La sociedad teñida de azul

"Creo que hemos superado niveles de hipocresía y cinismo al alarmarnos por el suicidio de jóvenes incitados por un juego, pero que a su vez somos artífices indirectos"

Por: Diego Pérez *
mayo 08, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La sociedad teñida de azul

“En un mundo tan enfermo, la cura es automutilarse”.

No pretendo desatar polémica con la siguiente nota, simplemente deseo expresar mi punto de vista ante la “amenaza” que los jóvenes estamos expuestos.

¿Por qué motivo un joven decide quitarse la vida?, ¿qué induce a que entremos en juegos enfermos que promueven la automutilación y el masoquismo?, ¿acaso hemos llegado a tal punto de descomposición que es sano limpiar la sociedad de las posibles amenazas futuras? Estas y muchas otras cuestiones deben analizarse cuidadosamente y no ser ligeros en emitir juicios que estén en pro o en contra de aquellos que están involucrados en esta situación.

Soy un estudiante de ingeniería en sistemas que actualmente poco o nada le interesan asuntos sociales, pocas veces veo noticias y la falta de información crea una burbuja que me permite mantener un buen desempeño académico, sacrificando así, aspectos culturales, sociales e inclusive políticos. Sin embargo, a razón de la gran cantidad de noticias referentes a la ballena azul, y al boom que ha desatado en las redes sociales, quiero brindar otro punto de vista a tan famoso “juego”.

Somos una sociedad enferma, somos una sociedad sádica, pero sobre todo somos una sociedad morbosa, me incluyo en ella porque pertenezco a grupos de redes sociales donde “El humor negro” es la perfecta excusa para revelar el desprecio, la falta de ética y valor que tenemos los jóvenes de hoy en día. ¿Qué hace que aún esté en estos grupos? La respuesta es que yo también soy así, también me burlo de la desgracia ajena, disfruto de los finales felices (irónicamente son los más trágicos), soy solo otra manzana echada a perder que hace parte del selecto grupo de los únicos y diferentes, de universitarios demasiado intelectuales como para tener empatía o respeto ante la tragedia humana. El futuro del país somos nosotros, la sociedad donde celebramos suicidios, donde nos burlamos de situaciones trágicas y donde incitamos a que esta situación continúe.

Como dije inicialmente, mi objetivo no es crear polémica, y estoy seguro que mi opinión solo representa una pequeña parte de los jóvenes. No obstante, esa pequeña parte también merece ser escuchada, y aunque no pretendo representar o ser vocero de alguien, bienvenidas sean las mentes incomprendidas que están de acuerdo con mi opinión.

Creo que hemos superado niveles de hipocresía y cinismo al alarmarnos por el suicidio de jóvenes incitados por un juego, pero que a su vez somos artífices indirectos de tan polémico hecho. Si bien mi carrera  no se enfatiza en aspectos sociales (ni siquiera los mencionan superfluamente) he tenido la oportunidad de entender cómo funciona una sociedad desde el punto de vista sistemático, los sistemas tienden al equilibrio y siempre tienen un grado de entropía, la auto-regulación es una de las características que permiten los componentes del sistema se relacionen armoniosamente, cierto nivel de caos y desorden es necesario. Si las muertes son necesarias, los genocidios y los psicópatas también, ¿por qué esta clase de juegos no lo va a ser?, ¿qué tiene esto de novedoso en comparación con el acoso escolar o bullying?, ¿es necesario que se derrame sangre azul en pro del desarrollo y la salud de la sociedad?

Como amante del buen cine, he tenido la oportunidad de ver películas con fuerte temática social, otras que, si bien no la tocan tanto, por el hecho de ser comercial y tener contenido con un alto grado de escenas sangrientas, ha llegado a mas cantidad de espectadores que las que se tenía previsto inicialmente. Particularmente quiero referirme a la secuela de Saw (la cual debido a su gran acogida actualmente está en espera de la versión 8), esta película no difiere mucho del juego de la ballena azul, la única diferencia era que existía la posibilidad de no morir, pero, ¿a causa de qué?, ¿valía la pena continuar viviendo, luego de estar obligados a cometer una seria de actos barbáricos? La trama de la película no es poco trascendental, y a menos que el espectador desvíe la mirada hacia las escenas grotescas, se puede aprender mucho, básicamente yo aprendí algo valioso: “estamos literalmente jodidos, tanto como espectadores como miembros de la sociedad”, “somos lo que en palabras del creador del juego: desechos biodegradables”

Quizás el motivo del joven que inició con el juego no sea del todo malo, quizás hasta fines altruistas pudiese tener. Sin embargo, la sociedad no está preparada para ser sincera, no está preparada para afrontar una amarga verdad. Lo que no sirve estorba, lo que no aporta corrompe, y el espacio, la comida y los beneficios de otros, significan menos para otros que realmente lo merecen. ¿Acaso hacernos los de la vista gorda es la solución?, ¿somos conscientes de que existen métodos que pueden ayudar a la preservación de nuestra dañada especie? No hay lugar para los débiles, y en caso de serlo, debemos afrontar bien el cambio, la transición, cambiar de una cultura de valores, de familia a algo un poco más laxo, algo como redes sociales de humor negro, suicidio y donde todos indirectamente nos bañamos y beneficiamos de la sangre de ballenas.

Este tema abarca muchos aspectos que en una nota no es posible tratar puesto que se extendería demasiado. No obstante, quiero dejar una invitación a los entes universitarios y a la sociedad en general a abrir espacios para debatir y brindar distintos puntos de vista sin temor a ser juzgados o estigmatizados por pensar diferente. Por mi parte apoyo la ballena azul y el suicidio, porque los recursos son limitados y la sobrepoblación me afecta de forma más directa que el estado de ánimo de un recurso ocioso para la sociedad, un recurso que juega el juego de la ballena azul.

*Nombre cambiado a petición del autor

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
750

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Arte y poesía: a la caza de la ballena azul

Arte y poesía: a la caza de la ballena azul

Crecen los suicidios de jóvenes en Bogotá

Crecen los suicidios de jóvenes en Bogotá

"Antes de suicidarse mi hija me preguntó si existían las ballenas azules"

Nota Ciudadana
El descuido de los padres: alimento para la ballena azul

El descuido de los padres: alimento para la ballena azul