La tarde en la que el Ejército dejó a merced de los paramilitares a un periodista en Arauca

Diecisiete años después de que las AUC asesinaran a Efraín Varela Noriega en Caño Limón, la XVIII Brigada pidió excusas públicas por la complicidad en este crimen

Por:
septiembre 19, 2019
La tarde en la que el Ejército dejó a merced de los paramilitares a un periodista en Arauca

Era un viernes 28 de junio del 2002. Efraín Varela Noriega tenía un dilema, asistir a una audiencia en Bogotá o asistir al grado de una de sus alumnas de la Universidad Nacional con sede Orinoquía. Optó por lo segundo a sabiendas de que en Arauca su cabeza tenía precio. Desde que fundó la emisora Meridiano 70 a comienzos de los años 90 la vida se le torció a este abogado y periodista. Desde su noticiero, Actualidad Informativa de Arauca, emprendió una cruzada contra los políticos más corruptos del departamento, además de lo permeada que estaba esa sociedad por los narcos y los paramilitares. Desde sus clases en la Universidad Cooperativa de Colombia también exhortaba a sus alumnos a pensar, a cambiar el orden establecido, a tomar conciencia de que lo peor que le había pasado a la tierra araucana era su riqueza. Todo se lo robaban, de la bonanza solo quedaban los mendrugos y los muertos. Era una piedra en el zapato para los poderosos.

Nacido en Ciénaga, Magdalena, llegó siendo un adolescente a Arauca y se apropió del dialecto, de las costumbres y se enamoró de Evelyn Valbuena Camejo, su esposa, la única guerrera que lo acompañaría en la cruzada por la honestidad que terminaría con su muerte. Tenía tres hijas que lo admiraron profundamente hasta el punto que no sólo lo consideraban su papá sino que lo llamaban con el sobrenombre con el que todo el mundo lo llamaba: Doctor. Ellas ayudaban en la emisora y también se unieron a la necesidad de informar así el mal desatara sus poderes contra ellos.

No importa si eran paras o eran las Farc, Efraín estaba al pie del cañón soportando intimidaciones tan graves como la vez que le pusieron una bomba a Radio Caribabare de Saravena, la primera emisora en la que trabajó. Se salvó de milagro, de la estructura solo quedó el polvo y un panfleto puesto después de la explosión en donde le exigían abandonar Arauca. En ese momento no le quedó de otra.

La familia tuvo que irse arrimada a donde uno de sus hermanos a Bogotá. Fueron cuatro años donde Efraín Varela intentaba conseguir garantías para su seguridad, pero nadie lo escuchaba. Regresaron en 1998 a Arauca y en ese momento ya no mandaban las Farc y el ELN sino el Bloque Vencedores de las Autodefensas Unidas de Colombia. Con su emisora, Meridiano 70, decía al aire lo que todos sabían: que existía un lazo de complicidad entre este grupo militar y la XVIII Brigada.

Fueron cuatro años de acoso, de asfixia, cuatro años de súplicas a los gobiernos de Ernesto Samper y de Andrés Pastrana y nadie lo escuchó. Los peores temores se cumplieron en la mañana del 28 de junio del 2002. Cuando regresaban por la Vía Caño Limón descubrieron que el punto de control que siempre ponía la XVIII Brigada no estaba. Como reconoció el Ejército en las excusas públicas que el 19 de septiembre del 2019 le ofreció a sus hijas y a su esposa “Para el día de los hechos, el dispositivo militar de seguridad fue retirado del lugar donde acostumbraba a permanecer, siendo este un importante corredor de movilidad, razón por la cual el Consejo de Estado reconoció que el asesinato fue facilitado por esta Unidad Militar”.

Lo que se encontraron fue con el retén que había puesto el Bloque Vencedores. Lo sacaron del carro, a Evelyn y a su cuñado Nicolás Valbuena los dejaron ir. Sin embargo Nicolás no quería dejar ir a Efraín y se opuso de tal manera que los paramilitares casi lo matan. A Efraín se lo llevaron y duró dos días perdido hasta que lo encontraron. Tenía 52 años.

Tuvieron que pasar 13 años, hasta el 18 de diciembre del 2015, para que el Consejo de Estado le ordenara pagar 2.600 millones de pesos al Estado Colombiano. Solo cuatro años después de la orden el Ejército presentó excusas públicas por el crimen con esta declaración:

EXCUSAS PÚBLICAS

El Comando de la Décima Octava Brigada, adscrito a la Octava División del Ejército Nacional, ofrece excusas públicas por el homicidio del señor Efraín Alberto Varela Noriega e informa a la opinión pública que:

1. El Honorable Consejo de Estado Sala de lo Contencioso Administrativo profirió la sentencia n° 07001233100020010016200 de fecha 29 de octubre de 2015, donde se halló responsable a la Décima Octava Brigada de su complicidad por el asesinato del señor Efraín Alberto Varela Noriega.

2. El lamentable asesinato que estuvo relacionado con las denuncias de la víctima a través de un medio de comunicación sobre las censurables relaciones de algunos integrantes de las Fuerzas Militares y las autodenominadas autodefensas unidas de Colombia, ocurrió el 28 de junio del año 2002 en el kilómetro 5 en la Vía que del municipio de Arauca conduce al interior del departamento del mismo nombre, a manos de miembros de las extintas AUC.

3. Para el día de los hechos, el dispositivo militar de seguridad fue retirado del lugar donde acostumbraba a permanecer, siendo este un importante corredor de movilidad, razón por la cual el Consejo de Estado reconoció que el asesinato fue facilitado por esta Unidad Militar.

4. En este sentido, la Nación, el Ministerio de Defensa y el Ejército Nacional a través de la Décima Octava Brigada, ofrecen excusas públicas por este asesinato que causó una pérdida irreparable al interior de la familia de la víctima y para la sociedad araucana, pues el señor Efraín Alberto Varela Noriega fue una figura pública bastante reconocida y querida por los habitantes del Departamento, por lo que expresamos nuestra solidaridad.

5. Con este acto, donde la Décima Octava Brigada reconoce sus errores y pide perdón, se pretende no sólo cumplir con una medida de satisfacción, sino reconstruir el tejido social y las relaciones entre individuos e instituciones para lograr la reconciliación, a la vez que se reitera el compromiso indeclinable que tiene el Ejército Nacional para velar porque esta clase de hechos no se repitan en el futuro, así como la condena que se hace a esas repudiables conductas que en nada se ajustan a los lineamientos e ideales del sector defensa.

-Publicidad-
0
4000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Competencia desleal en la distribución de energía en Arauca

Competencia desleal en la distribución de energía en Arauca

Nota Ciudadana
Fallos de la Procuraduria que nunca llegaran Arauca

Fallos de la Procuraduria que nunca llegaran Arauca "La tierra del Olvido"

Nota Ciudadana
¿Regresa el paramilitarismo en Colombia?

¿Regresa el paramilitarismo en Colombia?

El Congresista atornillado al puesto que por ley no puede ocupar

El Congresista atornillado al puesto que por ley no puede ocupar