La urgencia de una escuela moral para los legisladores en Colombia

Basta ver los acontecimientos de los últimos meses para entender su relevancia

Por: Juan Francisco Casas Díaz
septiembre 02, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La urgencia de una escuela moral para los legisladores en Colombia

“Los legisladores necesitan ciertamente una escuela de moral” (Simón Bolívar).

Al consultar en internet la página de la Real Academia Española, en su diccionario se encuentran nueve maneras o formas de entender el término moral. Aquí se pretende discutir alrededor de dos de ellas:

5. f. Doctrina del obrar humano que pretende regular el comportamiento individual y colectivo en relación con el bien y el mal y los deberes que implican.

8. f. Ánimo para afrontar algo. Se necesita tener moral para aguantar tantas penalidades.[1]

En Colombia tanto el epígrafe de Bolívar como las dos definiciones del termino aplican al contexto actual de nación; ya que, según aquel viejo adagio, estas vienen “como anillo al dedo”.

Simón Bolívar se refería, quizás, a esa necesaria escuela de moral en el sentido de regular el comportamiento relacionado con el mal, sin duda, en beneficio del bien común. ¿Pero por qué una escuela de moral para los legisladores? Basta ver los acontecimientos de los últimos meses para entender algunas de las razones al por qué este tipo de “escuela” para la gran mayoría de estos personajes; a manera de ejemplo:

Elección del defensor del pueblo: para mayor y mejor información del lector; es importante señalar que el defensor del pueblo es elegido cada cuatro años por la Cámara de Representantes. Aquí “el partido liberal, a la cabeza con Simón Gaviria y la convención nacional fueron esenciales para endosar su apoyo al actual defensor. Se afirma como desde el momento de su postulación, Gaviria apostó por Camargo y así lo hizo saber a los miembros de su partido, que, después de dos reuniones, decidieron seguirle la línea… Aunque el presidente, Iván Duque, no ha hecho algún guiño oficial por algunos de los candidatos, que Carlos Camargo fuera apoyado por miembros del Ejecutivo fue interpretado como que es el candidato del Gobierno. Este punto fue esencial para que liberales y Cambio Radical se unieran al Partido Conservador —colectividad a la que pertenece Camargo— en el apoyo al exmagistrado del CNE… La oposición, por su lado, manifestó que la 'terna' estaba conformada, en la práctica, por una sola persona porque solo Camargo cumplía con el requisito de haber ejercido el derecho por quince años”[2]. Es decir, en este país y de acuerdo al ejemplo, la meritocracia no vale; conocer acerca de temas relacionados con los derechos humanos y con el derecho internacional humanitario, al momento de la elección de este cargo, fue lo menos importante. Sin duda, se pagará el favor de la elección con la asignación de puestos.

Sin embargo, frente a tantas penalidades, algunos representantes dan “moral”, para continuar: “Representantes a la Cámara como David Racero han denunciado que el proceso de elección del nuevo defensor del Pueblo está plagado de politiquería. “La situación humanitaria del país exige que el/la nueva/o Defensor/a del Pueblo, tenga experiencia en DDHH. Terna de Iván Duque no cumple con ese requisito. Me abstendré de votar y de cohonestar con esa infamia, que solo busca alimentar apetito burocrático de Congresistas, señaló Racero”[3] Es triste, pero para el bien común la oposición tanto en la cámara de representantes, como en el senado es minoritaria. Ojalá el defensor electo lleve su discurso a la práctica, y éste no sea letra muerta.

Otra razón al por qué la escuela de moral, para la gran mayoría de legisladores, se da en la elección de la primera mujer procuradora de la nación: “En total 83 votos fueron a favor de Cabello, y con ellos se convirtió en la primera mujer en llegar a la Procuraduría General de la Nación… Debido a sus relaciones con los políticos de Atlántico, con el uribismo y con su reciente paso por el Ministerio de Justicia, su elección generó controversia debido a que como Procuradora tendrá que vigilar a sus amigos y a sus excompañeros de gabinete. Incluso organizaciones como la Misión de Observación Electoral, MOE, y De Justicia, alertaron que su llegada a dirigir el Ministerio Público ponía en riesgo el equilibrio de poderes del país… El paso de Cabello por el Minjusticia dejó un balance poco satisfactorio: no sacó adelante la reforma a la justicia, las herramientas de erradicación de cultivos ilícitos terminaron frenadas por jueces y su cartera tuvo un papel casi nulo en la defensa, y existieron denuncias por la repartija burocrática de cargos a políticos y miembros de las cortes” [4] Sin duda, la repartición de puestos no se hará esperar. Todo en detrimento de la gran mayoría, pero en beneficio de los mismos corruptos de siempre. Jaime Garzón no se equivocó al describir a Colombia como una gran finca de la cual se han robado todo, hasta la moral de sus habitantes.

Un último ejemplo; según articulo publicado por este portal, el cual se titula: “Estos son los 92 representantes que votaron a favor del fracking en Colombia.: “… El pasado viernes 28 de agosto, la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó un artículo propuesto por las bancadas del Centro Democrático y del Partido Conservador, para disminuir a casi la mitad las regalías que pagarían los proyectos de fracking, con el propósito de “brindarle seguridad jurídica” a las petroleras que apliquen esta técnica en Colombia” No contentos con robar al pueblo venden el país al “mejor” postor, donde cada día la miseria y la ruina ahonda más y más en las clases menos favorecidas. Sin embargo, ¿por qué se elige este tipo de personajes?, una respuesta, quizás también se encuentre en otro famoso pensamiento del libertador: “Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga, abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil; adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia” La situación actual del país (masacres, corrupción e indiferencia; entre otros aspectos) da toda la razón al pensamiento de Bolívar.

En Colombia —nación gobernada por narcoparamilitares; donde “el fin justifica los medios”; donde todo vale menos la vida de la niñez y de la juventud; donde las masacres se han incrementado; donde la pandemia ha elevado la corrupción a su máxima expresión; donde el querer alcanzar la paz parece más una utopía; se necesita tener moral para aguantar tantas penalidades— es más que urgente una “escuela moral”.  No se debe olvidar: se educa con el ejemplo. El ejemplo lo transmiten los mayores, en este caso especifico, los padres de la patria: los legisladores y los gobernantes.

[1] Moral, definición, RAE.

[2] Defensoría del Pueblo, ¿una elección cantada?

[3] Terna de Iván Duque para la Defensoría del Pueblo se quedó sin Elizabeth Martínez

[4] Margarita Leonor Cabello Blanco

-.
0
301
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Síntomas morales?

¿Síntomas morales?

Nota Ciudadana
VIDEO: De la moral y otros demonios psicosociales

VIDEO: De la moral y otros demonios psicosociales

Nota Ciudadana
Colombia y una epidemia de legalidad como moralidad

Colombia y una epidemia de legalidad como moralidad

Nota Ciudadana
La ética y el inevitable egoísmo

La ética y el inevitable egoísmo