre con Marcela Patiño, que fue su pareja durante la alcaldía en el 2008.

Jorge Iván Ospina y Marcela Patiño en la alcaldía 2008

A Marcela Patiño la conoció, como a muchos de sus allegados de hoy, cuando fue gerente del Hospital Departamental del Valle en 1999. Ingeniera de profesión, era entonces la interventora en una de las obras financiadas con recursos destinados a la estampilla del hospital. Desde la época en que fue pareja de Ospina ha tenido que enfrentar cuestionamientos relacionados con la contratación, el flanco más débil y cuestionable de la administración. A ella le tocó salir a capotear con fiereza denuncias según las cuales tenía relaciones comerciales con integrantes de consorcios que contrataban en aquella época con la alcaldía.

Durante la segunda administración, con la sociedad conyugal ya disuelta, su grado de empoderamiento ha sido mayor. Y muy en la línea de Ospina de darle juego a las ex, le entregó uno de los megaproyectos: Cali inteligente, diseñado según ella, para sistematiza servicios clave como el alumbrado y también la semaforización. Uno de los más duros golpes políticos que ha recibido Ospina fue el hundimiento de la iniciativa en el concejo, donde nuevamente la concejala Diana Rojas tuvo un rol vehemente y protagónico. Para hacerle el esguince a este obstáculo, se las ingeniaron para reconstruir el modelo que tenía en mente, con costos financieros millonarios, pero aún no certificados, y darle vida a partir del esqueleto de una entidad pública que estaba en desuso con la razón social de Caligen.

Marcela Patiño no es funcionaria, pero si una poderosa asesora que influye en muchas decisiones del Alcalde. Es en la práctica uno de los cedazos por el que pasan importantes gastos presupuestales y tiene bajo su responsabilidad otro gran proyecto: el manejo del Parque Temático del Club San Fernando, responsabilidad que le delegó en su gran amiga Diana Maritza Muñoz. Diana es la esposa de Juan Carlos Junca, el reencauchado exfuncionario de la UAESP condenado fiscalmente por la Contraloría General de la República.

Vea también: El condenado por un saqueo de $47.000 millones que el alcalde de Cali reencauchó

Como ella, con mucho ojo en la contratación para que no se mueva una hoja sin su consentimiento, están otras dos mujeres. Una de ellas es Claudia Marroquín, nada menos que la esposa de Arturo Barco, el íntimo de Ospina de sus tiempos de militancia en el M-19 y actual gerente administrativo de Emcali. Ella es la directora administrativa, un cargo que ocupo su esposo en la primera administración.

El alcalde Ospina nombró a Nhora Mondragón como Secretaria de Gobierno después del estallido social

Trabaja de la mano con Nhora Mondragón, administradora de empresas con especialización en administración de salud con 20 años de experiencia en el sector público, una figura clave a quien, el alcalde Ospina la nombró Secretaria de gobierno después de la crisis del estallido social. De extracción muy humilde, y sin mayores  oportunidades educativas, pero con sagacidad, forma parte de la camada del Hospital Universitario del Valle. En la primera administración fue su secretaria privada y en 2020 se convirtió en la poderosa directora de contratación. Pero luego fue nombrada secretaria de gobierno porque el alcalde estaba dispuesto a cerrar, aún más, su anillo de poder.

Carolina Romero, secretaria del Instituto popular de Cultura (IPC)

Carolina Romero también tiene rol de peso y trabaja junto a Ospina. Es directora del Instituto popular de Cultura (IPC), pero más que el cargo en sí mismo, tiene sobre sus hombros el ambicioso proyecto de convertir el IPC en la Institución Universitaria de las Culturas y las Artes Populares, único en América Latina. Su sede será el emblemático edificio de Coltabaco, sobre la avenida Colombia. La habilitación de esa sede es responsabilidad de la Unidad de Bienes y Servicios.

Si hay alguien con un rol clave en la administración y en la ejecución del empréstito es la excuñada del alcalde Martha Liliana Hernández, quien fue pareja de su hermano Mauricio.

Ella es la actual secretaria de Vivienda, y le fue asignado un megaproyecto de $146 mil millones, que no se ajusta a la competencia de esa secretaría: el sendero peatonal de Cristo Rey. Esta última obra le fue adjudicada al consorcio Esdras y a José Leonardo Cortés. Hasta el momento han sido invertidos allí cerca de $50.000 millones en una dudosa infraestructura ecológico cuestionada por los geólogos de la Universidad del Valle. Se construirá por etapas y varios expertos anticipan que terminará ligado a una cadena de obrar inconclusas con contratistas enriquecidos.

Martha Liliana Hernández tiene también a su cargo la supervisión del proyecto el Parque del Pacífico.

Desde el Dagma, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Francy Restrepo maneja una ejecución importante, además de los 500 contratistas porque la planta de este instituto es pequeña. Es la encargada del Ecoparque de Pance y su influencia se ve potenciada por el ascendiente político que se reconoce a Alfredo Valenzuela, su esposo, como uno de los cercanos del alcalde. Al igual que Arturo Barco, su relación está latada por los lazos que construyeron durante su militancia del M-19 en Cali.

Martha Sofía Barragán, la segunda esposa de Mauricio Ospina, el influyente hermanos del alcalde, no está en círculo de poder de la administración, pero si en los negocios de su esposo. Ha sobrellevado buena parte del peso de denuncias sobre la manera como el patrimonio de la sociedad conyugal ha crecido desde que su cuñado es alcalde.

El rastro más visible de ese presunto enriquecimiento no justificado es un edificio de cinco pisos y 20 apartamentos levantado en el sector de El Bosque, en el norte de Cali. De acuerdo con denuncias de los medios Publimetro y Revistaraya, la obra fue levantada contra viento y marea porque no tuvo en cuenta las observaciones de un curador urbano y no contó la licencia de construcción.

El edificio figura a nombre de los esposos Ospina Barragán y no mereció observación alguna del entonces director de Planeación, Roy Alejandro Barreras.

Las mujeres, sobre todo aquellas con las que ha tenido vínculo afectivo -o lo tienen sus amigos cercanos- le generan confianza al alcalde Jorge Iván Ospina. Aquellos que le juegan bromas siempre le recuerda que él nunca se separa del todo de sus parejas. Algo parecido ocurre con sus hermanos, y esto ha hecho que los millones del presupuesto de la administración municipal de Cali hayan terminado en esta guardia pretoriana que resguarda al alcalde..

Le podría interesar: La movida del alcalde Ospina para tener a EMCALI en su bolsillo

 

-.
0
8400
La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

Rappi sigue imbatible mientras ve partir del país a Uber Eats, iFood y Jokr

Rappi sigue imbatible mientras ve partir del país a Uber Eats, iFood y Jokr

El monteriano que terminó acusado de ser el médico del Clan del Golfo

El monteriano que terminó acusado de ser el médico del Clan del Golfo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus