Opinión

La venganza de Hernán Peláez

El doctor Peláez es la gran estrella de la radio, y al lado de Vicky podrá disfrutar demostrándoles a los españoles que es una leyenda, y a las leyendas se les respeta

Por:
septiembre 27, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La venganza de Hernán Peláez
A principios de este mes Peláez se reencontró con la hinchada que ayudó a crear durante su visita a "La Luciérnaga". Foto: @eldoctorpelaez

Desde que yo era pequeño Hernán Peláez estaba en Caracol. Mundiales de fútbol, polémicas, ideas geniales como La Luciérnaga y El pulso del fútbol, Peláez era la cara de Caracol. Y lo sacaron por la parte de atrás. Lo sacaron porque Gustavo Álvarez Gardeazábal se había convertido en una piedra en el zapato para el gobierno de Juan Manuel Santos y el entonces presidente habría presionado al grupo Prisa para echar de La Luciérnaga al autor de Cóndores no entierran todos los días. Peláez, amigo leal, decidió irse del programa y de la emisora. El hueco no lo llenó nadie.

La luciérnaga sigue siendo el programa más escuchado de la tarde colombiana. La razón es porque sus rivales no han dado pie con bola y la gracia de Risa Loca y Don Jediondo, sumado a la frescura de Pascual Gaviria son un teflón más que resistente. Además, si hay dos programas radiales que tienen fanaticada son El pulso del fútbol y La luciérnaga. Esa hinchada la ayudó a crear Peláez.

El doctor Peláez es la gran estrella de la radio colombiana. Nadie maneja los ritmos, nadie es más agradable, sabio y tranquilo. Los que amamos la música y vieja y el fútbol romántico seguimos al Doctor a donde quiera que vaya con la fidelidad de un apóstol a Jesús. Por eso escuchamos los programas con el maestro Álvarez Gardeazábal que subían a Internet. Un día después del gran debate de RCN no sintonizamos a Julio, Darío, Yolanda o Néstor sino a Hernán y Gustavo, nuestros parceros, nuestros senseis. El video en Youtube del análisis político tiene 60 000 reproducciones. Ni Juan Pablo Jaramillo pues.

 

Los que amamos la música y vieja y el fútbol romántico
seguimos al Doctor a donde quiera que vaya
con la fidelidad de un apóstol a Jesús

 

 

Me subo a un taxi un viernes a las cinco de la tarde. El chofer tiene sintonizado Caracol. Le pregunto qué piensa de La Luciérnaga y, escéptico, me dice que desde hace rato no lo escucha, que le sirve como cortinilla para combatir su soledad de taxista pero que ya no le para bolas sino a los chistes de Risa Loca. Ni siquiera sabe con exactitud quién diablos es Gustavo Gómez Córdoba. Los que han estado adentro saben qué pasó. Los guiones los hacía Gardeazabal y eran aprobados y enriquecidos por Peláez. Por eso el programa importaba, por eso el programa era más que un ruido en el transistor.

Peláez, un triunfador, no necesita vengarse con nadie. Sin embargo, será para él un placer, ahora estando al lado de Vicky, demostrarles a los españoles de Prisa que él es una leyenda y a las leyendas se les respetan. La van a tener difícil ganarle la batalla al Pulso, el Monstruo que él ayudó a creer, pero Iván Mejía, siempre sensato y justo sabe lo que significa tener enfrente al gran Hernán Peláez. Le robará audiencia, eso es seguro y aunque siempre preferiré el Pulso, por futbolero, por camorrero, ahora que se vaya Iván en diciembre no sé si me aguantaré al joven César Augusto. Creo que caeré, como tantos otros miles, en la seducción de Vicky y la sabiduría de Peláez quien celebrará, con un vinito, ganarle la partida a la casa que él ayudó a crear y echó como si fuera cualquier pelagato.

 

 

-.
0
18413
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Cuando era un crimen hablar mal de Uribe en Medellín

Cuando era un crimen hablar mal de Uribe en Medellín

General Zapateiro: mano firme, corazón grande

General Zapateiro: mano firme, corazón grande

Los noticieros nunca traicionarán a sus dueños, Ardila y Sarmiento

Los noticieros nunca traicionarán a sus dueños, Ardila y Sarmiento

Gustavo Petro podrá ser un político brillante… ¡pero qué mala persona es!

Gustavo Petro podrá ser un político brillante… ¡pero qué mala persona es!

Facebook, la red social de los viejos

Facebook, la red social de los viejos

Si de verdad les gusta la música ¡compren los discos!

Si de verdad les gusta la música ¡compren los discos!

Los cuatro años en los que fuimos felices…y no lo supimos

Los cuatro años en los que fuimos felices…y no lo supimos

Elogio a las drogas

Elogio a las drogas