"La violencia me hizo renunciar al Atlético Nacional"

Un hincha cuenta cómo se enamoró del verde paisa y por qué hoy deja de ser hincha del Rey de Copas

Por: Javier Hdo. Mendigaño Quiroga
abril 13, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Soy orgullosamente rolo, lo que geográficamente me obligaba a ver en Millonarios o Santafe, los equipos a escoger para considerarme un hincha del fútbol. Sin embargo, mi pasión y práctica se concentró en el puesto de portero y fue allí, en esa posición, donde vi la participación del acrobático René Higuita salvaguardando la portería de Nacional.

En un televisor a blanco y negro vi las primeras atajadas, y sus ya famosas salidas del área para buscar un gol o una falta cerca al campo contrario. Este ejemplo reforzó mis ganas de seguir en la posición de portero y acrecentar mi afición por el equipo Verdolaga, en una época donde el hincha se reconocía por saber el nombre de todos los jugadores, los títulos nacionales e internacionales y hasta el más mínimo detalle de cada jugador. Humildemente sin ser paisa o conocer el Atanasio, me sentía un buen hincha.

Pero los tiempos han cambiado tanto que para ser considerado hincha se requiere más que eso; ahora se debe nacer en la ciudad o departamento del equipo (regionalismo absurdo) y lo más denigrante de esto: llevar como símbolo de amor, una o más cicatrices que no son más sino producto de peleas sin sentido por una bandera.

Uno de mis ídolos de antaño fue Mauricio el “Chicho” Serna, el mismo que defraudó mi amor por este deporte, luego de maltratar con un regionalismo grotesco  la pasión que muchos sentimos en la distancia por el Rey de Copas.

Hoy en día con una hija, igual o más apasionada que yo por los deportes,  y con la firme intensión inculcarle el amor por “MI EQUIPO”, a pesar de todo, me siento lastimado en lo más profundo porque siguen aumentando las noticias con incidentes violentos de esos delincuentes que justificando su violencia en un logo o una pasión, dañan no solo la imagen del deporte en sí, sino también de la institución deportiva y nacionalidad de todos nosotros.

Por eso, después de más de 20 años de seguir al Club Atlético Nacional, debo dar un paso al costado y mirar con nostalgia lo que un día me hizo sentir orgulloso cuando decía que era hincha de este club.

 

@dragoxtrem

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
12932

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
Barras bravas de Nacional y el Medellin entierran el hacha y se unen contra Iván Duque

Barras bravas de Nacional y el Medellin entierran el hacha y se unen contra Iván Duque

Nota Ciudadana
La barra brava del Nacional es una de las más peligrosas de Colombia

La barra brava del Nacional es una de las más peligrosas de Colombia

Nota Ciudadana
¿Por qué odian al Atlético Nacional?

¿Por qué odian al Atlético Nacional?

Nota Ciudadana
Pékerman revivió la rosca paisa

Pékerman revivió la rosca paisa