La trágica vida de un gay y miliciano de las Farc que quiso ser escritor

Fernando Molano murió de sida a los 36 años dejando escrito el conmovedor relato autobiográfico: Un beso de Dick. Esta será una de las sorpresas de la Feria

Por:
abril 27, 2019
La trágica vida de un gay y miliciano de las Farc que quiso ser escritor

Había que guerrearla. Para estudiar tenía que ayudarle a su papá en el taller de mecánica de los Molano en el barrio Egipto y luego ahorrar para los buses, las fotocopias, los libros que le exigían las carreras que estudió en la Nacional, Cine y Literatura, y los trasportes porque en el año 1984, después de estar cerrada 345 días, la Universidad dejó de ser lo que era: liquidó las residencias universitarias donde los estudiantes más pobres vivían y también buena parte de las cafeterías donde almorzaban gratis. Empezaba el plan para desmontar la Universidad Pública. El país era tomado por los carteles de la mafia. Acababa de morir el ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla y luego morirían miles.

Para colmo Fernando Molano Vargas no sólo era pobre sino que era un pobre gay. Era un pobre gay y contestatario. Creyó que el camino para cambiar el país era ser miliciano de las Farc. Estuvo ocho meses en la guerrilla pero se cansó de la homofobia de la izquierda, que es peor, por su doble moral, que la de la derecha. Fue discriminado, insultado, apartado. Su único consuelo era la máquina de escribir.

Era el alumno más raro de los institutos José Joaquin Caicedo y Nicolás Esguerra donde hizo la primaria. Era retraído, nunca le gustó el fútbol, ni los juegos de manos. Le gusta era leer. Después de que mataron a su abuelo materno, un viejo rico al que nunca conoció y que le dejó su fortuna a las hermanas de las Carmelitas Descalzas, lo único que les dejó fue unas revistas Life. Allí encontró un artículo hermosamente ilustrado sobre Oliver Twist. Nunca volvería a ser el mismo. El virus de la literatura se le metió en las venas.

Empezó a escarbar en bibliotecas pública de barrio y después en la Luis Ángel Arango y descubrió la obra de Dostoyevsky, de Joyce, de Tolstoi, de todos los Monstruos Sagrados y después fue un poco más abajo y se lee El Guardián en el Centeno, Los días azules de Fernando Vallejo y  Te quiero mucho, poquito, nada y otros textos de Félix Ángel y descubre un universo y una verdad que iba a ser un bálsamo a la soledad a la que parecía estar condenado: los gays en la literatura, en la Colombia de Pablo Escobar, también tenían voz.

Entonces escribió hasta sangrar. Escribió de día, de noche, sentado en el Freud, en los cafés de Teusaquillo, entre rumbas y jornadas extenuantes de trabajo, escribió sin esperanza, sin un papá que le dijera, “enciérrese y yo lo mantengo, haga obra que es lo único que queda”, sin un hermano como Theo, sin una esposa como la de Bolaño. Escribió en un acto suicida sin una malla de protección, como un trapecista borracho. Escribió hasta hacerse daño y, entre 1989 y 1991 terminó la única novela que publicó en vida, Un beso de Dick. La pudo publicar pero nadie se atrevía hasta que La Cámara de Comercio de Medellín le dio una oportunidad otorgándole el premio en 1992 y entonces pudo conocer que lo ayudó hasta donde pudo, como el entonces joven escritor y crítico de cine Hector Abad Faciolince.

Fue él quien en su lecho de muerte le alcanzó a llevar en febrero de 1998 su poemario Todas las cosas en los bolsillos. Dejó este mundo a los 36 años. Veintiún años después de su muerte, con la reedición que hace Seix Barral de Un beso de Dick, resucita una de las figuras juveniles de la literatura colombiana menos conocida. Una de las pocas entrevistas que dejó en vida es esta de veinticinco minutos semanas después de ganar su premio de novela en Medellín. Acá está este hombre de tierna voz que tan pocos conocieron:

-Publicidad-
0
10171
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
[VÍDEO] Vea aquí el trailer de la ultima temporada de Game of Thrones

[VÍDEO] Vea aquí el trailer de la ultima temporada de Game of Thrones

La confusa defensa de Uribe a las acusaciones de Aida Merlano

La confusa defensa de Uribe a las acusaciones de Aida Merlano

Nota Ciudadana
Seis claves para entender la deforestación en Colombia

Seis claves para entender la deforestación en Colombia

Nota Ciudadana
Coronavirus y TransMilenio, un posible apocalipsis rolo

Coronavirus y TransMilenio, un posible apocalipsis rolo