La tristeza de pasar el confinamiento lejos de casa

Elmer es originario de Arauca, aunque por sus estudios vive en Bogotá. Por estos días ha sufrido el dolor de extrañar a sus seres queridos, especialmente a su pequeño hijo

Por: Carlos Eduardo Fernández Mendoza
mayo 13, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La tristeza de pasar el confinamiento lejos de casa

Entramos a una cuarta etapa del confinamiento en Colombia. Algunos ya la veían venir, otros quizás no tanto. Pues bien, lo cierto es que la situación es bastante compleja y crece cada día más. Los interrogantes sobre qué sucederá y las luchas personales son el pan de cada día.

En mi posición de periodista pero también de estudiante pienso mucho en aquellos alumnos que siguen fuera de sus ciudades natales y que por causa de la pandemia actual no han podido regresar al seno de sus hogares, personas que como yo o como Elmer Forero acatamos las normas desde el principio y hoy estamos casi solos y lejos de quienes más amamos.

Elmer Forero es un joven araucano de 25 años de edad, estudiante de último semestre de ingeniería civil y uno de los ciudadanos que se tomó en serio el confinamiento desde el principio; esto lejos de imaginar los constantes alargamientos que se han tenido que hacer por el bienestar de todos y que le impidieron estar en la celebración del primer año de su pequeño hijo Emiliano.

“Claro que lloré, por más frío que sea, tengo sentimientos”, contestó Forero al preguntarle si había llorado el pasado tres de mayo por no haber podido estar con su hijo en su primer cumpleaños. Quizás mi pregunta sobraba o se respondía sola, pues a diario se puede ver en sus estados de WhatsApp fotos con Emiliano e imágenes alusivas al cambio significativo y positivo que ha traído la existencia de su pequeño. Pues bien, mi intención era más de escucharlo y hacerle saber que podía platicarlo conmigo, cosa que funcionó.

A medida que hablábamos, Forero confesó que estar en Bogotá lejos de su hijo y de su hogar lo ponía a pensar en muchas vainas: irse a su tierra en el corredor humanitario, viajar con ayuda de algún conocido e incluso hacerlo ilegalmente porque la plata se le agotó (como dijo él, “uno en Bogotá gasta mucha plata”). También me contó sobre algunos negocios que quería hacer una vez estuviera en Arauca porque la realidad actual es compleja: hamburguesas, arroz mixto y postres son parte del menú que tiene contemplado vender para contrarrestar la situación, la cual no solo está siendo complicada para él, sino para muchos de los que la estamos viviendo.

Así, durante nuestra conversación, pude notar que Forero en realidad sí cuenta con la experiencia para lo que piensa hacer, sobre todo cuando me confiesa dónde compra algunos productos y cuánto dinero se podría hacer al vender la comida ya preparada: “La carne que nosotros utilizamos la compramos en la finca, hay un señor que tiene una pesa y así nos sale más barata, allá se compra el kilo a $7.500 o $8.500, en cambio en Arauca está en $12.000”, “a veces me ahorro algunas carnes porque mi abuela me regala cuando mata en la finca”, “vendiendo unos 80 arroces uno puede sacarle hasta 500.000 libres, es buena la vaina”.

Finalmente, ustedes se preguntarán por qué escribo sobre esto. Pues bien, responderé con tres ideas que me conmovieron e hicieron que pensara un poco sobre la situación de otros estudiantes:

1. Realmente es muy jodido extrañar a quienes amamos y tener esa incertidumbre y zozobra de no saber si realmente los vamos a volver a ver con todo lo que está pasando.

2. “Querer es poder” dice un viejo político en mi pueblo. Cuando se tiene las ganas de salir adelante se busca la manera y las excusas desaparecen.

3. En Arauca sí que es muy económica la carne de res, ¡qué verraquera!

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
4804

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Aprovechemos la cuarentena para enseñar a pensar

Aprovechemos la cuarentena para enseñar a pensar

En redes
El infame atropello de un policía a una mama y su pequeña hija. VIDEO

El infame atropello de un policía a una mama y su pequeña hija. VIDEO

Nota Ciudadana
Un renacer moral, político y social

Un renacer moral, político y social

La bolsa o la vida

La bolsa o la vida