Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

La soledad de Clara López en el Polo

Su partido le cobró la decisión de entrar al gobierno Santos con un aislamiento que se volvió insostenible forzando su decisión de renunciar

Por:
Abril 18, 2017
La soledad de Clara López en el Polo

Cuando Clara López aceptó reemplazar a Luis Fernando Garzón  en el ministerio del trabajo hace un año largo, se jugó su suerte. Habia decidido entrar a formar parte del  gobierno Santos en la misma línea en que había adherido, bajo la bandera de la paz, al candidato Juan Manuel Santos en la segunda vuelta en las elecciones presidenciales del 2014. Dos millones de votos de la izquierda que contribuyeron a su reelección.

El debate interno dentro del Polo se encendió y el ala dirigido por el senador Jorge Enrique Robledo siempre se opuso a aceptar de Santos. Finalmente Clara, en ese entonces presidenta del Polo renunció y aceptó ocupar el cargo a titulo personal y no en representación del partido. La fisura creció y los comportamientos del gobierno frente a decisiones concretas frente a los sectores populares y últimamente el apoyo del Presidente al ataque bélico de Donald Trump a Siria profundizaron las diferencias.

Lo que ha sucedido desde entonces demostró que los segundos tenían razón. Clara no ha podido imponer su ideología y ha tenido que apoyar demasiados puntos de la política de Juan Manuel Santos que son diametralmente opuestos a el ADN del Polo. Cuando decidió aceptar el ofrecimiento, ella y sus entonces aliados creyeron que, respaldada por sus 2 millones de votos en las elecciones presidenciales, tendría voz y voto. Pero con cada espaldarazo al gobierno, Clara perdía apoyos dentro de su partido.

El recorte en la seguridad de las madres comunitarias, el apoyo y la implementación para el ingreso de Colombia a la OCDE, la poca incrementación del salario mínimo, entre otros, han minado su respaldo interno. Pero la cereza que derramó la copa fue el apoyo de Santos a Trump en los bombardeos a Siria, un tema sensible en un partido de izquierda con visiones anticapitalistas e imperialistas. Hoy Clara mira para ambos lados, y solo ve estelas y fantasmas. A todo esto hay que sumarle el escándalo de corrupción de Odebrecht que tiene en el epicentro al Santos, y que Jorge Enrique Robledo está decidido a no dejar ue pase desapercibido. Con esto, Clara y Robledo están más lejos que nunca.

La última oportunidad que Clara tuvo de seguir siendo la fuerza que era dentro del Polo la perdió cuando se negó a aceptar la candidatura de Robledo. Alejandro Ocampo, ficha de Clara, el día después incluso dijo que demandarían la elección del Polo. Iván Cepeda y Alirio Uribe, la otra corriente del Polo, tácitamente aceptaron la candidatura como apuesta del Polo por la continuidad del Proceso de Paz. Esto dejó a una ya maltrecha Clara sin la fuerza necesaria para hacer la oposición sola. y a Robledo como candidato presidencial.

El Polo es un partido con decenas de microorganismos vivos dentro. Tiene líneas ideológicas y tiene grupos que solo se mueven en temas sociales. Esto le ha costado poder moverse con un norte fijo y alcanzar un mayor poder, pero le ha permitido permanecer fresco y diverso. Pero generalizando se pueden ver 3 líneas mayoritarias; Clara, Robledo, y los intermedios.

Robledo es la cabeza del MOIR. Fue un grupo que parecía minoritario durante mucho tiempo, pero tiene historia y presente. Nace siguiendo los postulados de Mao Zedong, en sus inicios condenaba la lucha política creyendo solo en una revolución armada. Con el tiempo fueron moderando este concepto y hoy se caracterizan por las posturas socialistas que están en contra de la explotación de Colombia por potencias extranjeras. Hoy el MOIR es especialmente fuerte en las Universidades, donde el Polo es casi sinónimo del MOIR. Por eso Jorge Enrique Robledo tiende a ser recibido en la mayoría de universidades públicas entre aplausos, masas e interminables filas para tomarse una foto.

Por otro lado hubo una opción que la representó Iván Cepeda. Él es uno de los políticos mejor recibidos por la opinión pública, al que se le reconoce la rigurosidad en su trabajo en el Congreso. Ha tenido dos momentos álgidos en su carrera: el debate contra el recién posesionado senador Álvaro Uribe, y las negociaciones con las FARC. En algún momento sonó como para ser el candidato del Polo a las presidenciales, pero su estructura política es muy joven y no pudo con la de Robledo. En la actualidad aceptaron la candidatura de Robledo para presidente y se distanciaron de Clara cuando ella aceptó el cargo como Ministra de Trabajo.

Por su lado Clara viene de un grupo llamado Polo Social, que estaba compuesto por varias pequeñas organizaciones políticas y sociales, pero que se fueron deslindando de Clara por lo que mencionado anteriormente. Hasta hoy, su último día en el partido, Clara había quedado con tres escuderos: Senén Niño Avendaño, senador; Alejandro Ocampo, directivo del partido y el concejal Venus Albeiro Silva. Una soledad que sin duda forzaron su renuncia a buscar nuevos aires en la vida política

Publicidad
0
2223
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El Cartel de Sinaloa del Chapo Guzmán, manda en Tumaco

El Cartel de Sinaloa del Chapo Guzmán, manda en Tumaco

Con la ayuda del Clan del Golfo y de la disidencia de las Farc, los mexicanos manejan el 20% de las 190 toneladas de coca que se saca del puerto al año
Tito Aldemar Ruano, ¿un exguerrillero de las Farc o el narco más grande de Tumaco?

Tito Aldemar Ruano, ¿un exguerrillero de las Farc o el narco más grande de Tumaco?

La Policía sacó en helicóptero a este hombre considerado por el gobierno un colado en la lista de las Farc. Romaña dice que es un miliciano querido con 20 años de militancia
Se le acabó la fiesta en Buenos Aires a la esposa y a los hijos de Pablo Escobar

Se le acabó la fiesta en Buenos Aires a la esposa y a los hijos de Pablo Escobar

María Victoria Henao, sus hijos Juan Pablo y Manuela, llevaban 20 años con identidades nuevas y tranquilidad, pero un proceso por lavado de activos los enredó
Las razones de la Corte Suprema de Justicia para investigar a Alejandro Ordóñez

Las razones de la Corte Suprema de Justicia para investigar a Alejandro Ordóñez

Las mismas pruebas con las que el Consejo de Estado lo destituyó, ahora son la base de la investigación que se le puede ir honda