La trágica historia detrás del asesinato del líder del partido Farc

Alexander Parra jugaba dominó con sus amigos y compañera Luz Marina Giraldo,candidata al Concejo de Mesetas, cuando tres sicarios llegaron a asesinarla

Por:
octubre 25, 2019
La trágica historia detrás del asesinato del líder del partido Farc
Foto: Alexa Rochi

Luz Marina Giraldo se le había medido a tener un puesto en el Consejo de Mesetas, uno de los municipios donde operó por décadas el Bloque Oriental de las Farc, donde por décadas vivió Manuel Marulanda y el Mono Jojoy, del que formaban parte Luz Marina Giraldo y su compañero Roberto Fierro, quien formó parte de la guardia personal de Manuel Marulanda Vélez.

Los que lo conocieron recuerdan a Roberto Fierro como un hombre comprometido por la paz. Cada vez que había una cámara y lo entrevistaban hablaba de su proyecto ambiental dentro del Espacio Territorial y de Reincorporación "Mariana Paz" de Mesetas, Meta. Algunos que sabían de él desde sus años en las Farc no entendían la transformación. Cuando estaban en guerra no había guerrero más arrojado que Fierro. Su valentía le dio para ser en 1984, a los 17 años, uno de los guardias personales de Manuel Marulanda Vélez.

Cuando dejó el fusil junto a Luz Marina Giraldo, su esposa, otra convencida de las ventajas que puede traer el fin de la guerra, una mujer que quería seguir peleando pero desde el Concejo de Mesetas. Por eso había empezado su carrera política y en ese lugar, de tradicional dominio de las Farc, tiene los votos para llegar. Roberto Fierro no sólo dejó su fusil sino también su nombre de guerra, el nombre con el que fue miembro del frente séptimo de las Farc para llamarse como lo habían bautizado: Alexander Parra y ahora se había convertido en el representante del consejo de reincoporación, era la persona encargada de recibir representantes internacionales, religiosos y del gobierno que iban al ETCR.

Decían que las fiestas no eran las mismas sin él. Poseedor de un catálogo inagotable de chistes desde la época de la guerrilla en donde, como sucede en este video, literalmente le hacían rueda para escuchar sus anécdotas:

El entorno en la guerrilla no podía ser más machista. Alexander Parra era diferente, había dejado todo para apoyar a su esposa a llegar al Concejo. Era su sombra, su confidente. Pero todo terminó de forma abrupta en la noche del pasado jueves 24 de octubre.

Alexander Parra se encontraba con unos amigos del ETCR tomando unas cervezas y jugando dominó. Súbitamente apareció un grupo de encapuchados. En medio de la noche se notaba el brillo de sus armas. Llegaron preguntando por Luz Marina Giraldo, ella que estaba a unos metros del lugar, vio la reacción de su esposo que confrontó al grupo y también pudo ver como le dispararon tres veces al cuerpo. Aunque las primeras informaciones aseveraban que Giraldo había resultado herida, ella no alcanzó a recibir ningún balazo. Los escoltas de la candidata al Concejo no alcanzaron a reaccionar porque se encontraban descansando.

Aunque la estación de Policía está a menos de un kilómetro, las autoridades tardaron más de media hora en llegar. Las más de cien personas que viven en el lugar están en pánico, afirman que se sigue viendo a gente extraña merodear el lugar. Alexander Parra es el primer guerrillero que asesinan dentro de un ETCR.

Foto: Partido Farc

Foto: Partido Farc

 

-.
0
4701
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Familia de Álvaro Gómez califica la carta de las FARC como una farsa para exonerar a Samper

Familia de Álvaro Gómez califica la carta de las FARC como una farsa para exonerar a Samper

El otro proyecto productivo que les salió a las FARC

El otro proyecto productivo que les salió a las FARC

¿Se precipitaron las Farc?

¿Se precipitaron las Farc?

El pasado de los 16 senadores que se declararon impedidos para votar las objeciones a la JEP

El pasado de los 16 senadores que se declararon impedidos para votar las objeciones a la JEP