La situación en el Quindío parece un chiste de mal gusto

"El actual gobernador y cura católico Carlos Eduardo Osorio no quiere sacar al departamento de la pobreza"

Por: Benjamín Riveros González
abril 04, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La situación en el Quindío parece un chiste de mal gusto

Caminar por las calles de Armenia y los demás municipios del departamento más pequeño de Colombia, es sin duda un gran reflejo de la influencia Católica Romana en la infraestructura y pensamiento de esta región. Y es que no hay mejor ejemplo para evidenciar el contenido de esta brusca religión, sino este lugar, en donde es difícil estudiar en un colegio público o privado que no impoga valores católico-cristianos a sus estudiantes desde pre-escolar (¡5 añitos de edad!).

La influencia de la bochornosa creencia de la culpa y pecado desde la cuna, la hipocresía de la iglesia y sus posiciones sobre aspectos vitales para el desarrollo social comunitario han hecho mella. Los espacios culturales, educativos y  en la mayoría de familias, son diariamente reemplazados por eucaristías, dándole explicación a sus más grandes preguntas sobre el universo y el hombre, únicamente a través de una eucaristía. La inexistente infraestructura cultural y científica, además de la casi total ausencia de  distintos tipos de parques públicos de mediana o alta calidad, asi como la total ausencia espacios abiertos o cerrados no religiosos para niños y jóvenes, vulnera los derechos más básicos de los ciudadanos que nacen en esta región.

La policía del departamento está al servicio del capricho de los dirigentes católicos. Su obrar es violento y prejuicioso. Se maltrata a los jóvenes desde todos los puntos de vista. Y es que no soportan que pequen de esa manera, que sean desobedientes y no hagan caso al sermón. Se pasa por la faja a los consumidores de Cannabis, sin respetar las sentencias de la Corte Constitucional sobre dosis personal. Se persigue a quien no cree en Dios, con insultos y hasta amenazas. Todo esto, es una clara realidad que se vive diariamente en los municipios.

No es una sorpresa que el clientelismo domine a las instituciones como por ejemplo la Corporación Regional del Quindío (CRQ), Contraloría entre otras, si tenemos en cuenta que la confianza en los científicos es nula y la superstición total. En este sentido, ¡No les importa quién ocupe los cargos! Mientras sea mi amigo, lo beneficio, en mi torpe y católica intención de ser "bueno" con mis semejantes sin pensarlo un poco.

parque infcur

La corona de esto, sin duda, es la recién elegida Gobernación católico romana. Esto inevitablemente iba a pasar, pues a qué otra persona quisieran elegir los quindianos, después del estrecho embudo ideológico al que están somentidos. Carlos Eduardo Osorio, recién elegido Cura católico, no quiere sacar al departamento de la pobreza. No porque no esté preparado académicamente para ello, sino por que simplemente, no desea hacerlo. Están muy claras sus intenciones con el departamento, por su puesto su plan de gobierno es demagógico y populista, sin embargo, él no quiere otra cosa más que hacer sus caprichos una realidad en el departamento. En su logotipo de plan de gobierno, sólo en ese pequeño detalle, ha pisoteado a aquellos que no comparten su creencia: "QuinDíoSí", una extraña jeringonza resultado de la mezcla entre las palabras: Quindío, Dios y Sí. El cargo público más importante del departamento es una broma, pesada y oscura para los quindianos, elegida por ellos y próximamente en su espalda, con cifras negativas en todos los sentidos: económico, social, ambiental e intelectual.

¿Qué vendrá después?

 

-.
0
5071
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La pelea por la Contraloría en el Quindío

La pelea por la Contraloría en el Quindío

Panaca, al borde del abismo

Panaca, al borde del abismo

Nota Ciudadana
Retratos en la penumbra

Retratos en la penumbra

El rey del chance en Quindío, se va con Horacio Serpa

El rey del chance en Quindío, se va con Horacio Serpa