Las joyas que esconde el centro de Bogotá

En el sector de La Candelaria existen auténticos tesoros que están al alcance de cualquiera. Representan cifras millonarias y son patrimonio cultural e histórico de Colombia

Por:
junio 02, 2015
Las joyas que esconde el centro de Bogotá

La capital colombiana alberga en su corazón lugares de gran valor. Los más de 55.000 millones que el estado invirtió en la recuperación del Teatro Colón hacen que éste –literalmente- sea una de ellas. Se hizo con el objetivo de convertirlo en un teatro de talla mundial que no tenga nada que envidiarle a cualquiera de los que hay en las capitales europeas, que no solo sea una sala de alquiler sino que también brinde servicios de producción para beneficio del medio de las artes escénicas en el país. El teatro original fue fundado por el Presidente Rafael Núñez en 1982, y en 1890, junto a la residencia presidencial, fue el primer edificio de la capital en contar con electricidad pues las velas de la lámpara central quemaban al público. Este escenario, sin completar más de un año desde su reapertura, ya ha albergado producciones como Labio de liebre, de Fabio Rubiano, que fue vista por cerca de 11.000 personas quienes estrenaron su silletería. Se busca que el teatro sea visitado por todos los colombianos y que los jóvenes se vuelvan asiduos visitantes, para ello la programación se ha diversificado y con 10.000 pesos es suficiente para disfrutar de ella.

Teatro Colón en Bogotá. Foto: larepublica.co

Teatro Colón en Bogotá. Foto: larepublica.co

Si el plan es disfrutar de teatro, no muy lejos hay otros lugares para hacerlo. El Teatro Libre es uno de ellos y también ha recibido aportes del Ministerio de Cultura para su sostenimiento, pues gracias a la ley de espectáculos públicos se han generado 21.682 millones de los que se han beneficiado 27 teatros en la ciudad. En el caso del Teatro Libre, también se trata de un espacio de formación artística, en el que en convenio con la Universidad Central, se ofrece la carrera de Artes Escénicas además de talleres para quien quiera actuar por el simple placer de actuar. Otros teatros que también son impulsados por el Ministerio de Cultura son el Teatro Estudia Calarca, Casa E, el Teatro R101, el Teatro de la Candelaria, los cuales también han sido beneficiados gracias a los aportes de la Ley de Espectáculos.

La Catedral Primada, en la Plaza de Bolívar también alberga otra joya, literalmente hablando y mide casi 8 metros. Se trata de uno de los pocos órganos musicales que hay en Colombia. En este caso, tiene más de un siglo de antigüedad pues su construcción data de 1890 y aunque lleva varios años condenado al mutismo, su remodelación es un hecho. El 20 de julio volverá a escucharse la música salir de los casi 3500 tubos que desde el pasado mes de noviembre unos expertos provenientes de Barcelona están afinando. Cuando el órgano vuelva a sonar, se tiene planeado realizar conciertos gratuitos diarios para que cualquier transeúnte pueda escucharle un rato. Igualmente éste acompañará las eucaristías de la catedral. Su recuperación costó aproximadamente unos 2553 millones de pesos.

Catedral Primada de Bogotá. Foto: Diego F. Garcia P. flickr.com/photos/gogeid - (CC BY 2.0)

Catedral Primada de Bogotá. Foto: Diego F. Garcia P. flickr.com/photos/gogeid - (CC BY 2.0)

Si cuenta con suerte y es último domingo del mes, entonces tiene una amplia oferta de museos gratuitos a su disposición. El Museo del Oro es apenas uno de estos y ahí podrá encontrar la colección de orfebrería prehispánica más grande del mundo, con más o menos 34.000 piezas de oro y otras miles en concha, hueso, cerámica y textiles. Todas realizadas por las diferentes etnias indígenas del país antes de la llegada de los europeos como los Zenú, Muiscas, Calima, Nariño, Tayrona o San Agustín. El Museo de Arte Colonial, la Casa del 20 de Julio, el Museo Nacional, y el Archivo de Bogotá también son gratis los últimos domingos de cada mes.

Museo del oro en Bogotá. Foto: flickr museodeloro | CC BY-NC 2.0

Museo del oro en Bogotá. Foto: flickr museodeloro | CC BY-NC 2.0

Cualquier persona puede ir cuando quiera a deleitar sus sentidos viendo o escuchando estas joyas. Quien desee hacerlo no tiene que gastar más de lo que cuesta un pasaje ida y regreso en Transmilenio, pues justamente el principal objetivo que tienen estos tesoros es que tanto locales como visitantes se aventuren a descubrirles.

-Publicidad-
0
5912
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El laboratorio que transformó la limpieza del hogar

El laboratorio que transformó la limpieza del hogar

Los 10 mejores parques para trotar en Bogotá

Los 10 mejores parques para trotar en Bogotá

Cerrar la calle para pintar a Papá Noel: una costumbre bogotana

Cerrar la calle para pintar a Papá Noel: una costumbre bogotana

Nota Ciudadana
El fascismo espacial se toma el centro de Bogotá

El fascismo espacial se toma el centro de Bogotá