La verdad que nos traerá la verdadera paz

"Esto, más que un sermón o creernos poseedoras de ese tesoro, es la invitación para que nos acordemos de nuestra esencia; recordar esos valores de nuestros antepasados"

Por:
septiembre 07, 2020
La verdad que nos traerá la verdadera paz

La verdad, eso que tanto se ha buscado por siglos y que al parecer nunca existe un absoluto, muchas veces es confundida con lo correcto. Siendo dos tesoros tan diferentes y en un mundo ideal, deberían ser correlacionales. Del actuar correcto por inercia, el resultado debería ser la verdad, pero como la vida es un cuento único, una universalidad irrepetible, las verdades circulan en ese mismo andar. Colombia un país que grita y pide a voces la verdad, el perdón y, por ende, la reconciliación, es al mismo tiempo una nación compuesta por múltiples verdades, donde la raíz del problema viene trabajándose y se han dado dos procesos de paz tan diferentes pero que al final buscan lo mismo. Ahora entran en juego quienes necesitan de ella, de eso tan codiciado como el tesoro más valioso y escaso del mundo, como si fuera un manantial regenerador de vida; las víctimas sedientas de ese manantial, esas mismas que de un lado o del otro piden para cargarse de vitalidad y de una fuente inagotable de conocimiento donde los beneficiados seremos todos, porque ya no valdrá la verdad de un lado o del otro, sino la que surge de la construcción conjunta, de la unión de mi dolor y tu dolor, de mis esperanzas y tus esperanzas, de mi perdón y tu perdón.

Todos, en lo cotidiano de nuestras vida, necesitamos la verdad; para no perdernos en el abismo de las creaciones superficiales y poco sólidas, para recordar esa escala axiológica que parece perderse todos los días con mayor fuerza y que definitivamente vuelve a los seres humanos en inhumanos por no conocer los límites en lo valioso y esencial de la vida, donde se olvida la importancia de la familia, de los amigos, de la vida y de lo público.

Esto, más que un sermón o creernos poseedoras de ese tesoro, es la invitación para que nos acordemos de nuestra esencia; recordar esos valores de nuestros antepasados, cuando la palabra pesaba más que cualquier papel firmado y el compromiso era inquebrantable; y que nos inspiren para alcanzar un escenario donde no nos dé miedo sentir dolor para poder luego experimentar el gozo de respirar con gran tranquilidad por haber cumplido con nosotros mismos, con el otro y con nuestro país.

¿Estas dispuesto en construir tu vida sobre la verdad?

-.
0
402
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Las cuentas no hechas a las elecciones

Nota Ciudadana
Los honorables sin honra

Los honorables sin honra

La pasividad de Pacho De Roux y sus comisionados al confrontar a los responsables de la guerra

La pasividad de Pacho De Roux y sus comisionados al confrontar a los responsables de la guerra

Las Águilas Negras no están registradas pero sí existen

Las Águilas Negras no están registradas pero sí existen