La vida feliz de Daniela Ospina lejos de James

Disfruta sus días en Miami al lado de su nuevo amor el productor musical Harold Jiménez sin perder contacto con Medellín donde ahora pasa la cuarentena

Por:
julio 09, 2020
La vida feliz de Daniela Ospina lejos de James

Lo mejor que le pasó en Madrid fue acercarse al mundo de la moda. Descubrió una vocación. Desde cuando estudiaba el bachillerato en el colegio Nuestra Señora del Pilar, vendía camisetas que ella misma estampaba. También en los entrenamientos de su club de voleibol en Itagui también se cuadraba unos pesos. Tenía talento innato pero necesitaba estudiar.

Con James fue amor a primera vista, y eso que fue por internet. Una amiga en común las presentó. Ella tenía 15 años, el 16 y acababa de llegar a Buenos Aires para jugar con el Banfield. Se mandaban cartas por Hotmail. Cada vez que terminaba un entrenamiento se iba rápido para la casa para ver que le mandaba Daniela al correo. La distancia lo que hizo fue encender aún más la hoguera.

En esa época era una joven larga de 1.78 y había sido seleccionada para representar a Colombia en un suramericano en Argentina. Era la oportunidad de conocer al hombre del que se había enamorado. Se conocieron y nunca más se volvieron a separar.

Cuando James fue comprado por el Porto en el 2010, cuando tenía apenas 19 años, Daniela lo acompañó. Se casaron. Ella, para acabar con la tristeza y el aburrimiento empezó a estudiar de Administración de Empresas a distancia. Se graduó en un par de años en el Politécnico Grancolombiano.

 

En el verano del 2014 llegó a Madrid, James acababa de salir goleador del mundial de Brasil. Los mejores equipos de Europa se lo disputaban. Recayó en el Real y Daniela fue duramente criticada en redes el día de la presentación oficial del jugador. Daniela no dijo nada, lo soportó con valentía. Pero nadie está acostumbrado a ser señalada por su aspecto. Es que varios usuarios de redes le dijeron, entre otros insultos, “cara de travesti”. Incluso en una ocasión el diario madrileño Vozpópuli dijo sobre ella: “La mujer de James se opera la nariz y adelgaza para que no la vuelvan a llamar “fea”, “travesti” o “Manolo”’, luego de la rinoplastia que se practicó y de hacerse iluminaciones en el cabello”. Se cansó, se separó de James en el 2016, sin decir ni una sola palabra contra él. Solo en el 2017 respondió a esas agresiones que recibió respondió con este mensaje:

Desde que está sin James le ha ido mejor sin él. A finales del año pasado se fue a vivir a Miami con su hija Salomé. Se ha dedicado a impulsar su marca de ropa, DanFive, en donde ella escoge hasta la textura de las prendas. Salomé la acompaña como una sombra, cada vez más inteligente y como ella misma la describe, cada vez más hábil. Seguramente será una destacada futbolista, como es su mamá.

El capítulo James está más que superado. Su nuevo amor es Harold Jiménez, un reconocido productor de música que tiene a su cargo las carreras de J Balvin y Carol G. Ella fue la que dio el primer paso, lo vio, le pareció lindo y lo conquistó. Hoy ambos viven felices y pasan cuarentena en su casa en Medellín.

Mientras James vive su calvario en Madrid, despreciado por James, Daniela es tan feliz que sube estos videos a TikTok. No le hace falta nada:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#DanielaOspina y su novio #HaroldJiménez en el #TikTok para parejas.

Una publicación compartida de Chisme Fresco (@chismefresko) el

-.
0
34703
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Se le acabaron los años de vacas gordas a James

Se le acabaron los años de vacas gordas a James

Premio Nacional de Alta Gerencia de la Presidencia para el IDEA

Premio Nacional de Alta Gerencia de la Presidencia para el IDEA

Nota Ciudadana
¡No más James!

¡No más James!

Nota Ciudadana
En Medellín, los ediles se posesionaron en donde fueron elegidos

En Medellín, los ediles se posesionaron en donde fueron elegidos