La soledad de Maradona

"Teniendo dinero y fama es difícil saber a quién realmente le importas más allá del vulgar intercambio del toma y daca en el que cada cosa tiene un precio"

Por: Héder Jiménez Lobo
noviembre 30, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La soledad de Maradona
Foto: Facebook @diegomaradona

No hay padecimiento más terrible que la soledad. La muerte es el supremo instante en el que estamos solos. No se muere acompañado, ni se acuerda con otros para morir.

Cada molécula y cada partícula por su cuenta, infinitamente sola, irá a vaya usted a saber dónde.

Esa muerte, como el fin de la vida, que nadie ha podido descifrar y la que tarde o temprano nos veremos abocados, de alguna forma nos consuela por ser unánime.

Pero hay una forma de muerte más terrible y cruel... Morir en vida.

No se pudren nuestras vísceras ni nuestras carnes, pero algo poco a poco carcome, desgasta, diluye y arrasa sin misericordia hasta hacernos desaparecer el alma y las ganas de vivir.

Diego debió sacar cuentas desde el momento en el que empezó a irse de a poco. Teniendo dinero y fama es difícil saber a quién realmente le importas más allá del vulgar intercambio del toma y daca en el que cada cosa tiene un precio. Él lo sabía.

Asomarse a la calle y ver los buitres colgados en las líneas y los ventanales debió ponerlo triste. Al principio, lo negó para consolarse y para darle una oportunidad a la bondad, pero no. Tenían garras y ojos inyectados, fijos en él, esperando a que diera un signo o una señal de querer morirse de verdad.

Lo imagino intentando esconderse de su propia furia, de sus desmanes, de sus desaciertos, ¿pero cómo puede uno esconderse de sí mismo?

Él sabía, que vivo o muerto, gordiflón o demente, era una deliciosa carroña y cada paso de su ballet mortal era seguido y minuciosamente escudriñado. Diego no tendría escapatoria.

En un intento de escabullirse y querer engañar a la rapiña, Diego empezó a morir esforzándose para desdibujar su figura, pero hubo un error de cálculo que creyó minúsculo y no le quiso dar importancia.

Era Maradona... y eso, eso, eso lo llevaba consigo, más allá de la desaparición de sus huesos.

-.
0
600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¡Hasta pronto, barrilete cósmico!

¡Hasta pronto, barrilete cósmico!

La tarde en la que Maradona se desilusionó de Juan Pablo II

La tarde en la que Maradona se desilusionó de Juan Pablo II

Nota Ciudadana
Ha muerto el mejor futbolista de todos los tiempos

Ha muerto el mejor futbolista de todos los tiempos

Maradona y sus enredos con la mafia de Nápoles: su confesión

Maradona y sus enredos con la mafia de Nápoles: su confesión