La tapa plástica del supuesto vaso de Starbucks en GOT que nadie vio

Por la familiaridad del sector cafetero con la sostenibilidad ambiental, las cafeterías, su canal más visible, deben dar ejemplo y desestimular los plásticos de un solo uso

Por: Felipe A. Quesada
Mayo 17, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La tapa plástica del supuesto vaso de Starbucks en GOT que nadie vio

Hace poco todo mundo habló de la aparición por descuido de un supuesto vaso de Starbucks (HBO aclaró luego que no era de esa cadena) en uno de los últimos capítulos de la serie Game of Thrones, pero pocos repararon en un problema persistente en la industria global del café: la tapa plástica que se sigue empleando para esos vasos.

Y Colombia no es la excepción. Aunque ha habido esfuerzos para erradicarlo, aún es mucho el plástico de un solo uso que se ofrece en forma de tapas de vasos para café, pitillos, vasos para granizados o jugos, cubiertos, botellas, envases y otros recipientes.

En el caso de Tostao, aunque con precios accesibles ha contribuido a elevar el consumo de café colombiano (algo positivo), en las tiendas de esta cadena, la más rezagada en materia ambiental, el despilfarro de plástico deja mucho que desear.

En Juan Valdez, esfuerzos meritorios han llevado a que en las tiendas las tapas para vasos de café ya no estén a la vista (para desestimular su consumo), los mezcladores son de madera (material biodegradable) y los pitillos, aún de plástico, buscan ser gradualmente reemplazados por unos de cartón. No obstante, los recipientes de sándwiches, vasos de granizados, yogures y la mayoría de botellas de agua y jugos siguen siendo de plástico (algunas son de vidrio, material mucho más reciclable). Otro gesto meritorio es que esta cadena recurre a empresas recicladoras para aumentar el reciclaje, pero esa práctica sólo funciona para el plástico que no sale de sus tiendas, no para el que el cliente se lleva.

En Café Quindío los mezcladores ya son de madera (biodegradables), las tapas de los vasos de café y los pitillos no están a la vista, pero los vasos de granizados, los empaques de panadería y las botellas de agua siguen siendo de plástico.

En Starbucks, aunque las tapas blancas de los vasos de café no están a la vista, siguen siendo de plástico (polipropileno). También lo son los recipientes en que ponen la panadería y pastelería para llevar, y los vasos con tapa redonda de los jugos de naranja. Los mezcladores ya son de madera, pero los pitillos siguen a la vista.

En el caso de Oma, los mezcladores y los pitillos son de plástico y están a la vista. Aunque los pitillos dicen ser oxodegradables, cabe aclarar que mientras no sean enteramente biodegradables (a base de yuca, almidón de maíz o bagazo de caña) simplemente se convierten en microplásticos. Los envases de gaseosas, aguas y jugos también son en su mayoría de plástico.

En el último lugar de la escala está lamentablemente la más nueva de todas: Tostao. Esta cadena es la que más dilapida plástico, pues además de tenerlos a la vista (lo que incentiva el uso indiscriminado por parte de los clientes), tanto sus tapas blancas de vasos para café como sus cubiertos y mezcladores son de plástico, además de los recipientes de wraps, ensaladas, postres refrigerados, yogures y botellas de jugos y gaseosas (sólo algunas son de vidrio). Los pitillos son los únicos que no están tan a la vista.

Dado que los clientes en su mayoría siguen siendo consumidores muy inconscientes, las mismas cadenas, bajo el concepto de responsabilidad extendida y economía circular, deben impulsar más decididamente un consumo ambientalmente más responsable y sostenible y desestimular malos hábitos que son irracionales y hasta mecánicos, como en el caso de las tapas de vasos para café ofrecidas a la vista.

Para estas tapas plásticas de vasos para café y los pitillos, todas las cadenas podrían perfectamente reemplazarlos por los de cartón. Para las que aún ofrecen mezcladores de plástico (Oma y Tostao), deben reemplazarlas urgentemente por los de madera reciclada, entre otras alternativas para un consumo ambientalmente más responsable.

Ante las pésimas políticas de separación en la fuente y recolección diferenciada que prevalecen en el país, el plástico de un solo uso debe desestimularse lo más posible, pues se utiliza unos minutos, pero permanece en el ambiente, incluso en forma de microplásticos, hasta por siglos.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
293

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Otra Hidroeléctrica en Santander reducirá el cauce del río Fonce

Otra Hidroeléctrica en Santander reducirá el cauce del río Fonce

Nota Ciudadana
¿Quiénes son los culpables?

¿Quiénes son los culpables?

Trump aplasta las políticas de Obama que buscaban frenar el cambio climatico

Trump aplasta las políticas de Obama que buscaban frenar el cambio climatico

Nota Ciudadana
Además de los chigüiros, otros animales mueren

Además de los chigüiros, otros animales mueren