La vil muerte de Jaime Garzón nos duele tanto como la de un ser querido

Aquella fatídica mañana del 13 de agosto de 1999 las balas asesinas apagaron la sonrisa del genial humorista

Por: Ricardo Rondón Chamorro
agosto 13, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La vil muerte de Jaime Garzón nos duele tanto como la de un ser querido
Foto: El Espectador

Siempre que me desplazo por la avenida 26 me atrapa tu gesto burlesque de Heriberto de La Calle y no puedo evitar dolerme de tu muerte infame, de las balas que segaron tu existencia aquella mañana fatídica del 13 de agosto de 1999.

Iniciábamos labores en el desaparecido diario El Espacio, cuando recibimos la llamada del reportero de judiciales Jorge Éric Palacino Zamora: “¡Acaban de matar a Jaime Garzón!”, pronunció en seco.

Quedamos mudos, fríos, sin saber qué responder, como cuando te llaman para darte la noticia de la muerte de un ser querido. Palacino, al otro lado de la línea, seguía aportando datos del lugar donde se produjo el asesinato, de la camioneta que terminó estrellándose contra un poste, de los curiosos que empezaban a cercar la espantosa escena, de la estupefacción y el rechazo.

Jaime Hernando Garzón Forero seguirá siendo un ser querido en las entrañas de un país que gozó y reflexionó con su repentismo a toda prueba, con la creatividad de sus personajes variopintos extraídos de nuestra idiosincrasia, dotados de un humor cáustico, frentero y demoledor, cátedra sin par de humor político, por supuesto incómodo para el poder, el mismo que acabó con su pródiga existencia.

Si estuvieras vivo, Garzón, seguramente serías un sesentón coqueto, mamagallista, encantador, con la misma labia y el espíritu transgresor, propietario de un bar en La Macarena, rodeado de tu camada de amigos, disfrutando un scotch de mediodía, y entre gracejos y risotadas, reafirmando que este país sigue siendo una mierda, peor que hace dos décadas, en un mundo que se está cayendo a pedazos.

Salve, Jaime Garzón: tu memoria y tu sonrisa continuarán imborrables, imperecederas, y cada 13 de agosto, mientras Dios y la vida lo permitan, seguiremos conmemorando tu “adiós de carnaval”.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
“Garzón Vive”, el primer capítulo de su historia: el anuncio de su asesinato

“Garzón Vive”, el primer capítulo de su historia: el anuncio de su asesinato

Nota Ciudadana
Jaime Garzón, es un gusto escucharlo y conocerlo más allá de los libros

Jaime Garzón, es un gusto escucharlo y conocerlo más allá de los libros

La movida desesperada de Garzón para intentar salvar su vida

La movida desesperada de Garzón para intentar salvar su vida

Los enemigos de Jaime Garzón

Los enemigos de Jaime Garzón