La violencia es apenas un abortivo de nuestra historia

"Por la ignorancia, la indolencia y la falta de unión y de educación democrática, vivimos en un círculo vicioso del que difícilmente podremos salir"

Por: Octavio Cruz González
octubre 16, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La violencia es apenas un abortivo de nuestra historia

Decía Marx que la violencia era la partera de la historia, pero hoy tenemos más que evidencias para poder sostener y asegurar que es más bien el abortivo de la misma, pues muchos de sus efectos sobre las sociedades que la sufren y padecen de manera constante hacen parte de las razones que la generan y la mantienen en el tiempo. Así pues, termina siendo uno de los motivos y de las justificaciones que esgrimen las élites locales para no realizar los cambios sociales, y también la convierten en una herramienta de autodefensa y protección ante quienes creen que en los actos violentos están las únicas formas de atacar los problemas de las inequidades y de las injusticias sociales, pasándose por encima de la resistencia civil y democrática que ejercen muchos pueblos.

Colombia es el ejemplo más claro de esta premisa: gran cantidad de grupos violentos, ya sean de origen guerrillero o paramilitar, se han creado buscando influir y combatir injusticias, pero sus acciones se han encargado de producir los efectos contrarios a los objetivos buscados. Para desgracia del país, hemos contado en nuestra corta historia como nación con movimientos políticos de toda índole:

- Unos con ideas comunistas o socialistas, denominados supuestamente de izquierda, que recurrieron a integrar y formar grupos de ataque directo contra las injusticias de esas élites, señalados y conocidos como guerrillas, que al final produjeron, con la violencia desplegada, el efecto social contrario al que supuestamente buscaban, dejando al final, después de tanta violencia utilizada, la sensación y la impresión que lo hicieron y lo hacen buscando mantener el statu quo imperante, a la vez que provocan la exacerbación de las instituciones del Estado que salieron y salen en defensa de esas élites sociales.

- Algo similar, aunque desde el otro espectro social, es la reacción que han generado las acciones de los paramilitares, creados y originados por esas élites, ya sean estas las tradicionales y aristocráticas, las emergentes o aquellas que surgen a partir del narcotráfico y de los negocios ilegales, mal llamados y denominados de derecha, que actúan con su sevicia y violencia sobre la parte más vulnerable de la sociedad civil, que son los invisibles y desfavorecidos del desarrollo, quienes por una parte terminan viviendo en las zonas abandonadas y más apartadas del progreso social, sean estos los cordones de miseria que crecen en las periferias de las grandes ciudades, o en las selvas y bosques de los baldíos de la nación, buscando allí las oportunidades que no les brinda un sistema económico injusto, y por lo general concentrado en las manos de esos pocos, reconocidos como esas elites.

Es un círculo vicioso que se ha sostenido por la ignorancia, la indolencia y la falta de unión y de educación democrática de las sociedades que las padecen, manteniéndose en el tiempo entre la humanidad, y por lo tanto marcando la historia de ciertas regiones del planeta, como en el caso específico de Colombia.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
201

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El eterno retorno de la violencia a Colombia

El eterno retorno de la violencia a Colombia

Nota Ciudadana
Dos crímenes y una cadena de errores

Dos crímenes y una cadena de errores

Nota Ciudadana
¡Colombia merece vivir en calma!

¡Colombia merece vivir en calma!

Volvió el monstruo del desplazamiento

Volvió el monstruo del desplazamiento